ESPECIALES / Columnas de Opinión
¿Qué decir de Los Pumas?
8/10/2018(A Pleno Rugby)
La derrota frente a los Wallabies y también la de Argentina XV contra Samoa dejó consternación en el seno del rugby argentino por cómo se dieron ambas. Frankie Deges, en su columna semanal, las analiza y pone el foco, además, en los Juegos Olímpicos de la Juventud que se avecinan. Además >> Sánchez, el número uno. Mirá también >> El ranking. ¡Un 10 en disciplina! Qué sigue para Los Pumas. 
El deporte de alto rendimiento, el deporte profesional, no tiene lugar y espacio para enroscarse en el pasado. Debe, por necesidad, estar mirando siempre al futuro, pensando en cómo mejorar, cómo ser más competitivo. 



Eso está pensando Mario Ledesma con su equipo de colaboradores y eso está pensando Agustín Creevy y sus jugadores. Lo que pintaba para noche histórica se desvaneció en la peor de las pesadillas. La derrota fue por demás dolorosa por los múltiples contextos en que se dio.

A saber:

- Tras dos triunfos previos en el Rugby Championship, Los Pumas estaban ya en su mejor torneo.
- Por la forma en que arrancaron y manejaron el primer tiempo, iba a ser un triunfo récord ante un equipo del Tier Uno.
- El buen juego anticipaba un complemento a puro dominio.
- El segundo tiempo mostró una sombra del equipo que había sido.
- La derrota fue récord en tantos sentidos que duele hasta describir cuáles fueron.
- Lo bueno que se hizo en el torneo quedará, si no relegado, al menos empatado con esta derrota histórica.

Con la fiesta inaugural de los Juegos Olímpicos de la Juventud a la misma hora, un amigo que estaba en la 9 de Julio pedía el minuto a minuto por WhatsApp. Casi todos los del grupo estábamos prendidos al partido y parecía que le estábamos tomando el pelo, tanto en el primero como en el segundo tiempo.

Tan inesperados e indescriptibles fueron ambos períodos que hubo que mandar fotos del tanteador para que creyera tanto movimiento de un encuentro atípico.

Muchas, muchísimas veces, expusimos en esta columna que el deporte profesional exige y demanda triunfos. Por eso, el cierre de Hourcade había sido por demás flojo – por la ausencia de triunfos más allá de un equipo vencido y con un juego ensombrecido – como había sido positivo el arranque de Mario Ledesma.

Más allá de las ilusiones y de cómo cada uno debe manejarlas, y aquí hablo del equipo, los hinchas y la prensa, todo pintaba para ser una noche de esas que perduran en la historia. Será inolvidable pero no por lo que quisiéramos.

Conjugación

Razones en el juego hay muchas y al exhaustivo análisis determinará en el post-mortem que pasó. Se conjugó una increíble levantada de los Wallabies, anotando puntos temprano en el segundo tiempo y para Los Pumas una diferencia que exigía un mínimo de inteligencia para quedarse con el triunfo.

Todo se desvaneció, tan rápido como la merma de un equipo argentino que hundió los hombros, agachó la cabeza y se rindió en una batalla que ya estaba ganada.

Una verdadera lástima, pero también un buen llamado a la reflexión, a la introspección y a la búsqueda de que esto no vuelva a suceder. Ganar o perder es consecuencia de muchas cosas; lo que no puede suceder es esa capitulación. Dentro de exactamente un año, estaremos debatiendo entre si estamos para campeones del mundo o pensando en volver a casa desde la lejana Japón.

En cómo se recuperen de estos baches, cómo aprendan a no volver a pasar por situaciones similares, debería estar el foco en los próximos meses. Juego hay; así como dolieron esos últimos 40 minutos, los primeros mostraron probablemente el mejor rugby desde el último Mundial. Fueron implacables, eficientes, ordenados y agresivos todas señales de un buen equipo.

En lo que fue un muy buen Rugby Championship, es injusto, pero también una realidad, entender que nos acordaremos de los buenos triunfos ante Sudáfrica y Australia, del partido en Nelson contra los All Blacks tanto como la implosión en Salta.

Otra derrota de Argentina XV

Se dice constantemente que Argentina/Jaguares, tiene un plantel corto. Argentina XV vendría a ser la Intermedia, si se quiere la Pre, del plantel profesional. Es un equipo que no termina de encontrarse, en un año que será por siempre recordado por la derrota contra Brasil en el Sudamericano 6 Naciones, y en el que nuevamente no se pudo ganar la Americas Rugby Championship y en que Uruguay le ganó la final de la Nations Cup. Otro mojón negativo se dio el sábado al caer contra Samoa A, equipo al que se le había ganado por 70 puntos el año pasado.

El resultado final fue un 36-31 que de ninguna manera refleja la diferencia que tuvo el partido. El tironeo constante entre UAR y los clubes es, claramente, improductivo y se refleja en un equipo que no puede establecerse como tal y representar, en definitiva, al país y a los clubes. Pobres chicos.

Soluciones debe haber porque claramente calidad hay. Es cuestión de encontrarlas rápidamente.

Se viene el seven

Habiendo estado en La Boya, viendo como quedó lista para lo que sin dudas serán unos Juegos Olímpicos de la Juventud espectaculares, el foco ovalado ahora estará en los jóvenes hombres del equipo que lidera Lucas Borges y capitanea el mendocino Juan González.

El proceso hacia Buenos Aires 2018 comenzó hace dos años y lo que se vaya a ver en el sintético no será una generación espontánea si no un trabajo detallado de detección, selección y preparación.

El tamaño de los jugadores habla de un crecimiento de la especie; no faltará potencia, tamaño, definición.

Habiendo visto varios de sus entrenamientos, conversado con sus entrenadores y algunos jugadores, el éxito ya está garantizado más allá del color de la medalla que puedan obtener. No debemos poner presión a un equipo que tiene un par de jugadores que todavía están en el colegio, que tiene un solo jugador que jugó 10 minutos en Primera y que marca el buen futuro del rugby argentino.

Los que vayan a ir a La Boya – quien no tenga la pulsera olímpica no va a poder acceder – sepan que hay solo 2300 ubicaciones y el ingreso es sólo por orden de llegada. Entender esto evitará frustraciones.

Serán tres jornadas de doce partidos cada una, seis de mujeres y seis de varones. Programa altamente recomendable en el marco de unos Juegos increíbles.
Por: Frankie Deges
Foto: Leo García
Otras Noticias