ESPECIALES / Columnas de Opinión
Un DT acostumbrado a sacar lo mejor
Un DT acostumbrado a sacar lo mejor
23/10/2013(A Pleno Rugby)
En la conferencia que dio la cúpula del rugby argentino en la UAR, se confirmó que Daniel Hourcade será el entrenador interino de Los Pumas. En su columna en A Pleno Rugby, Eugenio Astesiano analiza al nuevo DT del seleccionado.

- Anotá- me dijeron. -¿Anotás?- Me insistieron casi con apuro, como si el precio del dólar o el rating minuto a minuto tuviera incidencia.
- Sí, anoto- dije. ¿Tanto misterio? Pregunté. No parece que haya tanto…

- Flan casero.
- ¿Qué?- Repregunté enseguida, sin entender de movida a qué se referían. Pero tardé medio segundo en hacer click. Un humor casi cordobés.

- Puro Huevo- me indicó la voz de la experiencia con toda la intención de que la metáfora se comprendiera sin vueltas.
- ¡Ahhh, ok… gracias! – dije – ¿Es Hourcade? la verdad es que no esperaba otra cosa. ¿Va a la Gira, no?- Insistí casi con un dejo de retórica estúpida que a veces los periodistas hacemos para asegurarnos una respuesta que está clara, para reafirmarla y no meter la pata.

- A la Gira y al Mundial- me impuso esa voz que más allá de los chistes, hablaba en serio.
- Si, a la Gira y al Mundial – insistió, firme, para que mi silencio de un par de segundos no fuera en vano.
- Bueno…gracias por avisar- dije cortés. Y corté.

Daniel “Huevo” Hourcade es un entrenador abnegado y acostumbrado a trabajar con lo que tiene a mano. Una vez, un amigo que sabe muchísimo de rugby y que es tucumano como él, me dijo. “Es como McGyver. Con lo que puede elegir, con lo que le dan y con lo que sabe te arma un misil atómico con dos broches, un tenedor y un vaso de plástico”.

Más allá de la exageración de la humorada, Hourcade es un entrenador acostumbrado a encontrar en los jugadores que tiene disponibles lo mejor de ellos. Sabe dónde ponerlos, cómo encajar las piezas para que la máquina que él quiere construir, funcione bien.

Es claro con su mensaje, entiende muy claramente el juego de ataque, le gusta arriesgar, no se amilana con los desafíos que parecen difíciles a priori, y llega a su oportunidad en Los Pumas tras haber recorrido un larguísimo camino con el buzo de entrenador a cuestas.

En diálogo con alguien que sabe una parva de rugby y aún con las pulsaciones altas por lo sucedido con Tati de manera tan subrepticia (pour la gallerie, en parte, porque no sorprendió a nadie la salida aunque sí la forma) en ese diálogo, decía, se permitió una comparación futbolística que, pensándola bien, tiene asidero: “Hourcade puede ser como Bianchi cuando llegó a Boca por primera vez. Pasó por Vélez, ganó cosas con un club que en ese momento no tenía el prestigio que tiene hoy ni tenía jugadores de gran renombre, pero ese equipo andaba bien. Y ahora llega a Boca… y podrá mezclar juveniles con experimentados y ver qué le sale… Huevo tiene mucha experiencia, mucho camino recorrido, salió campeón con Uni de Tucumán, con Huirapuca, con La Naranja; ya jugó un Mundial como entrenador con Portugal en 2007, con los Pampas XV consiguió sus objetivos siempre (proveer de jugadores–y muchos- a Los Pumas) además de salir campeón de la Vodacom en 2011 y de, salvo en 2010, pasar de ronda siempre. Con los Jaguares también… promocionó jugadores, ganó la Nations Cup en Rumania varias veces y siempre la Américas Rugby Championship… ¿te gusta la comparación?” me preguntó.

- Está buena- le dije, confiado y convencido porque mis conocimientos de fútbol no son maravillosos ni nada que se le parezca como para ponerla en duda.
- La UAR respetó, tras la renuncia de Phelan, a quién se suponía su sucesor por todo el trabajo de los últimos cuatro años en los otros seleccionados argentinos.

Hourcade tiene una chance por delante de hacer su propia historia con Los Pumas, de aprovechar el terreno que-en cuánto una buena cantidad del material de jugadores disponibles para el seleccionado- él mismo ayudó a preparar y a formar. Tendrá también el desafío de manejar un vestuario un tanto futbolizado; como Bianchi. ¿Podrá? Quien suscribe no tiene dudas.

Daniel Hourcade no tiene nada que demostrar, porque ya lo ha hecho, con hechos. Tiene todo por ganar y tiene –por supuesto- con qué hacerlo.

Por Eugenio Astesiano
Fotos: A Pleno Rugby
www.aplenorugby.com.ar
 

Otras Noticias