INTERNACIONALES / Notas
Un gesto que lo enaltece
5/12/2017(A Pleno Rugby)
El gigante segunda línea de los All Blacks, Sam Whitelock, decidió rasurarse la cabeza y la barba para llevar adelante una obra benéfica que busca recaudar 100.000 dólares para ayudar a una niña de siete años que perdió a su madre por cáncer. Los Wallabies contribuyeron a la causa e hicieron llegar su donación.
Apoyado en los valores que pregona este deporte y en su desinteresada solidaridad para dar sin pedir nada a cambio, Sam Whitelock decidió cambiar radicalmente su perfil y se afeitó tanto el pelo como la barba para sumarse al proyecto del ex gerente de logística de los All Blacks, Kevin Carr, quien padece cáncer terminal.


Carr tiene cáncer de páncreas y a lo largo de estos años formó una Fundación para ayudar a la gente que lucha directa o indirectamente contra esta enfermedad. Lo curioso del caso es que esta donación de dinero no es para él, sino para una niña de siete años que perdió a su madre por cáncer de mama.

“Tomé conocimiento que alguien siempre podía estar peor que yo. Eso fue una motivación adicional para superar esos tiempos difíciles y poder contribuir”, aseguró Carr.

Whitelock, en la misma sintonía, comentó: “Mi pelo y mi barba fueron rasurados por una causa noble. Karr fue diagnosticado de cáncer, pero no dejó que eso lo deprima. Fue y encontró a esta niña y se ganó su confianza para recaudar 100.000 usd por ella”, destacó el rugbier que valoró el gesto de los Wallabies haciendo llegar una contribución de 500 usd para la misma causa.
Por: A Pleno Rugby
Foto: Instagram
Otras Noticias