ESPECIALES / Columnas de Opinión
Inevitabilidad
Inevitabilidad
30/9/2013(A Pleno Rugby)
Los All Blacks volvieron a extender una racha favorable contra Los Pumas con un nuevo y sólido triunfo en La Plata. Hubo 40 minutos parejos y después fue todo negro, según cuenta Frankie Deges, en su columna en A Pleno Rugby.

Hay un aire de inevitabilidad casi siempre que los All Blacks entran a una cancha de rugby. No es por el haka, aunque seguramente algún rol psicológico debe tener. Es por su historia, por su capacidad deportiva. Sin haber sido quienes inventaron el rugby, son quienes mas y mejor lo han desarrollado desde que el deporte se jugó por primera vez en los jardines botánicos de la ciudad de Nelson en 1870.

Desde su primer test en 1903, los All Blacks llevan ganados poquito mas del 75% de sus internacionales. Tan solo los Springboks, sus eternos rivales y contra quienes definirán el segundo Rugby Championship el sábado próximo en el mítico Ellis Park, se acercan en porcentaje – 56% de triunfos de los kiwis.

Llevan siempre a sus partidos esa historia que cargan con orgullo. No la comprometen. No hay otro equipo en el mundo que se aboca de una manera tan profesional a su preparación. Esto les permite ser, indudablemente, los mejores del mundo.

El primer tiempo del partido en el magnífico Estadio Único – de real nivel internacional – tuvo mucha emoción para los cuarenta y dos mil espectadores que lo llenaron.

Con entusiasmo, ímpetu y una enorme energía enfrente de una tribuna que empuja según suelen confirmar los protagonistas, Los Pumas arrancaron bien. Es difícil ser mejores que los All Blacks, pero se los golpeó, empujó y tackleó con fiereza y eficiencia.

Otra de las muchas razones por las que son tan eficientes los neozelandeses debe radicar en que no toman a ningún rival en forma liviana. Entran a jugar con la autoestima alta pero con un respeto enorme por cada uno de sus rivales. Eso los hace mas temibles aún.

En la previa del partido el ex capitán de los All Blacks Justin Marshall me preguntaba si creía que Los Pumas podían ganar. A partir de mi convencimiento de las diferencias reales entre ambos equipos decía que lo veía muy improbable; me insistía, descreyendo que no fuera positivo con mi país. Obviamente, ¿qué argentino no quiere que ganen Los Pumas? Pero la realidad, la actualidad y la historia indican que no ha sido buen negocio apostar por los de celeste y blanco siempre que jugaron con Nueva Zelanda.

La manera en que Argentina, con un Nico Sánchez en gran forma, con el joven Pablo Matera ya afianzado en una tercera línea de nivel internacional y una primera línea de lujo con Chipi Figallo, Euse Guiñazú y el Toro Ayerza, generó esperanza y que los decibeles de los espectadores subieran.

Vale la pena destacar que el salteño Figallo es el único argentino que empezó cada uno de los once partidos jugados en el Rugby Championship a la fecha. Guiñazú, Farías, Landajo y Horacio Agulla son los otros cuatro que jugaron en todos los partidos.

Identificada como una razón por la cual no se pudo ganar en Perth contra Australia, esta vez Los Pumas tomaron cada una de las oportunidades para marcar puntos. Patearon a los palos mas allá de que el envión anímico después de un buen scrum, un buen maul o un avance llevara a los optimistas a pensar que era mas conveniente arrinconar a los rivales con un lineout cerca del ingoal.

Fue así que durante los primeros 20 minutos, Los Pumas a través del pie del eficiente Nico Sánchez se pusieron 6 a 3. Un momento de duda de Martín Landajo le permitió al crack Kieran Read presionar a Sánchez con su kick y de ese defectuoso envío vino el primer try de Julian Savea en la punta izquierda. Pareció offside lo del octavo, y Jaco Peyper, el mejor arbitraje en un partido de Los Pumas este año, pidió video-ref para ver si Read había salido adelantado. Quedó claro que lo del capitán rival fue lícito.

Ese try después de una corrida de 50 metros le implicó un bajón a Los Pumas. Salieron del pozo algunos minutos antes del fin del primer tiempo. El scrum venía bien y como ironizaba Graham Henry después del partido, “hay que hacer que el scrum dé puntos…hablemos con alguien para cambiar esa regla.” Lamentablemente, esa formación no es tan habitual como el lineout – que anduvo mejor pero que no es la plataforma anímica que es el scrum.

Los Pumas, que se fueron al vestuario abajo por dos (9 a 11) enseguida se pusieron arriba nuevamente (12 a 11) con un penal de Bosch desde 50 yardas.

Luego se supo que no fue un cálido entretiempo en el vestuario neozelandés. Los entrenadores no quedaron conformes con lo visto y explicaron de manera muy clara lo importante que era volver a ser los All Blacks. Pasado ese sofocón del penal, a dos tries en tres minutos que confirmaron esa inevitabilidad de la que hablábamos. Quedó claro entonces quien dominaba el partido y quien se lo llevaría.

Sam Cane fue el último en una larga cadena de fases mientras que en el segundo el siempre bien ubicado Ben Smith pasó pegado al hombro de Ma’a Nonu para, de un lineout, apoyar un gran try de formación fija. Los siguientes 25 minutos no aportaron mucho y lejos de entretener hubo poca emoción. Para celebrar: la defensa Puma a la que ya nos hemos acostumbrados. Lejos estuvieron los argentinos de cruzar la línea de try rival.

Sobre el final, los All Blacks apoyaron su cuarto try, el del bonus que los manda a Sudáfrica en buena posición para repetir el cetro.

Siempre está la sensación de que los de negro tienen una marcha más, que pueden superar cualquier escollo que le pongan Los Pumas. Que por mas allá de que la batalla sea dura y bien presentada, el triunfo va a ser de ellos.

Pasó el sábado con la emoción de todos en esos períodos en que el marcador estuvo ahí nomás. Después del try de Cane y el segundo de Smith, no hubo, no tuve dudas, que veríamos nuevamente una victoria negra.

Entonces, como dice el título, fue inevitable: Los Pumas cayeron con los All Blacks.

Hubo bastantes cosas que ayudan a ver el vaso medio lleno. Sirve esa sensación en la semana de cierre de este Rugby Championship. Los Wallabies llegan en baja y Los Pumas están en alza. Será una gran oportunidad para finalmente conseguir esa fijación que se tiene con el triunfo.

The Rugby Championship 2013
5ª Fecha - Sábado 28 de septiembre
Sudáfrica 28 8 Australia
Argentina 15 33 Nueva Zelanda

Posiciones - The Rugby Championship 2013

Equipos

Pts

J

G

E

P

Tf

Tc

Nueva Zelanda

23

5

5

-

-

164

88

Sudáfrica

18

5

4

-

1

176

79

Australia

4

5

1

-

4

79

153

Argentina

2

5

-

-

5

71

170

Por Frankie Deges
Fotos: Daniel Salvatori
www.aplenorugby.com.ar

Relacionados:

Otras Noticias