TORNEOS / Nacional de Clubes
Un largo transitar
9/3/2018(A Pleno Rugby)
Arranca la recorrida federal con el Nacional de Clubes, el torneo que reúne a los mejores del país y que ya de entrada pisa fuerte: Hindú y Duendes, choque de ganadores. Pucará y Newman, duelo de viejos conocidos. SIC y CUBA miden fuerzas ante los representativos tucumanos. ¡Toda la previa! Los horarios.

- Zona 1

Hindú – Duendes: en su salsa, donde quiere estar y donde mejor se siente. El tricampeón nacional inicia la defensa de la corona -ocho en total- en el partido más atractivo de la jornada inaugural. Si bien llega algo diezmado por lesiones o por distintos quehaceres de sus mejores jugadores, siempre se las ingenia para sacar un plus. No será la excepción.

El Verdulero abdicó su reinado como heptacampeón del Litoral a manos de su clásico rival, pero es un avezado en la materia federal con tres títulos bajo el brazo (2004, 2009 y 2011), sabe lo que quiere a lo que apunta. Golpeado por su última visita a Torcuato (73-10), busca renovar su imagen en plena etapa de recambio generacional.



CUBA – Tucumán Lawn Tennis: después de atravesar un raro 2017 (en el Nacional debió disputar la zona descenso, revalidando la plaza para la URBA; en el Top 12 fue líder durante varias fechas y se vino a pique en el sprint final), el team de Villa de Mayo se propone hacer borrón y cuenta nueva. Es buen momento para pisar firme.

Tras unos años irregulares en los que tuvo que bancar la plaza del NOA y jugar el Interior B, el once veces ganador en su provincia regresa a los primeros planos ávido de desquite recalando, quizás, en el Grupo más parejo y peleado que se vislumbra. Visita a un adversario directo en un cruce que marcará el rumbo de ambos.



- Zona 2

Belgrano – Natación y Gimnasia: al Marrón no lo favoreció la reestructuración del Top 12 ya que se quedó afuera de las definiciones por primera vez en mucho tiempo, pero había dado cuenta de su potencial en el primer semestre de 2017 como semifinalista Nacional (en 2016 fue subcampeón). Un certamen que le sienta bien, claro está.

Momento histórico para el conjunto tucumano, que se sacó años la mufa de encima y volvió a dar la vuelta en su tierra tras 21 años, regresando a la elite de la competencia como aquella singular participación en 1995. Sin dudas, una oportunidad que buscará disfrutar primero, y aprovecharla después.



Tala – San Luis: polémicas al margen, los de Villa Warcalde asumió un papel protagónico en estos últimos tiempos y quedó siempre en las puertas de la gloria. Sin ir más lejos, viene de ser finalista (Hindú lo dejó sin nada en el CASI) y, ya de movida, quiere saciar su sed de revancha. Partidazo de ricos antecedentes recientes.

Sí, porque el Marista regresa a la provincia donde en la pasada temporada cayó en una de las inolvidables semis (47-35). También persigue su desquite no sólo en este choque en particular, sino en un torneo el cual se acostumbró a jugar. Parada brava que cotizará a futuro y puede rumbear el camino de los dos.



- Zona 3


Alumni – Jockey Club Rosario: con una dosis justa de juventud y experiencia, el equipo de Tortuguitas vivió un 2017 de ensueño al regresar a los primeros planos de la competencia doméstica, aunque no pudo en la finalísima. Con esa base, sale a dar pelea en el Nacional (lo ganó en 2002) y quiere empezar con el pie derecho.

En su hora más gloriosa está el Verdiblanco, que se dio quizás el mayor gusto en un largo tiempo al cortarle la hegemonía a su tradicional rival en el Litoral. Viene de hacer un muy buen Nacional B el año pasado (cayó en semifinales con su homónimo cordobés), y retoma la principal actividad justo en el mismo lugar donde logro una agónica clasificación en 2014.



SIC – Tucumán Rugby: inmiscuido en la pelea grande del Torneo de la URBA con sendas apariciones en las instancias decisivas tanto en 2016 (cuartos) como en 2017 (semifinales), La Zanja, de pobres actuaciones en el certamen federal en los últimos años, sale a poner la casa en orden: festejó cuatro veces (el primero en hacerlo en 1993), y va por más.

El Verdinegro del Jardín de la República se acostumbró a codearse con los grandes y enalteció a la provincia con convincentes participaciones últimamente. Es, quizás por actualidad, uno de los mejores exponentes y fuerte candidato a pasar de ronda. Hace poco más de un año, cayó en esa misma cancha (38-24) y aspira a la reivindicación.



Zona 4

Pucará – Newman:
un golpe duro recibió el Rojo de Burzaco al hacerse amo y señor de la temporada regular del Top 12 y no hallar correlato luego en semifinales. Por eso, borrón y cuenta nueva enfocándose en un campeonato que lo tuvo como animador en su última experiencia (cuartos en 2015). Un riquísimo plantel que busca plantarse de entrada.

La irregularidad le jugó en contra al Bordó, que también vio de afuera las definiciones domésticas, aunque supo cosechar buenas victorias frente a rivales de peso. Ha sabido desenvolverse en el Nacional cuando le tocó estar: inicia su cuarta aventura al hilo; en tres de ellas fue subcampeón (2015) y cuartofinalista (2016, 2017), respectivamente. 



La Tablada – Los Tarcos:
el único club cordobés alguna vez ganador del certamen (1999) exhibe sus credenciales tras una muy intensa temporada anterior (campeón de Torneo del Interior y del Torneo del Centro; segundo en su provincia) con la ilusión de regalarle una alegría a su gente. Es favorito a pelear arriba.

No hizo pie el conjunto tucumano en su regreso a la competición en 2017 (perdió sus seis partidos del Grupo, si bien después se impuso en la zona reválida ante CUBA), por lo que comienza ávido de lavar su imagen y de ver si se puede cortar la racha, ya que ningún representativo de dicha región ha podido celebrar el Nacional (fue subcampeón en 2004).

Por: A Pleno Rugby
Foto: Achivo A Pleno Rugby / Prensa UAR
Otras Noticias