ESPECIALES / Las columnas de Frankie
Ya son mundialistas
Ya son mundialistas
13/9/2015(A Pleno Rugby)
Argentina aterrizará en Inglaterra listo para enfrentar un Mundial que debería, como mínimo, verlos en cuartos de final. Luego de una larga preparación en Portugal donde combinaron trabajo y tiempo de descanso, Frankie Deges cuenta cómo ve a Los Pumas de cara al debut.

Los Pumas regresan a Inglaterra este domingo con la cuenta regresiva en rojo, a una semana del debut contra los All Blacks y los jugadores ya pueden sentirse mundialistas. Si bien estuvieron acá hace poquito más de una semana para jugar contra Leicester y vieron algo de cómo se preparaba esa ciudad y en algún sentido el resto del país, ahora será una ola mundialista la que reciban al aterrizar en el gigantesco aeropuerto de Heathrow.

La última semana en Faro, Portugal, según cuentan, fue más que positiva. El Huevo Hourcade tiene bien claro que necesita un equipo sólido en distintas facetas técnicas para estar listo para enfrentar el Mundial. Desde que desembarcó forzosa pero merecidamente en el cargo de Head Coach puso el norte bien claro: como primera medida ser bien competitivos en esta Rugby World Cup y ya para el 2019 decididamente ser un equipo protagonista y capaz de alzar esa copa Webb Ellis que estuvo en Argentina en octubre del año pasado y que el viernes terminará una gira de 100 días por toda Inglaterra.
 
El Huevo desde el primer día apostó al grupo; armó un plantel que pudiera convivir en las buenas y las malas y que tuviera la capacidad de encarar un Mundial desde la posición de ser un equipo sólido en lo humano. Se rodeó de los jugadores que estuvieron en Los Pampas XV que él condujo durante cuatro temporadas y que en definitiva lo llevaron al cargo en Los Pumas.
 
Fue un trabajo duro pero estos Pumas tienen ahora una fortaleza interior surgida de esa gestión de poco menos de dos años; así llegan al octavo mundial con todas las posibilidades de clasificar para los cuartos de final como primer objetivo a cumplir.
 
En Portugal, lugar que Hourcade conoce bien por su tiempo allí como coach y donde dejó un sin fin de relaciones, se trabajó de manera positiva. Se terminó de aceitar la máquina, se reforzaron los conceptos y disfrutaron de un tiempo de tranquilidad. Después de cuatro años de espera, una vez que toquen tierra inglesa entrarán en un lavarropa de emociones y presión que arranca con el más difícil de los partidos.
 
Los All Blacks llegaron a Londres un par de días antes y bien ordenados como son, ya cumplieron con sus compromisos laborales haciendo presentaciones en distintos lugares de la ciudad además de recibir el recibimiento formal de Inglaterra 2015 y Rugby World Cup en la Torre de Londres, lugar icónico y turístico al mil por mil.

Se mudarán a su base en Teddington, río Támesis arriba, a 15 minutos de Twickenham, para enfocarse en el debut del domingo en Wembley.
 
La ansiedad de los 20 equipos participantes debe bajar y convertirse en tranquilidad porque los momentos, y como se manejan, son clave. En ese sentido, Hourcade conoce el tema de motivar y manejar esos tiempos. No hay que pensar más allá del domingo porque siempre el partido que viene es el más importante. La realidad es que Los Pumas vienen preparando este partido hace varios meses.
 
¿Cómo se le entra a los All Blacks? Por suerte no es nuestro rol el de encontrar esos huecos para explotar. Hourcade tiene un grupo de colaboradores más que inteligentes que ya buscaron los pequeños lugares que pueden ser molestos para Richie McCaw y sus amigos. El maul fue un arma más que dañina cuando jugaron en Christchurch. El capitán Agustín Creevy tiene bien grabado ese partido ya que le apoyó dos veces al equipo que defiende el cetro.
 
Si bien todo está enfocado en Nueva Zelanda, hay trabajo ya hecho sobre Georgia. No hay mucho tiempo para cambiar el chip ya que el día del partido con los All Blacks terminará bastante tarde y pronto habrá que mudarse de Ware a Cheltenham a 190 kilómetros. Después de tres semanas de gira y con otras tres mas por delante – ojalá sean cinco mas – el armado y desarmado de bolsos no es lo más divertido.
 
En la planificación de la semana entre el primer y segundo partido hay que ser bien preciso porque los tiempos apuran. Entre la recuperación forzada después de lo que será una batalla durísima, las 3 horas de bus, el desembarco en un lugar nuevo, tendrán martes y miércoles para definir el equipo ya que enseguida habrá que bajar la intensidad porque el jueves será el reconocimiento a Kingsholm y el viernes habrá que enfrentar a los Lelos de Georgia.
 
Así como nunca se le pudo ganar aún a los All Blacks, no se ha perdido nunca con Georgia, aunque hace un par de años en San Juan se sufrió más de la cuenta para ganar 29 a 18. De aquel día solo hay dos jugadores en este plantel: los nueves Tomás Cubelli y Martín Landajo. Ocho son los sobrevivientes del partido por RWC 2011 que también costó ganar por 25 a 7 en Palmerston North y hay cuatro que estuvieron en Lyon en el 2007, noche en que recién se pudo apoyar al try del bonus a segundos del final para el 33 a 3 definitivo.
 
Un Mundial se juega partido a partido y son todas finales. Cualquier traspié complica el recorrido por lo que el buen funcionamiento interno del equipo permite ir llevando esa sucesión de partidos bajo gigante presión. Una de las presiones para estos 31 jugadores que están aterrizando en Londres se la sacan hoy: ya todos pueden decir que estuvieron en Rugby World Cup 2015 y podrán guardar con el orgullo que merece el cap recordatorio que recibirán.

Por Frankie Deges
Fotos: Instagram
www.aplenorugby.com.ar
 

Otras Noticias