ESPECIALES / Columnas de Opinión
Click
Click
31/8/2015(A Pleno Rugby)
Cincuenta y tres personas se sacaron la foto del plantel argentino que viajará este lunes a Europa para la última etapa de la preparación mundialista. Llenos de ilusiones, Los Pumas sonrieron para una foto que, cuenta Frankie Deges, tendrán un valor especial cuando finalice la RWC.

Los Pumas del ’65 marcaron el camino hacia el futuro del rugby argentino de muchísimas maneras. Con el 50 aniversario de su nacimiento más que festejado este año – Los Pumas del 2015 les dieron el regalo ideal al ganarle a los Springboks en Durban con ellos en la tribuna – la memoria de aquella gesta sigue trayendo recuerdos. Ese seleccionado argentino pionero se juntó poco antes de viajar hacia lo desconocido en Belgrano Athletic para sacarse una foto emblemática; todo el plantel listo para el gran viaje. Veintiséis jugadores y tres entrenadores. Nada más.

Pasarían 22 años para el primer Mundial en 1987. Aquella vez se hizo una foto con el plantel completo en la quinta de Adidas donde concentraba el equipo, pero en los siguientes dos – ’91 y ’95 – no hubo, al menos en el país, foto del plantel.

En ese año en el que nacería la Puma-manía, no había siquiera entrenador en el país antes de viajar ya que Alex Wyllie se sumaba directamente con el plantel en Europa para hacerse cargo de un plantel que había perdido a sus entrenadores argentinos a horas de la partida. Por suerte, todo se acomodó en Europa y con la clasificación a cuartos de final, el rugby argentino recuperaba el prestigio en el Mundial de 1999. La foto se sacó, como en el ’65, en Belgrano Athletic, pero fue un evento casi privado de prensa.

La primera foto, con invitación formal a la prensa, se hizo en la previa del 2003 en el predio de la Asociación del Fútbol Argentino en Ezeiza. Allí se hizo la última etapa de la preparación de un Mundial que terminaría siendo negativo en el corto plazo pero que sentaría, con el análisis de los errores y la corrección del rumbo, las bases para la medalla de bronce cuatro años después. En un día de cielo azul, se hicieron tres fotos – una con ropa sport, otra de traje y la última con ropa de juego.

El miércoles 8 de agosto de 2007 se usó Belgrano Athletic para la foto oficial de aquel equipo que no tuvo par. Nuevamente, el cielo era de un impactante azul profundo. Ya era un requerimiento de Rugby World Cup tener la foto del plantel y se armó allí, en la cancha uno de Virrey del Pino, como la de aquel ’65. Esa misma tarde se hizo el último entrenamiento en el país antes de viajar con destino a Gales, Bélgica y luego Francia. Parado en la segunda fila estaba el Negro Gaitán. Unos días después su vida dio un vuelco impensado; un infarto lo mandó al retiro efectivo.

En esa foto hay cinco jugadores que están en la foto que se tomó este domingo: Corcho Fernández Lobbe, el Toro Ayerza, Juan Leguizamón, Horacio Agulla y Juani Hernández. Gaitán está hoy vestido de traje, junto al Larva Rodríguez Salice, Jorgito Ruarte y Rafa Laría (manager, utilero y jefe de prensa) que repiten. De hecho estos cuatro estuvieron también en la foto del 2011.

Aquel Mundial terminó con el tercer puesto y la foto se convirtió en un gran recordatorio de un equipo que tenía el ojo del tigre y al que se le notaba, esa tarde, algo distinto.

Pasaron cuatro años para que en el mismo lugar se juntaran nuevamente Los Pumas que encaraban un nuevo mundial. Así como la buena onda en el 2007 era palpable, ese día había mucha gente tensa. No era un equipo feliz y lo que terminó explotando un par de años más tarde ya se vislumbraba. Se hicieron dos fotos – de traje y con ropa de juego.

Entre los jugadores hubo ese día, también varios que volvieron este domingo. No estuvo Juani Hernández ya que no llegó a recuperarse de una lesión y se perdió Nueva Zelanda 2011. Pero estuvieron además de los cuatro arriba mencionados otros siete: Leo Senatore, Mariano Galarza, Chelo Bosch, Juani Imhoff, Nico Sánchez, Lucas González Amorosino y el capitán Agustín Creevy. Dentro del creciente cuerpo técnico repiten Germán Fernández y el médico Guille Botto.

Ese equipo pasó a cuartos de final con lo justo y cayó contra unos All Blacks que dos partidos más tarde levantarían la Webb Ellis Cup. Ese fue el fin de una era y el comienzo de otra con la llegada del Rugby Championship.

Por eso, cuando el domingo por la tarde, sin tanto sol como en los otros tres eventos fotográficos y rotando el fondo – en vez de la Avenida de los Incas, el fondo fue ahora el pavillion del BAC – se notaba en el grupo una energía particular. Por un lado los más grandes y acostumbrados a este momento se movían con naturalidad; los más nuevos mostraban la alegría del momento. Todos guardarán esta foto en un lugar de privilegio. Claro, ese lugar tomará una importancia mayor o menor en función de cómo les vaya en Inglaterra entre el 20 de septiembre y lo más tarde posible en octubre.

El Huevo Hourcade, el Cheto Santamarina que no tuvo esta foto de despedida en 1991 y 1995, lideran este equipo desde lo técnico y lo espiritual. Todos, cuerpo técnico y jugadores sueñan con un gran Mundial.

¿Qué significa un gran Mundial? Cuartos de final es lo mínimo que se espera de estos Pumas. Argentina llega con una exigente preparación de cuatro años. Tiene un plantel sólido en sus titulares y con recambio interesante en la mayoría de las posiciones. Su fixture es favorable. Cada vez son más las voces que hablan de un posible triunfo frente a los All Blacks. Suena positivo, poco probable. En un deporte en el que se puede anotar en un área de más de 60 metros de ancho y de cuatro maneras distintas, es generalmente el mejor equipo el que gana. Hoy Nueva Zelanda es el mejor equipo del mundo.

Por eso, los otros tres partidos del grupo deberían ser sólidas victorias Pumas. El pasaje a cuartos de final los depositará en Cardiff. En el Millennium Los Pumas han registrado importantes victorias y aquel empate contra los British Lions. Cuando entren a jugar contra lo que se supone será Irlanda o Francia, la historia la escribirán los 30 protagonistas.

Entonces sabremos el valor histórico de esa foto que el domingo se tomó frente a periodistas, amigos, socios de Belgrano Athletic e hinchas. Esa foto que muestra 31 jugadores y 21 integrantes del cuerpo técnico y dirigentes. Esa foto que significará mucho más cuando para Los Pumas terminen el Mundial. Sea cuando sea. Ojalá que sea lo más cerca del 31 de octubre.

Por Frankie Deges
Fotos: UAR
www.aplenorugby.com.ar 

Otras Noticias