SUPER RUGBY / Jaguares
La vara que se eleva
18/3/2017(A Pleno Rugby)
Afianzándose partido a partido, Jaguares cumple y dignifica no sólo con buenas producciones en conjunto, sino con rendimientos parejos en lo individual: el hat-trick de Moyano, la regularidad de Matera y el sobrio debut de Kremer, de lo mejor. El análisis, uno por uno. Crónica. Fotos. Raúl Pérez. Cordero.

1 – Santiago García Botta: tarea fina, ordenada y criteriosa para afirmarse en un scrum en el cual tuvo las de ganar. Sufrió la rigurosidad del árbitro, quien le sancionó un par de infracciones. Se largó a jugar y no le esquivó al bulto: seis tackles.

2 – Agustín Creevy (cap):
la vara alta siempre de su lado. Prolijo, constante, líder, comandando el maul y manejando con criterio el line. A su vez, aportó rigurosidad defensiva y se retiró exhausto bajo la habitual ovación juegue bien o juegue mal.



3 – Felipe Arregui: por si se dudaban de sus capacidades, en uno de los primeros scrums del partido, arremetió con personalidad, se golpeó el pecho y festejó lo que terminó siendo una buena tarde para él. Con confianza.

4 – Marcos Kremer:
debut como titular y nervios de acero para un pibe que todavía es eso, un pibe. Polenta, ganas, actitud y una sobria producción en el contacto, con tackles contundentes que lo erigieron como uno de los puntos más altos en el rubro.

5 – Matías Alemanno: uno de los que más continuidad y rendimientos parejos viene teniendo, no desentonó en las alturas ni en el juego suelto, donde hizo valer su potencia y su fuerza de piernas como para marcar un try.

6 – Pablo Matera: fuerza y tracción para encarar rivales, poner a los suyos adelante y acrecentar su figura. Otra actuación por encima de la media, más calmo y sereno. En resumidas cuentas, la madurez de su lado.

7 – Tomás Lezana: el socio ideal de Matera para formar un tándem que mete miedo y hace que cualquier adversario piense mejor sus opciones. Sacrificio, entrega, golpes, hombrazos y brazos como tenazas para tacklear.

8 – Leonardo Senatore:
sin demasiadas estridencias, debió enarbolar la bandera de la defensa y fue uno de los más destacados para tacklear e involucrarse en cada reagrupamiento. Salidas limpias y rápidas desde el scrum.

9 – Gonzalo Bertranou:
no necesitó sacar a relucir su innato talento y las cualidades que lo hacen acreedor del puesto por el momento, pero de igual forma condujo con maestría, precisión y templanza. Manso y tranquilo.



10 – Juan Martín Hernández: le sobran las ganas y las pilas para jugar, divertirse y disfrutar. Se calzó la camiseta que mejor le sienta -y más le gusta en lo personal-, cumplió con certeros envíos a los palos y manejó los hilos con el guante de su pie derecho.

11 – Santiago Cordero: en un partido en el cual se abrieron un montón de espacios que bien pudo haber aprovechado por sus características, debió salir ni bien comenzado el partido producto de un golpazo en la cabeza. Nada grave.

12 – Jerónimo de la Fuente: muralla defensiva, es siempre una constante para fajarse de lo lindo contra cualquiera. Al igual que los demás, recaló en un pozo y no alcanzó a desatarse en la faz ofensiva.

13 – Matías Orlando: una fija, una garantía a la hora de defender, bancar la parada, tacklear, jugársela en el uno contra uno. A eso, le complementa arranques en ataque (asistencia a Moyano). Una grata irrupción que se acomoda a las necesidades.

14 – Ramiro Moyano: invitado a ser partícipe de las mejores acciones en ataque para los Jaguares, sobre todo en el primer tiempo, se despachó con un triplete que encaminó y cerró el resultado. Lo que a todo wing se le pide: poder de definición.



15 – Joaquín Tuculet: el más claro para jugar desde el fondo de la cancha y explotar los resquicios del rival. Se asoció con determinación, fue uno de los que más metros recorrió y también utilizó la patada estratégica. Bien en su especialidad, el juego aéreo.

16 – Julián Montoya: capitán por capitán. Entró por su inspiración en el puesto -Creevy- y aportó nuevos aires para la primera línea. Buenos tackles, proyección en el lanzamiento del line y buen suelto también.

17 – Lucas Noguera Paz: a nueve materias de recibirse de médico, el tucumano es una de las ruedas de auxilio más confiables. Actitud y firmeza. Sobre le chicharra, se acopló al resto para empujar hasta el try-penal.

18 – Ramiro Herrera: el Cumpa de la gente quiere volver a ganarse un lugar y para eso necesita de acción. Rindió, jugó de una manera calma y repuntó el juego de los forwards que se había planchado en el segundo tiempo.

19 – Ignacio Larrague: hace una semana compartía cancha con sus amigos del CASI en el Nacional de Clubes B, pero esto es así de vertiginoso. Renovó las ganas del agotado Kremer, rindió y cumplió.

20 – Javier Ortega Desio: le tocó ingresar en el lapso de mayor intrascendencia del equipo

21 – Felipe Ezcurra: nadie más que él busca revancha personal para ser más que una opción a tener en cuenta, y para eso se hace de minutos valiosos. Compartió lugar con su hermano Batu y fueron más las decisiones positivas que las negativas.

22 – Bautista Ezcurra: ni él se lo creyó ni tampoco se lo va a olvidar. En su primera convocatoria, debió entrar rápido por la lesión de un compañero y no le tembló el pulso. Armó una jugada de antología arrancando desde atrás que casi termina en el try del año.

23 – Santiago González Iglesias: versátil y siempre predispuesto, disputó los instantes finales sin poder sobresalir. En una de las últimas, lamentablemente para él, porque es un jugador por demás correcto, vio la amarilla por un tackle alto.

Por: Ignacio Mango (@nachomango)
Foto: Martín Farcuh
Otras Noticias