ESPECIALES / Columnas de Opinión
¿Ganarán esta vez?
24/9/2018(A Pleno Rugby)
Los Pumas llegan en una situación nueva e inmejorable para enfrentar a unos All Blacks que necesitan mostrar otra cara luego de la derrota ante Sudáfrica en Welington. En su habitual espacio semanal, Frankie Deges, se pregunta qué pasará el sábado y entrega conceptos anticipando el duelo que se avecina en Vélez. “La expectativa es muy grande”. Montero se sumó a Los Pumas. Además >> La mirada de Cubelli
Esa pregunta es la que está dando vuelta en el ambiente desde hace unos días y le está poniendo una pimienta especial a un partido que como siempre se presenta imposible. Este Pumas v All Blacks está captando una atención renovada.



Vengo respondiendo año a año desde el 2012 la misma consulta cada vez que los All Blacks se preparan para jugar con los Pumas. Me la hacen desde distintas radios de Nueva Zelanda que se aprovechan de que puedo contestar en inglés y me llaman regularmente; también me la realizan en el campo de juego en la previa de los partidos de local la gente de Sky New Zealand que renueva el uso de mis servicios cada temporada – probablemente para disfrutar de verme en ese traje que usa esa única vez en el año.

Mi respuesta es siempre la misma: no. Todavía no tengo claro que responderé media hora antes del partido cuando Jeff Wilson y Justin Marshall, dos que saben un poquito de esto y que son las caras de la cadena deportiva neozelandesa, vuelvan a la carga con ese interrogante.

La repetición de la misma pregunta: ¿ganan esta vez? Siento que la hacen desde el respeto intenso que tienen por Los Pumas. Eso lo transmiten también los All Blacks que salen a jugar pensando que si no dan lo mejor de sí, podría ser el día en que finalmente pierdan el invicto contra Argentina.

Distinto a otros Rugby Championship

Este año, hay que decirlo, Los Pumas llegan en un momento distinto al de las anteriores ediciones. Por primera vez jugarán la última etapa del Rugby Championship no buscando salvar la temporada, más bien jugando para un histórico segundo puesto, que no está lejos de ser posible.

Los All Blacks llegan tras haber perdido un partido, el último, contra los Springboks que vienen de dos victorias y una derrota (contra Los Pumas). Australia sólo le ganó a Sudáfrica.

Es muy difícil que Nueva Zelanda no selle el título en las próximas dos fechas y no sería la primera vez que levantan el trofeo en nuestro país. Los siguientes tres puestos siguen bien abiertos y se definirán las posiciones finales recién en la última fecha.

Tan solo en 2015, con el inolvidable triunfo en Durban ante los Springboks, Los Pumas dejaron la cola de la tabla. Las posiciones como está ahora no dejan espacio para el error, ya que los All Blacks con 16 puntos le sacan seis a los Springboks que enfrentarán a Australia este sábado. Los Pumas están dos abajo con ocho y cierran los Wallabies con cinco. Cualquier resultado va a afectar considerablemente las posiciones finales.

Viejo conocido

Mario Ledesma conoce bien a los All Blacks. Desde adentro y desde afuera. Los sufrió como jugador – seis partidos, seis derrotas, incluyendo haber jugado un rato en el 93-8 de 1997 y en el 24-20 del 2001 y su despedida tras 84 tests con la celeste y blanca en Eden Park en Rugby World Cup 2011.

También los conoce desde afuera, al preparar partidos para su rival más acérrimo. Con los Wallabies supo empatar y ganarle dos veces a los de negro, la última en el cierre de su paso por el cuerpo técnico de Cheika.

Esas experiencias, ese conocimiento adquirido, más todo ese bagaje acumulado, pone a Ledesma, a su cuerpo técnico y a su equipo ante una fecha con el destino este sábado en Vélez Sarsfield. Lo básico para enfrentar a los All Blacks ya lo sabemos todo. Error cero; jugar el mejor partido de la historia y que ellos tengan una mala tarde. Con esa presión se juega siempre, a sabiendas de que medio error puede rápidamente traducirse en puntos.

Escaleras y toboganes

¿Quién de niño no jugó a las Escaleras y Toboganes? Un dado nos hacía avanzar en una cuadrícula de 100 casilleros en los que había escaleras y toboganes. Depende donde se caía, se podía subir más rápido o bajar.

Un error ante los All Blacks es una escalera larga ya que se vuelve a subir cuadradito a cuadradito ante un equipo para el que, pareciera, no existen los toboganes. Como evitar los malditos toboganes es el objetivo de error cero. Cualquier falta de concentración, cualquier error fino, cualquier desajuste tiene, contra este equipo, un altísimo costo.

No se prevén grandes cambios en la alineación de Los Pumas – se mantiene sí Gonzalo Bertranou pero no estará Ramiro Moyano, lesionado en sus costillas y mucho más dañino que lo que aparenta. Se lo extrañará y habrá que ver si Ledesma elije que pase Tute Moroni de wing o que ingrese Erre Canceliere en la punta por el tucumano.

Sin Kieran Read, ¿quién referea?

Ya sabemos que no viajó Kieran Read con los All Blacks, un alivio porque el octavo es uno de los mejores del mundo y un gran asistente del referí. La forma en que encara a los que referean a los All Blacks, como les va hablando durante el partido, es un elemento más que se suma a la natural dificultad de enfrentar al bicampeón del mundo. Obviamente, defiendo a ultranza la imparcialidad del hombre con el silbato, pero la empatía es un ejercicio que hay que hacer y que Read hace muy bien. Veremos cómo responde el francés Matthieu Raynal

En ese aspecto, el inglés del ex residente en Cheltenham Agustín Creevy no es lo suficientemente bueno para entablar esa relación de cuasi complicidad con los de habla inglesa. Ojalá que el francés que aprendió en Biarritz, Clermont y Montpellier le sirva durante el partido.

Obviamente, no es en ese pequeño aspecto que se ganará o perderá el partido, pero si el referí es igual de estricto con ambos equipos – líneas de offside y sobre todo el punto de encuentro y juego en el piso – estos Pumas versión Ledesma 01 están para darle batalla.

Contra los Wallabies y en el segundo test con Sudáfrica quedó claro que tienen la capacidad de jugar contra los mejores equipos por 80 minutos. Mismo con los All Blacks en el partido de ida, se notó una mejora física a partir de una mejora del juego.

Por esto y mucho más, cuando me pregunten, ¿ganan esta vez? no voy a tener la misma contundencia de otras veces.
Por: Frankie Deges
Foto: Daniel Salvatori
Otras Noticias