ESPECIALES / Columnas de Opinión
Huevo para un momento delicado
Huevo para un momento delicado
30/10/2013(A Pleno Rugby)
Daniel Hourcade asumió como Head Coach de Los Pumas y lo hizo en un momento sensible del seleccionado. ¿Cómo hará para liderar al equipo? ¿Se quedará como DT hasta el 2015? ¿Cómo será su relación con los jugadores?, algunas de las preguntas que Frankie Deges analiza en su columna.

“Viene de chiquito, por el tamaño de la cabeza de ese entonces.” Así explica Daniel Hourcade el origen del apodo que lleva casi como segundo nombre. El Huevo es el nuevo entrenador de Los Pumas y da la sensación, como tucumano de pura y buena cepa, tiene lo necesario para enfrentar la mas difícil de las responsabilidades.

“Después de la Americas Rugby Championship en Canadá, lo único que me importaba era llegar a tiempo al médico porque el vuelo de Toronto llegó atrasado y tenía que correr para no perder la conexión a Tucumán que era a las seis de la tarde,” va contando el Huevo del llamado que le cambió la vida.

“Mi preocupación era poder compaginar todo y estando en el auto yendo de Ezeiza al médico, me llama Agustín Pichot y me dice que Tati (Phelan) había renunciado y que querían que fuera yo el que tomara a Los Pumas. ¿Qué te puedo decir? Estuve en silencio un rato muy largo.” Orgullo fue su primera y gran sensación.

Entrenador de cepa, con eterna trayectoria en todos los niveles – club, provincia, seleccionado juvenil, seven, rugby profesional en Portugal, el seleccionado luso de quince y seven, después condujo un club en la Pro D2 de Francia y finalmente la repatriación que hizo la UAR para que se hiciera cargo de unos Pampas XV que nacieron ya con él como entrenador principal.

Muchos dudaban de que alguna vez le fuera a tocar su oportunidad, y quien sabe si las cosas se hubiera dado de manera mas natural, el Huevo no habría tenido esta chance. Le llegó y quiere aprovecharla. El apoyo de la UAR es tan grande que ya le confirmaron en privado y en público que irá al Mundial con su grupo de colaboradores.

Quedará por determinar si algún extranjero – hay nombres en carpeta y la UAR pero son muchas – se sumará como colaborador o como Head Coach.

Poco tiempo tardó Hourcade en ponerse en acción. Ya se juntó con parte del staff saliente para hablar del juego, analizó a su primer rival y confirmó a Raúl Pérez y Pablo Bouza como colaboradores. El Aspirina y el Bichi, ambos de Duendes, el club rosarino que tan bien juega al rugby, son ex Pumas, hombres de rugby y estaban, como el Huevo, dentro del sistema de la UAR. Queda por confirmar un tercer colaborador para scrum. Se sabrá bien pronto.

En un punto, dentro de la incomodidad general a partir de la renuncia de Phelan, la llegada de Hourcade remarca que hay un sistema instalado en la UAR que ha elevado a un entrenador de dentro del mismo riñón, lo que podría describirse como la intermedia de Los Pumas.

El desembarco en el timón Puma no le llega de manera sencilla. Por todo lo que precede y por lo que pueda llegar a pasar en las próximas tres semanas. Encima, la lesión del capitán Juan Fernández Lobbe complica todo.

Obviamente, el principal tema será la capitanía y hay quienes apuesten por Pato Albacete para ser quien lleve la banda. Este 2014 podrían ser el que marque el recuerdo colectivo de su eterno y prolífico paso por el seleccionado.

¿Quién será entonces el líder? Habrá que esperar a la gira y lo que Hourcade proponga para que el Consejo Directivo ratifique, pero difícilmente sea el jugador del Toulouse. Ha estado demasiado en el ojo de la tormenta como para ser el líder de este momento en el que se necesita paz, liderazgo positivo en una gira para nada fácil.

Opciones no hay muchas. El Toro Ayerza, el Flaco Farías, Juan Manuel Leguizamón, tal vez Gonzalo Tiesi que fue capitán por default contra Georgia en junio. Son los mas experimentados aunque ninguno es líder natural, mas allá de su buen juego.

“El dialogo con los jugadores va a ser siempre respecto al juego,” dijo Hourcade en su presentación como coach de Los Pumas en la sede de la UAR. “Me parece importante la visión del jugador en cuanto al juego. El grupo humano es siempre clave para cualquier equipo.”

El rugby ha marcado la mayor parte de sus 55 años. Llega listo para el rol desde lo deportivo y particularmente no dudo que es la persona ideal para el cargo en este momento, y alguien a quien debía tocarle cuando Phelan terminara su contrato. Por trayectoria, por estar en el sistema. Demostrará él si es fácil subir del nivel en el que estaba (Jaguares, Pampas, equipos para desarrollar jugadores a estar con los mejores en el mas alto nivel).

Forjado, fogueado, experimentado. El Huevo Hourcade está a horas de subirse a un avión – modo de transporte habitual para quien ha dirigido equipos argentinos en tantísimos países – con destino a Inglaterra, Gales e Italia. Nunca antes viajó al frente de Los Pumas y el debut será difícil.

En su último partido, en el Westhills Stadium de Langford, en la isla de Vancouver, hubo 3.600 espectadores y la presión mediática y propia del desafío era mínima. El sábado 9 debutará en un Twickenham probablemente con sus 82 mil butacas vendidas, el mundo del rugby atento a lo que haga su equipo y una tribuna de prensa muy concurrida.

El Huevo tiene huevos para pararse frente a sus nuevos dirigidos para pedirles que enfoquen sus energías en lo positivo, en trabajar por el equipo, en recuperar el prestigio que está en camino a perderse. Se puede, pero en gran medida depende de ellos mismos y sus ganas de reencauzar el objetivo.

El otro día un importantísimo ex dirigente argentino que mucho había trabajado desde los escritores para este presente del rugby en el país me decía: “Da bronca que tanto trabajo se derrumbe en tan poco tiempo. Espero entiendan lo que están poniendo en riesgo.”

Los jugadores deben deponer ciertas armas y buscar que todos volvamos a emocionarnos, orgullosos de ese equipo que representa lo mejor de lo que somos. Que volvamos todos a hablar mas del juego que del vestuario.


Por Frankie Deges
Fotos: A Pleno Rugby
www.aplenorugby.com.ar

Relacionados:

 

Otras Noticias