ESPECIALES / Columnas de Opinión
Chau Jaguares, hola Pumas
23/7/2018(A Pleno Rugby)
El cierre de la temporada Jaguar exige un rápido cambio de cabeza, de chip, para ponerse la piel de Los Pumas con velocidad sin perder la esencia que los caracteriza. Frankie Deges, en su habitual espacio semanal, analiza este cambio de timón y celebra el buen Mundial de Los Pumas7s en San Francisco. Las firmas de Jaguares. Ledesma y el palito para Peyper.
Terminó el año de Jaguares cumpliendo las expectativas previas que todos teníamos respecto del ingreso de Mario Ledesma como coach. El ex hooker de Los Pumas llegaba con una gran experiencia como jugador y habiendo hecho su aprendizaje fuera de la línea de cal en el rugby francés y el australiano, encarando por primera vez un desafío gigante.



Últimamente, se repiten las frases que los All Blacks han usado durante años como mantras, para describir objetivos en el rugby. Entonces, vale decir que estos Jaguares dejaron la camiseta naranja o negra en un mejor lugar en el que estaba a principio de año.

Con su habitual claridad conceptual, más allá de que le guste ir al hueso, Ledesma le dijo a la TV en las entrañas del Ellis Park que lo hecho demostraba que se podía cambiar el paradigma ya no del rugby si no de un país, en el que la planificación y el trabajo son recursos más que válidos, indispensables para mejorar.

Antes de que algún político inescrupuloso salga corriendo a tentar al ex jugador de Curupaytí para algún cargo de cara a las elecciones del año próximo (¡yo lo voto!), Ledesma enfrenta otro gran desafío. Cuando terminen de definirse los términos quedará pondrá a cargo del seleccionado mayor.

Nuevo desafío

Llegará con el apoyo de unos jugadores que inicialmente tenían sus dudas sobre lo que podría traer Ledesma y su grupo de trabajo, que se fue adaptando al renovado estilo, menos paternalista y más duro en lo conceptual, pero que por exitoso fue tomando fuerza en un grupo que venía golpeado por la falta de resultados en Jaguares, pero sobre todo falta crónica en Pumas.

Cuando el trabajo, y vaya que trabajaron, trae recompensa, entonces todo toma más sentido. Eso era lo que prometía Ledesma en esas calurosas mañanas de enero cuando todo era descubrimiento.

Las razones de la mejora de los Jaguares son múltiples pero están centradas en un proyecto planteado y en el convencimiento que fueron adquiriendo los actores de que el camino era el adecuado.

En lo técnico, Ledesma simplificó el plan de juego, le impuso más rigor, más disciplina y fue mucho más lógico en qué hacer y cuando. Describirlo en una frase es hasta irrespetuoso para las horas y horas de análisis, trabajo, esfuerzo.

Hay que creerle cuando dice que no avanzó en sus conversaciones con la Unión Argentina de Rugby porque no quería desatender lo importante que era que Jaguares estuviera en cuartos de final del Súper Rugby.

Rápidas definiciones

Ahora deberá, en poco, demasiado poco, tiempo planificar como encarar el más brutal de los torneos del rugby internacional. Una cosa es preparar una temporada de diecisiete fechas en la que la sumatoria de puntos permite tropezones.

Otra será reencauzar un equipo, con la misma gente de Jaguares pero lejos del éxito de este año, en poco tiempo.

De hecho, el contraste entre Pumas, bajo la conducción del renunciado Daniel Hourcade y Jaguares, fue tan notorio que se hizo inevitable la salida del tucumano.

El tiempo es siempre el gran aliado de la planificación y los procesos. No habrá tiempo ya que Los Pumas, o sea este mismo grupo de jugadores, deberá juntarse en breve para encarar la primer mini-ventana frente a los Springboks en Durban, el 18 de agosto, y la revancha en Mendoza una semana más tarde.

Por eso, el envión positivo de Jaguares deberá ser la base de lanzamiento de este nuevo torneo en el que Los Pumas vienen sufriendo más de la cuenta en los últimos años, con aislados, históricos, merecidos y muy celebrados triunfos en 2014, 2015 y 2016. Que han sido pocos, demasiado pocos.

El tema que preocupa respecto del juego en sí tiene que ver con esta planificación anual que desarrolló Ledesma. El juego Jaguar es, después de tantos partidos, fácil de destrabar, como lo son los de todos los equipos que repiten semana a semana el libreto con pequeñas variantes.

Ledesma no tenía porqué guardarse nada en el tintero pero ahora deberá encontrar como confundir a los rivales con variantes inesperadas de los mismos ejecutores de sus ideas en Jaguares. Ese es uno de los múltiples desafíos que enfrenta.

Habrá que tenerle paciencia, sobre todo pensando que el gran objetivo no es en este Rugby Championship sino en llegar de la mejor manera posible a una Rugby World Cup cada vez mas competitiva y que tendrá como dos enormes y complicadísimos rivales a Inglaterra y Francia.

Bravo Pumas 7s

El quinto puesto en Rugby World Cup Sevens de Los Pumas 7s tuvo gusto a poco para un equipo que en silencio y con enorme seriedad, se había preparado con mayores expectativas que el resultado final.

En un formato nuevo de eliminación directa - que básicamente eliminó esos partidos que a priori se sabe quién será el ganador - Los Pumas derrotaron a quien le tenían que ganar en el inicio, muy buen triunfo ante Canadá, y perdieron contra quien se suponía podían perder, Fiji.

Si bien Fiji se floreó de a ratos, en el seven la posesión es todo y cuando un gran equipo como el del Pacífico Sur te asfixia de manera tal que el balón solo lo ves en esas enormes manotas negras, las equivalencias desaparecieron.

La capacidad del equipo que muy bien conduce Santi Gómez Cora y su fiel ladero Leo Gravano, fue la de poder recuperarse: en la previa de lesiones que generaron cambios no deseados, en el torneo de esa derrota para ganarle bien a Francia y a Estados Unidos a quien le hicieron lo que Fiji les había hecho a ellos.

Este equipo quedó a un kick de pelear por una medalla olímpica hace dos años y el quinto puesto es reflejo de lo mucho que trabaja Santi y su equipo. Hoy somos todos hinchas de Los Pumas 7s, aunque pocos saben cómo se llegó a esto.

El descanso será para los jugadores, ya que el cuerpo técnico regresará de lo que fue un gran Mundial en San Francisco para trabajar con Lucas Borges en el siguiente objetivo: los Juegos Olímpicos de la Juventud. Sépase ahora que este proceso comenzó hace tres años.

Gómez Cora y Ledesma comparten algo que no abunda: preparación, capacidad, proyectos, honestidad, ejecución.
Por: Frankie Deges
Foto: A Pleno Rugby
Otras Noticias