ESPECIALES / Columnas de Opinión
Con el lápiz a mano
Con el lápiz a mano
28/3/2016(A Pleno Rugby)
Viejo comentario usado para esos viajes eternos que parecen requerir de un lápiz para volver a dibujar parte de nuestra anatomía, Jaguares comienza un viaje que además de iniciático es complicado por un sinfín de razones, según analiza Frankie Deges.

Me sumo a la visión general: Jaguares no jugó bien contra Stormers. No anduvo bien el juego general, el scrum tuvo inconvenientes, el line falló en momentos claves, se perdieron muchas pelotas en errores no forzados, el handling fue pobre y en general fue un partido anodino.

El público acompañó aunque una de las premisas de cualquier deporte profesional es que quien paga su entrada busca disfrutar del equipo que va a ver; si no lo hace elegirá donde gastar su dinero.
 
No soy de los que están preocupados por que el equipo del Aspirina Pérez no encuentra aún el camino del triunfo.
 
Jaguares sacó bonus defensivo contra Sharks, Chiefs y el sábado ante los Stormers. Con los resultados que se ven fin de semana a fin de semana en este Súper Rugby, no es mal retorno para tres derrotas. Es más, si hubiera estado un poquito más fino el pie de Nico Sánchez o hubiera habido un poco más de ligue en general y hoy estaríamos reflejando un triunfo Jaguar.
 
Recordemos que en el inicio se hablaba de que los dos partidos más “ganables” eran frente a los Sunwolves (dentro de cuatro fines de semana, en Tokio) y ante los Southern Kings (una semana más tarde, en Buenos Aires), las franquicias a priori con mayores problemas de desarrollo. De la misma manera había quienes desde Australia y Sudáfrica sugerían que Jaguares era el equipo a vencer. Nunca aboné ninguna de las dos teorías.
 
Entiendo los análisis que marcan las deficiencias del equipo. Hasta comparto algunas de las visiones, aunque en lo personal arranco desde otro lugar: vengo repitiendo que este primer año es de aprendizaje total. Hay que exigir pero entendiendo donde está este nuevo equipo.
 
El objetivo
 
Ya pasaron cuatro partidos y el cansancio es palpable. Esa es la única explicación posible a lo que pasó contra Stormers. Porque Nico Sánchez no dejó de ser buen jugador (no arrancó bien el año) o pateador acertado de un día a otro, ni a Pablo Matera se le cayeron todas esas pelotas a propósito. Uno por uno, el análisis dirá que hubo múltiples fallas individuales y colectivas. Son errores corregibles. No estamos ante un naufragio…solo está entrando agua en algún hueco que de encontrarse podrá cerrarse.
 
Pregunto nuevamente: ¿qué esperábamos en este primer año? ¿En estos primeros partidos?
 
Si la respuesta es ganar todo, entonces no me sumo a esa visión. Más allá de que el deporte profesional requiere de resultados, habrá tiempo para exigirle a los Jaguares que sepan cómo ganar partidos como los que se escaparon.
 
En todo esto no mencionamos que Stormers jugó bien, mejor que los locales. Con una defensa sin huecos le complicó la vida a unos Jaguares que se quedaron sin opciones. El try Jero de la Fuente fue la única vez que se los pudo desordenar.
 
Sin tiempo
 
El Súper Rugby no ofrece tiempo para el lamento. Termina un partido y empieza la previa del siguiente. El domingo, un minuto antes de la medianoche, comenzaba un nuevo paso Jaguar en el Súper Rugby.
 
En la clase ejecutiva del Air New Zealand NZ031, el vuelo directo a Auckland, comenzará el primero vuelo de un viaje de 30 días, cuatro ciudades, seis cambios de hotel, siete vuelos, 47 horas con 45 minutos y 39.807 kilómetros en el aire. Además van a tener que jugar contra los Blues en Auckland, los Hurricanes en Wellington y los Crusaders en Christchurch antes de viajar a Tokio para enfrentar a los también debutantes Sunwolves.
 
Para quienes han viajado hacia países con alguna importante diferencia horaria saben lo complicado que puede ser adaptar el reloj natural con el local. La circadia disritmia, o su nombre común jet-lag, es incómoda, pegajosa, molesta.
 
Habiendo salido el domingo a las 23.59, Jaguares aterrizará después de 12 horas y media de vuelo a las 5.35 de la mañana del martes en el aeropuerto internacional de Auckland. Para la hora que salgan del bonito aeropuerto hacia la principal urbe neozelandesa no podrán evitar el rush hour hacia pleno centro de la ciudad de las velas.
 
Será un tema como luchar contra el extremo cansancio y el debate de lo que pide el cuerpo y exige el reloj. En el interín habrá que preparar además un partido contra unos Blues que ganaron uno, empataron uno y perdieron dos partidos esta temporada. Lejos de ser la potencia que fueron alguna vez, el equipo que entrena la leyenda Tana Umaga no tiene grandes figuras. El doble campeón del mundo Jerome Kaino es el más destacado en un plantel de pocos All Blacks actuales.
 
En la tarde-noche del domingo después del partido en el Eden Park, Jaguares viajará a Wellington donde se instalará durante 10 días. El compromiso en el Westpac Stadium será ante unos Hurricanes que quedaron en la final del Super Rugby 2015. Sus dos grandes figuras de los últimos años Ma’a Nonu y Conrad Smith emigraron a un retiro millonario en Francia. Después de dos derrotas en el arranque, ganaron sus siguientes tres partidos.
 
Beauden Barrett, TJ Perenara, Dane Coles, Cory Jane, los hermanos Ardie y Julian Savea son algunas de las estrellas del equipo de Chris Boyd que espera en una de las ciudades más lindas de un país extremadamente lindo como Nueva Zelanda.
 
Contra el más campeón
 
El hecho de quedarse más tiempo en Wellington marca el punto arriba mencionado. Christchurch, siguiente parada del periplo, no logró recuperarse aún del devastador doble terremoto del 2010-2011. El histórico Lancaster Park quedó abandonado irrecuperable; fue reemplazado por el AMI Stadium, a tres kilómetros del centro de la ciudad, en un barrio de casas bajas.
 
Allí espera el multicampeón Crusaders que a pesar de sus siete campeonatos (cuatro más que Blues y Bulls) no levanta la copa desde el 2008. Ganaron al momento tres de sus cuatro partidos con un plantel que incluye a Owen Franks, Joe Moody, Kieran Read, Sam Whitelock y el fijiano Nemani Nadolo.
 
Terminado el partido el viernes 15, viajará el sábado rumbo a Tokio via Auckland (con noche en Auckland) – 1h10m la primer etapa, 10h30m la segunda. Estarán tocando tierra en Narita a las 5 de la tarde del domingo 17. Tokio, una de las grandes urbes del mundo, no es sencilla aunque el turista siempre tiene algo para descubrir.
 
Habrá que ver como se manejan las cargas físicas en cuerpos agotados con la posibilidad de descansar el físico y la mente con algo de turismo. Sabemos, gracias a las redes sociales, que en el plantel hay muchos amantes del sushi. Descubrirán entonces el verdadero sushi y no la muy rica pero americanizada versión local.
 
Nafta
 
Si bien a priori los Sunwolves son más sencillos, habrá que ver con cuanta nafta llegan los jugadores y el cuerpo técnico. Más allá de que habrá 10 que se habrán sumado para la segunda mitad – incluyendo los experimentados Agustín Creevy, Juani Hernández Juan Manuel Leguizamón y Joaquí Tuculet, el agotamiento físico y mental es un tema a resolver.
 
Terminado el partido en el Prince Chichibu contra un equipo que tiene al ex Pumas Tomás Leonardi con la 8 y que en cuatro partidos no pudo ganar aún, comenzará el largo regreso a casa.
 
Se saldrá el domingo 24 de abril a las 18.30 de Japón (6.30am de Argentina), llegando a Auckland a las 8.10am del lunes (16.10 de Argentina del domingo). Habrá que esperar un día y medio en Auckland para enganchar uno de tres vuelos semanales a nuestro país. Recién el martes a las 20.05 (4.05 de esa mañana) volarán de regreso, esperando su arribo a Ezeiza a las cinco menos cuarto de la tarde del mismo día.
 
Ese sábado, a las 18.40hs, estarán nuevamente en Vélez para enfrentar a los Southern Kings. Luego sí, un fin de semana de merecido descanso.
 
Habrá que tomar bien en cuenta todo esto para entender los porqué de un Súper Rugby implacable, poco sencillo. No son fáciles los rivales, la presión es grande y hay que aprender a entenderla, controlarla y eventualmente manejarla.
 
No. No me asusta que solo hayan ganado el primer partido. Ojalá ganen todos los que quedan por jugar aunque sé que serán más derrotas que triunfos. Este año eso no me molesta.

Super Rugby - 2016

Fecha 5 - 25 de Marzo de 2016

Hurricanes

42

20

Southern Kings

Fecha 5 - 26 de Marzo de 2016

Chiefs

53

10

Force

Rebels

3

27

Highlanders

Sunwolves

27

30

Bulls

Cheetahs

18

25

Brumbies

Sharks

14

19

Crusaders

Jaguares

8

13

Stormers

Fecha 5 - 27 de Marzo de 2016

Reds

13

15

Waratahs

Por Frankie Deges
Fotos: Jaguares
Para
www.aplenorugby.com.ar

Relacionados:

Otras Noticias