ESPECIALES / Columnas de Opinión
Las preguntas, al final
Las preguntas, al final
30/9/2013(A Pleno Rugby)
El último sábado ante los All Blacks, Los Pumas jugaron el mejor primer tiempo del Rugby Championship, con 25 minutos de gran nivel. Sin embargo, en el complemento se cayeron. Eugenio Astesiano analiza la actuación del seleccionado, en su columna.

Fueron, los del inicio del partido, de los mejores veinte, veinticinco minutos de Los Pumas desde el que se jugó con Gales en noviembre pasado. De eso no hay dudas. Si cerrásemos acá ya se habría dicho mucho.

Sin embargo, se sabía que para jugar ante el mejor equipo del mundo y para estar en partido, el margen de error era cero. Y hubo errores, varios, que costaron en definitiva puntos y por ende, el match. ¿Dónde estuvieron? Hubo errores en la marca, en el uso del pie, en los pases y en la toma de decisiones también. Había que jugar a “cero errores” y eso no se pudo conseguir. ¿Era difícil? Por supuesto y qué duda puede caber…

Repetimos lo escrito en el primer párrafo: fueron de los mejores veinte o veinticinco minutos más dominantes y mejor planteados por Los Pumas desde noviembre. Pero a este nivel no puede haber baches y los hubo. Hubo un paso adelante, sí, pero hubo pasos para atrás también.

¿Por qué? Porque Los Pumas tuvieron territorio y pelota acaso como nunca contra los neozelandeses, pero eso no se transformó en puntos. Y acá planteamos un interrogante que le dejamos a usted también para que lo piense ¿conviene que Los Pumas dispongan de territorio y pelota, tratando de imponer condiciones pero sin poder trasladar eso al tanteador? ¿No desgasta eso mucho física y mentalmente? ¿Están dadas las condiciones para semejante nivel de intensidad? Si se consiguen puntos, la ecuación pareciera cerrar. Pero, al no conseguirlos y encima, si tras el primer error llega un try rival, pareciera que aún este tipo de situaciones son duras de absorber. Y si eso forma parte de la madurez y experiencia de la que los propios jugadores dicen que adolecen para manejar estos partidos, el círculo empieza a cerrar. Entonces habría que hacer una evaluación que contemple el aspecto mental del equipo, el aspecto físico y aspectos técnicos-tácticos.

En el aspecto mental, con lo que ya dijeron los jugadores alcanza. En lo físico el equipo pareciera responder adecuadamente porque no parece ser apabullado en ese aspecto (ojo, sin olvidar las lesiones al principio) En cuanto a la intensidad sostenida de ochenta minutos que requieren partidos de esta magnitud – y así lo aseguró el capitán- hoy Los Pumas no están como para tenerla. Pero insistimos que hoy lo físico no se ve como un inconveniente.

Queda lo técnico-táctico. Vayamos por partes… El scrum, perfecto. Recuperado y poderoso como antaño. Un gusto verlo así. Dominador y fuente de puntos. Mucho mérito de una primera línea sólida, inteligente y muy ducha para jugar esta formación. Nada que decir, solo loas.

El line out, viene en zigzag. Un partido bien, el otro no tanto y así estamos. En La Plata funcionó pero todavía no ofrece garantías como para ser la plataforma de lanzamiento de juego del equipo. Al menos, desde afuera no se lo ve granítico, sobre todo en los lanzamientos a la cola. Ahí se advierte una suerte de “ojalá salga bien” en cada tiro. De lo que no hay dudas es de la seguridad que le aporta la primera posición con Farías. Una lástima que no se pruebe lanzar juego desde ahí. Generalmente, se escucha decir que desde la segunda posición no se puede largar juego, porque no es lo rápido que se consigue si va al fondo. Sin embargo, el primer try de Ben Smith es un line bajado por Retallick en la segunda posición… es decir: poder se puede. Sobre la situación de “Line y maul” a Los Pumas le ha dado réditos interesantes.

Algo que el capitán Juan Fernández Löbbe remarcó en la conferencia de prensa tras el partido y lo asiste la razón: lo que ha bajado la cantidad de penales cometidos por el equipo argentino es digno de destacar. Sin dudas, es uno de los puntos a favor porque era un ítem en la columna del debe y ahora se puede tachar de ahí. Se defiende bien, con buen tackle, se reposiciona rápido y se consiguen pelotas desde ahí. La marca argentina volvió a su lugar de siempre: un estándar alto, pero ante los All Blacks se erraron muchos.

El staff argentino había predicho para este partido ante los hombres de negro que la posesión de pelota iba a ser crucial, que la obtención ídem y que a los All Blacks se los iba a tratar de atacar de manera más punzante, sin permitir que la marca de Conrad Smith y cía. los barriera hacia afuera. No se pudo porque no hubo profundidad, sorpresa ni ángulos.

El uno a uno sigue siendo un problema muy complicado de resolver (salvo con doble tackle en defensa, pero en ataque nones) y salir de campo propio con claridad y justeza, también.  Además, vamos a ser directos: hay jugadores que no están en buen nivel y eso ayuda poco.

Claro… llegamos a un lugar, un punto en que o analizamos el partido ante los All Blacks de manera solitaria o analizamos la performance del equipo hasta acá cuando falta sólo un partido para que finalice el Rugby Championship. 

Hubo un tiempo para cada equipo en términos generales. El primero para Los Pumas y el segundo para los All Blacks.  Algunas estadísticas: Los argentinos no pudieron anotar tries y los rivales metieron cuatro. Los Pumas tacklearon dos veces y media más que su contrincante (123 a 54) y erraron el 24,5% (29) de los mismos. También hubo dos veces y media más de rucks ganados de los visitantes (82 a 34). Se ganaron 5 scrums, se robaron dos y se perdió uno. Se ganaron 13 lines y se perdieron 3. En metros en ataque, los visitantes ganaron 456 y los locales, 151. Los Pumas metieron 6 offloads, los All Blacks 12. 

Preguntas básicas entonces: ¿Pueden jugar mejor? Deben jugar mejor. Es el objetivo. ¿Pero lo pueden hacer? Si. ¿Y por qué pierden Los Pumas? Porque juegan contra rivales mejores. ¿El equipo juega mal? Por momentos no y por momentos sí. ¿En qué mejoró? En mucho: scrum, defensa, cantidad de infracciones. ¿Empeoró en algo? No realmente, tal vez en la concentración y en la toma de decisiones, pero no siempre. ¿Puede mantener la misma intensidad durante los ochenta minutos? No. ¿Defiende bien? En general, sí. ¿Mejoraron las formaciones fijas? El scrum es el mejor del mundo hoy pero el line tiene muchos altibajos, es irregular. ¿Los jugadores creen y dicen que aún les falta experiencia y madurez para este tipo de partidos? Si. ¿Son irregulares? Si. ¿Pueden ganarle a los Wallabies? Vuelva a la primera pregunta.

The Rugby Championship 2013
5ª Fecha - Sábado 28 de septiembre
Sudáfrica 28 8 Australia
Argentina 15 33 Nueva Zelanda

Posiciones - The Rugby Championship 2013

Equipos

Pts

J

G

E

P

Tf

Tc

Nueva Zelanda

23

5

5

-

-

164

88

Sudáfrica

18

5

4

-

1

176

79

Australia

4

5

1

-

4

79

153

Argentina

2

5

-

-

5

71

170

Por Eugenio Astesiano
Fotos: Daniel Salvatori
www.aplenorugby.com.ar

Relacionados:

Otras Noticias