ESPECIALES / Columnas de Opinión
Todavía estamos lejos
Todavía estamos lejos
7/10/2013(A Pleno Rugby)
La derrota con Australia en Rosario dejó varios interrogantes en el juego y dejó en evidencia que todavía el seleccionado está lejos de estas potencias. Lo analiza Eugenio Astesiano, en su columna en A Pleno Rugby.

A los golpes. Se dice que así se crece, pero la verdad es que este último partido de Los Pumas en Rosario ha dejado más moretones preocupantes que ilusiones de crecimiento que suponíamos, íbamos a ver.

No vale la pena dar más vueltas. ¿Qué falló en Los Pumas ante los Wallabies?

En primer término, el tackle. Algo que se suponía tema resuelto, evidentemente no lo estaba. Lo que deberíamos analizar es por qué se falló tanto en el tackle y también, dónde se fallaron tantos… Y salvo Bosch y Sánchez que sí fueron a los tobillos (forma figurada de decir que tacklearon, por las dudas…) el resto de los backs argentinos no hizo pie en ningún momento y zozobraron mucho. Imhoff, Landajo, Juan Hernández, Contepomi… fueron pasados sin miramientos por los costados, sin reacción.

También hubo fallas en el plan de juego y en la toma de decisiones. Los jugadores, como en Soweto, parecieron perdidos en la cancha, sin reacción. Y también se vio a un equipo flojo de mentalidad, que al primer golpe australiano de desdibujó y que no pudo nunca asimilar es primer try de Folau. ¡Qué distintos fueron estos Pumas a los del primer tiempo ante los All Blacks! ¿Se puede ser tan distintos de una sábado a otro? La respuesta, para Los Pumas, es “Sí”.

Hablábamos de la ausencia de un plan de juego y fue evidente que con ese try tempranero todo se desdibujó. Y luego, Landajo, de mal certamen, no tuvo ideas, velocidad, panorama, visión ni picardía para entender qué era lo que había que hacer. Y Sánchez, mal abastecido, se las arregló como pudo. Tampoco tuvo un gran partido el tucumano en ataque, pero al menos sí fue garantía de tackle.

Los únicos jugadores que parecieron comprender por dónde venía el partido fueron Juan Leguizamón -a pura potencia, fue para adelante buscando jugar dentro de la defensa aussie, pero solo- y Marcelo Bosch, que se las ingenió para cortar la línea de tackle visitante con inteligencia y visión de cancha. Ambos fueron los dos mejores jugadores argentinos en Rosario. Enjundia y actitud ante la adversidad.

Sobre el partido, poco más para decir. Sin tackle y sin actitud hacia el tackle, a este nivel no se puede jugar; y cuando las ideas ofensivas dependen de lo que puedan hacer dos jugadores a puro  esfuerzo o arrestos individuales, está visto que es poco o nulo.

Durante el certamen, los jugadores y el staff hablaron de falta de experiencia y madurez para la toma de decisiones, de los problemas para evadir la presión rival en campo propio, de la necesidad de mejorar el breakdown… nada de eso se pudo mejorar, lamentablemente. En otros tópicos sí (scrum, line, las infracciones) pero sigue pareciendo algo muy escaso para vencer a las potencias.

Y siempre aparece esa palabra que es tan molesta. Ganar. Los Pumas se preocuparon tanto por ganar que se olvidaron que primero hay que jugar mejor en aspectos claves y no decaer en aquellos obtenidos. Graham Henry repitió y repite hasta el cansancio lo de “Hacer perfecto lo simple” que tantos réditos le ha dado. Mal que nos pese y seguramente a ellos más que a nadie, es evidente que Los Pumas están todavía lejos de poder hacer eso.

The Rugby Championship 2013
6ª Fecha - Sábado 5 de octubre
Sudáfrica 27 38

Nueva Zelanda

Argentina 17 54 Australia

Posiciones - The Rugby Championship

Equipos

Pts

J

G

E

P

Tf

Tc

Nueva Zelanda

28

6

6

0

0

202

115

Sudáfrica

19

6

4

0

2

203

117

Australia

9

6

2

0

4

133

170

Argentina

2

6

0

0

6

88

225

Por Eugenio Astesiano
Fotos: Daniel Salvatori
www.aplenorugby.com.ar

Relacionados:


 

Otras Noticias