ESPECIALES / Columnas de Opinión
Un Mundial único
Un Mundial único
15/9/2015(A Pleno Rugby)
Se acercan las horas para el comienzo de lo que será una Rugby World Cup sin igual. Desde Londres, Frankie Deges, a punto de comenzar a trabajar para la organización del torneo, cuenta todos los detalles de lo que será un Mundial especial.

La forma en que Inglaterra esta abrazando a este Mundial es impresionante. “Fue una gran señal para los jugadores ver el orgullo con que sus padres disfrutaron de verlos recibir el cap del Mundial en la bienvenida oficial,” decía después de anunciar su formación para el partido inaugural el entrenador inglés Stuart Lancaster. En una carpa de 40 por 20 metros, con dos salones extras, construida especialmente para atender a los medios en su centro de entrenamiento en el Pennyhill Hotel, en Bagshot, a una hora de Londres, las palabras del coach resuenan en la prensa inglesa.

“Es difícil manejar las emociones pero lo de ayer fue muy importante para todos nosotros porque nos marcó lo significa para tanta gente estar en este Mundial.”

Cada uno de los 20 equipos recibirán sus caps y medalla de participación antes del debut. Al igual que en el 2011 cuando la recepción se hizo para cada equipo en un marae (tribu) maorí, los jugadores disfrutan esta ceremonia ya que les da un sentido de pertenencia y reafirma que el enorme esfuerzo hecho para llegar a ese lugar, este momento, está representado en ese cap de pana azul oscura y bordes dorados que lleva el escudo de Rugby World Cup 2015 y la leyenda England 2015.

Superado esta formalidad – mínima para quien no entiende, fundamental para jugadores, cuerpo técnico, las ciudades y lugares icónicos donde se realiza, los hinchas y fanáticos locales – los equipos empiezan a desandar las horas hasta el primer partido. Todo comienza el viernes a las 8 de la noche de Inglaterra, las cuatro de Argentina, cuando Fiji “reciba” a Inglaterra en Twickenham.

Los medios han estado analizando todo lo que atañe al Mundial, desesperados por que arranque el rugby para tener que dejar de buscar historias y enfocarse en lo que pasa directamente en los partidos. Con el nombramiento de los equipos y los captain’s run del jueves la cuenta regresiva que fue abandonando el año, dejará en cero el lugar de días para quedar en horas.

Por de pronto, la importancia del Mundial está dada con que los dos principales diarios dominicales (Sunday Telegraph y Sunday Times) dedicaron suplementos especiales al Mundial, luchando palo a palo por ver quién juntaba más jugadores como columnistas.

Lawrence Dallaglio, Sean Fitzpatrick, Ben Kay, Stuart Barnes, Michael Lynagh y Shane Horgan están junto a la mejor pluma del rugby mundial, Stephen Jones, están en el dominical Sunday Times y The Times, de tirada entre lunes y sábado.

Del otro lado, en el Sunday Telegraph y el Daily Telegraph, el plantel incluye a Will Greenwood, Zinzan Brooke, David Campeses, Sir Ian McGeechan, Brian Moore, Chris Ashton, Jonathan Davies, Austin Healey y Kenny Logan, siendo Paul Hayward y Mick Cleary las plumas más reconocidas. ¡Hay un Mundial que también disputan los diarios!

El centimetraje es una forma de ir descubriendo este mundial; al quedarse afuera de los derechos televisivos la empresa Sky Sports, el rugby ocupa un lugar por ahora mínimo en su cobertura habitual. De la Premiership un montón…del resto de los deportes, poco.

Respecto de derechos y números, el Sunday Times publicó en su sección de Finanzas (lo que sería la sección Economía de nuestros diarios) un interesante artículo que analiza el alcance económico de este torneo. Alan Gilpin, el director del torneo, declaró: “Este será el primer mundial de un billón de dólares.”

Indudablemente, será el torneo más grande de la historia. El tamaño viene de la mano de los beneficios económicos. Superados ya los 2.3 millones de entradas vendidas, será el quinto evento de un solo deporte en ese ítem después de los mundiales FIFA de 2014, 2006, 2010 y 2002. En total, se vendieron casi 310 millones de dólares en entradas y se duplicó el ingreso de parte de los auspiciantes. Se espera una ganancia neta de base de 231 millones – Nueva Zelanda generó, hace cuatro años casi 150 millones mientras que hace ocho años Francia había quebrado récords con sus 190 millones de ganancia.

Muestra del interés generado son los 3,4 billones de dólares americanos de actividad económica generada y el billón y medio de impacto en el producto bruto interno de Inglaterra y Gales. Se espera el ingreso de casi medio millón de visitantes a partir del Mundial.

A estos, la experiencia será única. Tal vez esté perdido el Mundial en Londres, una ciudad tan cosmopolita como grande. Será bien visible al acercarse a las tres sedes de la ciudad: Twickenham, Wembley y el estadio Olímpico. En Twickenham, está avanzando el cambio de piel, abandonando todo lo relacionado a England Rugby (la unión local) para convertirse en Rugby World Cup.

Aquellos que vean partidos fuera de la capital de este país disfrutarán cómo se vive el deporte y sobre todo el rugby.

Hace cuatro años que la comunicación de Inglaterra 2015 está centrada en la promesa de que éste será un mundial único. Faltan horas y queda claro que se está cumpliendo esa promesa. Rugby World Cup 2015 será difícil de superar en todos sus sentidos.

Por Frankie Deges
Fotos: Telegraph
www.aplenorugby.com.ar 

Otras Noticias