ESPECIALES / Columnas de Opinión
Negro, como siempre
Negro, como siempre
8/9/2014(A Pleno Rugby)
Los Pumas siguen sin poder ganarle a los All Blacks. Con paciencia e inteligencia, el equipo de Richie McCaw resolvió un partido ante unos Pumas que están por el buen camino, escribe Frankie Deges, en su columna en A Pleno Rugby.

Es el tema cuando se juega contra los All Blacks. Desde 1976 hasta este fin de semana que Los Pumas los enfrentan y el resultado es el mismo, salvo aquel empate en 1985. Entonces, no es el problema puntual de éste equipo o esta generación sino que enfrente está, como siempre, el mejor equipo del mundo.

Bajo la nueva conducción, en el Rugby Championship Los Pumas vienen dando pasos que alientan. El del sábado en la lluvia de Napier no fue un paso hacia adelante, pero ciertamente no fue un paso atrás contra un equipo inteligente que sabe administrar sus fuerzas y momentos.

Esto dijo el entrenador Steve Hansen después del partido: “Acaban de ver un muy buen equipo argentino. No están lejos de cruzar el umbral y empezar a ganar partidos. Son muy físicos en los forwards y tienen backs prolijos. Tuvimos que hacer un esfuerzo defensivo para evitar que nos hicieran tries.”

La realidad es que a Los Pumas sus rivales los consideran como pares. En tres partidos, ni Springboks ni All Blacks le dieron el fin de semana libre a sus figuras. Muy por el contrario, salieron con todo y eso, mas allá del respeto – y orgullo que genera – significa que no hay descanso para nuestro seleccionado.

Lejos de ser excusa por el claro 28-9 y teniendo en cuenta que dos buenos partidos contra Sudáfrica si bien eran un buen augurio no aseguraban nada contra los mejores del mundo, todo suma. O resta a la capacidad física de un equipo en alza. Mas allá de esto, el crédito para el equipo de Agustín Creevy sigue abierto.

Posesión y posición son dos variables que bien aprovechadas pueden influir en el resultado final. Según las estadísticas de la NZRU, Argentina tuvo 56% de promedio en ambas, pero no marcaron tries. Hubo esa oportunidad de Leo Senatore que debe haberle costado una noche sin dormir al referí francés Pascal Gauzerre – debería costarle un poco mas ya que fue inexplicable su decisión. Como lo fue no haber sancionado el tackle temprano de Horacio Agulla a Julian Savea al principio del partido que también podría haber sido try.

En una noche de lluvia, Nueva Zelanda supo manejar la paciencia, virtud que tienen los grandes – los All Blacks la tiene mas que cualquier otro equipo deportivo que se me venga ahora a la mente. Su juego posicional con el pie fue mejor que el de Argentina que, quizás, por ese afán de mantener la pelota viva no supo cuando ir a jugar allá, como se le dice a poner el juego en el campo rival.

Cuando se juega con los de negro son muchos los factores de cuidado. Desde su propia capacidad individual y grupal al nivel de perfección que tienen las pequeñas trampas que hacen. Desde arrancar siempre un centímetro adelante a no salir con la misma velocidad que se le exige a otros de la situación de tackle. Siempre hacen el esfuerzo por salir pero pareciera que a una velocidad distinta, o buscando incomodar pero no interrumpir al rival. Richie McCaw, de quien me considero cholulo como alguna vez escribí hace un par de años (http://www.mundialxv.com.ar/nota.php?id=1273), es un fenómeno en este sentido. Que en 130 test-matches solo le hayan sacado dos veces tarjeta amarilla es una aberración a las reglas y una ratificación a su capacidad de llevar al límite lo permitido.

Con esa inteligencia y la solidez en sus planteos tácticos, los All Blacks dominan aunque no tengan que tener el balón todo el tiempo. Y tienen algo de suerte. Cuando el primer tiempo ya estaba terminado, un scrum dominado y con la pelota en los pies de Senatore, un pie argentino (¿el de Leguizamón?) hace que la pelota termine del lado local y con una defensa que no hizo a tiempo para reposicionarse llegó el inesperado try de Liam Messam. Antes, el wing Savea había tomado un preciso kick del fabuloso Conrad Smith que casi fue interceptado por el cruce del pie de Chelo Bosch. Entonces, en vez de ir al descanso envalentonados por un parejo 8 a 6, arrancaron el segundo tiempo teniendo que levantar un 13 a 6.

A los cuatro minutos se convertiría en 20 a 6 con un sencillo, por lo efectivo de su ejecución, try de Savea. Entró tomando un pase del apertura desde un lineout y no pudieron ni tocarlo. Para cuando Hourcade empezó a mover el banco, el partido estaba definido. Quedó claro que hay una brecha entre titulares y suplentes, sobre todo en la primera línea. El cuarto y último try de los All Blacks (que no habían sumado bonus ofensivo en Wellington 2012 y Hamilton 2013) llegó desde el scrum, nueva arma Puma que, no obstante, fue factor de dos de los cuatro tries recibidos.

Defendiendo en cinco yardas, la viveza Kiwi hizo que el ingresado Rodrigo Báez quedara agarrado al scrum mientras trataba de sacarse de encima a Sam Cane que lo tenía asido (Monsieur Gauzerre, ¿n'a rien vu?). El scrum sin Ayerza, Creevy y Herrera estaba bajo mayor presión que en la primer hora y al no poder desprenderse a tiempo Báez, la combinación entre el barbudo Kieran Read y el escurridizo Aaron Smith fue tan sencilla como bien ejecutada. Try y se acabó el partido.

No me gustó Gauzerre como no me había gustado Walsh hace dos semanas. Me decía alguien muy cercano a la central de inteligencia del equipo que la diferencia está en que cuando el referí tiene que tomar una decisión 50/50, siempre es en contra de Los Pumas. No creo que se perdió por esto ninguno de los tres partidos, pero en un todo, cada decisión va minando las chances del afectado.

Un par de párrafos aparte, tal vez hasta una columna, merece la suspensión del segunda línea Tomás Lavaninni. En la semana previa, mientras le tiraba flores, Brodie Retallick había dicho que el argentino era capaz de lastimar rivales con su forma de entrar en las formaciones móviles. Nada en este nivel es gratis – dejó sembrada la semilla de duda. Y cuando el de Hindú entró de manera violenta sobre la humanidad de Richie McCaw, el referí pidió video-ref. Determinó que no era siquiera para amarilla, cuando sí lo era, y solo siguió con penal.

Ahí entra en funcionamiento el sistema judicial. El oficial de citación mira detenidamente situaciones de juego sucio – o situaciones que le refieren los equipos. Si considera que a su criterio el hecho ameritaba una tarjeta roja, entonces cita. Todo pasa al oficial judicial que juzga, escuchando declaraciones del jugador, testigos e involucrados según necesite, decide si mantiene o no la citación. De mantenerla entonces decide la sanción. El tackle sin brazos de Savea que podría haberle quebrado alguna costilla a Tuculet no era para roja, como tampoco era lo de Lavaninni. Ergo, 50/50 en contra de los nuestros.

El tema de los viajes en este torneo es un elemento que no puede menospreciarse. Mientras argentinos y sudafricanos perdieron en Australasia, los dos equipos locales llegaron con otro rodaje. Los Pumas fueron y vinieron a Sudáfrica para luego embarcarse a Nueva Zelanda. Los Springboks vinieron y volvieron a su país y luego cruzaron a Perth (el punto mas cercano a su país, distante 13 horas de vuelo). Por su parte, All Blacks y Wallabies solo cruzaron el Mar de Tasman de ida y vuelta – el vuelo de Sydney a Auckland demanda poco menos de tres sin la necesidad de una pelea desigual con el jet-lag. A Los Pumas les queda un vuelo a Auckland y de allí a Gold Coast o Brisbane para lo que queda del viaje y el test contra los Wallabies.

En los primeros dos Rugby Championship, el declive después de buenos partidos en Argentina y Nueva Zelanda empezó en Australia. Habrá que ver como se recuperan de esta primera parte en la que delinearon eficientemente el nuevo plan de juego y con distinto nivel de éxito pudieron llevarlo a cabo.

La Gold Coast promete sol y una cancha dura. Esto debería favorecer el nuevo juego Puma, sobre todo a partir de un scrum y un pack de forwards que, esperamos, sea dominante. Será clave hacer todo bien y tener una dosis de equilibrio en quien referea y por que no suerte. El primer triunfo, como dice Hansen, está cada vez mas cerca. Que así sea…

The Rugby Championship 2014

Fecha 3 - 6 de Septiembre 2014

Nueva Zelanda

28

9

Argentina

Australia

24

23

Sudáfrica

Posiciones - The Rugby Championship

Equipos

Pts

J

G

E

P

Tf

Tc

Nueva Zelanda

12

3

2

1

-

91

41

Sudáfrica

9

3

2

-

1

69

61

Australia

6

3

1

1

1

56

86

Argentina

2

3

-

-

3

46

74

Por Frankie Deges
Fotos: VillarPress
www.aplenorugby.com.ar

Relacionados:

  • Lavanini, suspendido por una semana
  • McCaw: "Fuimos inteligentes"
  • "Esto demuestra cual es nuestro nivel"
  • "No hicimos un buen partido"


     

  • Otras Noticias