ESPECIALES / Columnas de Opinión
Ya se viene, ya se viene
Ya se viene, ya se viene
6/5/2014(A Pleno Rugby)
El sueño del equipo argentino en el Súper Rugby está ahí nomás de concretarse y aprovechando su visita por nuestro país, el CEO de SANZAR Greg Peters dio mas detalles. Junto a él, Agustín Pichot aportó detalles del lado argentino. Frankie Deges te lo cuenta.

Si bien es una noticia tan trascendente como cuando se confirmó el ingreso de Los Pumas al Rugby Championship, la UAR prefiere esperar a que se firmen todos los papeles antes de abrir el champagne. El ingreso de un equipo al Súper Rugby es una realidad, pero como falta la firma de los contratos que financian el torneo, hay una cauta espera.

Eso quedó claro cuando el neozelandés Greg Peters, capo máximo de la multinacional SANZAR, que se hará mas internacional cuando Argentina pase a ser miembro pleno, explicó los planes a futuros del mejor y mas largo torneo internacional de rugby.

El desembarco del rugby argentino en el Rugby Championship ha sido todo un éxito salvo en la falta de triunfos de Los Pumas. Es algo que llegará, aunque el paso previo por un torneo preparatorio es clave. Por eso, dentro del plan estratégico de la UAR y con el acompañamiento de la SANZAR se necesita que haya un equipo argentino jugando regularmente contra la elite del Hemisferio Sur.

Ya no alcanza con repatriar a los mejores en Europa; de hecho, son pocos los que, como hace unos años, brillan en el rugby francés o inglés; la mayoría ni siquiera juega con regularidad y eso se evidencia la falta de resultados cuando juegan Los Pumas. Entonces, la brecha pareciera acrecentarse. Para reducirla entonces, el Súper Rugby es la mejor solución.

Así lo ve SANZAR y así lo ve la UAR que, en palabras de Agustín Pichot, el principal responsable del ingreso al rugby grande, explicó: “Para estar en el primer nivel del rugby profesional nos faltaba encajar la última pieza. Y vino la propuesta de tener un equipo en el Súper Rugby – la UAR presentó su plan, SANZAR lo aprobó y se estuvo trabajando durante varios meses en encontrar el mejor formato de torneo.”

Para aprobar el ingreso hubo que tener en cuenta varios factores, pero la participación en el Rugby Championship fue un espaldarazo clave. “Venimos trabajando con la UAR y Agustín hace años y que se haga realidad nos llena de alegría,” dijo Peters. En su breve paso por Argentina tuvo que adelantar los anuncios porque Australia había quebrado el silenzio stampa impuesto por SANZAR con la idea de hacer el lanzamiento formal ayer lunes.

Peters agregó que este ingreso “es una evolución natural después de la actuación de Los Pumas en el Rugby Championship darles un lugar en el Súper Rugby.”

“Desde el desembarco en el Rugby Championship, Argentina llenó todos los casilleros que les pedimos, agregando una nueva e importante dimensión. No importan la falta de resultados, son competitivos. Espero con ansias festejar ese primer triunfo.”

Con quince equipos en la actualidad, el Súper Rugby crecerá a dieciocho en el 2016. Además de un equipo argentino – sin nombre aún – se agregará un sexto equipo sudafricano – los Southern Kings, de efímero paso por este torneo – y habrá una último equipo/franquicia en una sede a definir. Todos jugarán un mínimo de quince partidos – 8 de local y 7 de visitante, o al revés según el año.

No es mucho lo que se puede saber del equipo argentino. Desde el lado de la UAR, representada esa tarde del viernes puente por Pichot (en su rol de representante internacional), el secretario Fernando Rizzi y el vocal Victor Luaces, esperarán a que estén firmados los contratos para descorchar. El proceso para esa firma dependerá de que SANZAR consiga la financiación para un torneo que es muy caro por la cantidad de viajes y noches de alojamiento que deben pagar. La vía de financiación es la televisión y según Peters, el mercado de derechos deportivos está en alza y hay indicios de que se podrá firmar sin problemas un buen contrato que asegure el normal funcionamiento del torneo.

“Si bien incorporar al equipo argentino hace que suba el costo operativo, también permite que se eleve el precio del torneo,” aseguró Peters.

Al haberse aprobado en febrero el formato (dos zonas – Sudáfrica y Nueva Zelanda/Australia, con dos grupos cada una, con cruces, cuartos de final a final y un total de 135 partidos de la fase regular y siete a partir de cuartos) y con el aval de las uniones participantes, comenzó el proceso para definir el equipo 18 (estaría en Asia aunque no se descarta ninguna posibilidad, siempre que se cumplan los criterios que marca SANZAR) y para fin de junio empezarán las reuniones con las empresas televisivas. Fox en Australia, Sky en Nueva Zelanda, SuperSport en Sudáfrica ya son los host-broadcasters, que junto a la televisión de Inglaterra y Francia generan el 97% del negocio. Luego se comercializará al resto de los territorios ofreciendo cinco años – 2016-2020 – de este renovado torneo. SANZAR vende en forma directa, sin agente.

Argentina aportará al nuevo torneo desde el juego, porque como dice Pichot, “a corto plazo, nuestro aporte no es económico; seguro que no. Nos suman por el nivel y porque no pueden seguir jugando entre ellos. Pero a futuro puede ser Sudamérica un fuerte mercado. Ya en el 2008 querían que entremos pero no estábamos listos.”

Clave en todo este proceso es que además del equipo, la Unión Argentina de Rugby será socio de SANZAR que podría cambiar de nombre para reflejar la llegada de nuestra unión. “Argentina propuso en una reunión ser miembro full, porque en su momento no pudimos ser parte porque solo jugábamos uno de los dos torneos que organizan. Ahora seremos parte plena en la mesa política, pero – aclara – en la división de dividendos no, eso será parte de una negociación.”

Respecto del equipo argentino, faltará definir el modelo del negocio. Pichot sugiere que la UAR no pierda control y tenga el 51% mientras que habrá que conseguir inversores por el restante 49%. La UAR es garante de la franquica en el país. Lo que sí queda claro que el equipo tendrá su sede en Buenos Aires. “Es un tema de SANZAR que no se le mete un minuto mas de viaje a los equipos,” confirma Pichot. También que la parte deportiva será de la UAR. “Los jugadores salen de nuestro sistema.”

Sobre como será el armado, se espera que varios de los jugadores en Europa regresen y peleen por un lugar en este equipo ya que será profesionalismo al 100 x 100. No participar del Súper Rugby significará el cierre de la puerta al seleccionado nacional. “El jugador sabe que tiene que estar acá. El rugby argentino tiene que proteger esta relación con SANZAR. A los jugadores se les dijo que cuando firmen sus nuevos contratos, que tengan una cláusula de liberación si hay una franquicia, que dejen la puerta abierta.”

Por Frankie Deges
Fotos: FD
Para
www.aplenorugby.com.ar  

Otras Noticias