ESPECIALES / Columnas de Opinión
Cerró el 2013, a pensar en lo que viene
Cerró el 2013, a pensar en lo que viene
24/11/2013(A Pleno Rugby)
Los Pumas despidieron la Temporada 2013 con una victoria ante Italia (por 19 a 14), en el Stadio Olimpico de Roma. En su columna de A Pleno Rugby, Frankie Deges analiza la importancia del triunfo y plantea el objetivo a futuro.

Fue triunfo en Roma; triunfo que significó mucho mas que el 19 a 14 sufrido, trabajado, complicado pero también justo. Fue, ojalá – y esto lo sabremos recién dentro de unos años – el comienzo de una nueva etapa, mejor que la anterior, mejor que este 2013 que con esta victoria despide al rugby de Los Pumas.

No fue sencillo ganarle al Italia de Sergio Parisse y Martín Castrogiovanni. Nunca lo es y nunca son partidos entretenidos. La realidad es que hoy Los Pumas están lejos de desarrollar un tipo de juego que entre por los ojos; por suerte en el mítico Olímpico de Roma pudieron armar algo que entró por el corazón. Se necesitaba ganar y se ganó.

Lo decíamos la semana pasada: ganar sirve siempre mas allá de que no sea con rugby vistoso. La realidad marca que terminar el año con una onceava derrota hubiera sido muy duro de aceptar y una mochila aún mas pesada que la que hoy se lleva.

Hubo, sí, momentos en los que el equipo que capitaneó Juan Manuel Leguizamón tuvo buen rugby. No fueron muchos, pero hubo centellazos que abrigan la esperanza. El try, único en toda la gira europea, un déficit que debe ser tomado en cuenta, fue lindo: tuvo dos gestos técnicos importantes en el apertura Nico Sánchez que leyó bien la defensa y encontró un hueco y después de un buen, largo, pase, Juan Imhoff mostró su habilidad definidora para fijar al defensor y evitar que lo frenara antes de cruzar el ingoal.

Debe haber sido un desahogo también para el rosarino que no apoyaba tries para Argentina desde noviembre del año pasado, y según leí por allí, tampoco lo hacía para su club desde marzo. Un wing sin tries es como un 9 sin gol. Ojalá haya cortado así la racha.

Fue un try que elevó el espíritu y que hizo presuponer que tal vez este difícil capítulo final terminaría con mas tries argentinos. No los hubo y los factores son varios: propios y ajenos. La defensa italiana y su amor propio en el que debe ser un clásico para ellos jugar con Los Puma fue clave para dejar el ingoal sellado después de la visita de Imhoff. Y en algún punto, bajo la lluvia que siempre molesta, Argentina no encontró los rumbos.

Me gustó la actitud del capitán Leguizamón en toda la gira. No es un jugador extremadamente técnico y se repite mucho. Pero mostró amor propio y orgullo personal durante la gira que arrancó con la complicación de haber perdido al entrenador unos días antes y que casi cuando se juntaron caía también, lesionado, el capitán habitual Corcho Fernández Lobbe.

Del partido también hay rescatar algunas cosas del octavo Benjamín Macome, el scrum que fue una plataforma sólida. Ahora bien, ¿no era que con el nuevo concepto de scrum se iba a poner la pelota derecha? Esa parte, te la debo. El italiano no tiró ni una vez la pelota en el medio del túnel.

Gabriel Ascárate tampoco brilla pero hace todo bien. Los nuevos, de a poco van a ir encontrando su lugar.

Fue un buen cierre de gira, que empezó con la visita papal el viernes. Lejos estuvieron Los Pumas de ser como la selección de fútbol y la dirigencia de la AFA que en su visita al Vaticano fueron un pésimo ejemplo. Aquí, los rugbiers fueron educados y correctos en presencia de la autoridad máxima de la fe católica y una de los personalidades mas destacadas de la actualidad. Mas allá del honor individual, fue un orgullo para el rugby que el Papa – sin relación alguna con el rugby (nunca lo jugó) – recibieron a Los Pumas.

Además, la UAR selló su apoyo a una fundación, Scholas Occurentes, que apoya la integración mundial a través de la educación.

Discutíamos en reunión de amigos si Francisco ya era el argentino mas importante de nuestra historia. Está seguramente en el podio. Y esta generación de Pumas pudo estrechar su mano y recibir su bendición. Mas allá de las preferencias religiosas, un masaje para el alma.

No fueron santos al día siguiente – la misma rivalidad con los italianos (a veces pareciera que mas con los argentinos que juegan para Italia) hizo que en algunos pasajes hubiera tumulto. “Vayan y hagan lío,” dijo Francisco en Río hace unos meses.

Lo importante, en definitiva, es terminar el 2013, que vino de vacas muy flacas, que trajo mucho ruido, que generó cambios, con un triunfo. Cuando vuelvan al país Daniel Hourcade y su cuerpo técnico, podrá asimilar lo que fue este viaje y empezar a planificar el camino al Mundial. Ahí podremos volver a ser optimistas. Materia prima hay, falta moldearla para aspirar a logros.

Durante el Rugby Championship Graham Henry comentó que Los Pumas no tenían que aspirar a los primeros lugares del ranking. “Nueva Zelanda, Sudáfrica, Inglaterra, mismo Australia, están muy lejos. Hay que luchar por ser competitivo en el otro lote siempre intentando ganarle a los mejores.”

Ese es un lindo objetivo para el futuro que ya se viene encima.

Test Matches - Ventana de noviembre

22, 23 y 24 de noviembre

Gales

17

7

Tonga

Georgia

16

15

Samoa

Italia

14

19

Argentina

Portugal

8

52

Canadá

Rusia

7

28

Estados Unidos

España

7

40

Japón

Rumania

7

26

Fiji

Escocia

15

21

Australia

Francia

10

19

Sudáfrica

Irlanda

22

24

Nueva Zelanda

Por Frankie Deges
Fotos: UAR
www.aplenorugby.com.ar

Relacionados:

Otras Noticias