ESPECIALES / Historia
Un torneo con 25 años de historia
12/7/2018(A Pleno Rugby)
Desde que un equipo inglés que se armó con poca preparación ganó el primer certamen en 1993, a la sorpresa del Gales campeón en el último Rugby World Cup Sevens disputado en 2009 en Dubái. A menos de 10 días del inicio del torneo en San Francisco, enterate todo lo que pasó en cada una de las competencias. Moroni. Gómez Cora.
Cuando falta tan solo nueve días para que las mujeres y varones de Nueva Zelanda comiencen la defensa de sus títulos de Rugby World Cup Sevens en el AT&T Park de San Francisco, recordamos las seis ediciones previas del torneo.


1993: Harriman corre a una sorpresa inglesa.

Murrayfield estaba en proceso de renovación cuando se jugó la primer RWC Sevens, con una amplia gama de países incluyendo Taiwán y Letonia. Aún así, fueron los países más reconocidos que dejaron su marca en el torneo, con Fiji, Inglaterra, Australia e Irlanda siendo, tras una dura campaña de ocho partidos, los semifinalistas.

El try de Willie Ofahengaue en la última jugada rompió el corazón de los irlandeses en una memorable victoria 21 a 19 para Australia; en la otra semifinal, el momento del torneo llegó cuando el diminuto le propinó un tackle tan duro al gigante Mesake Rasari que no solo perdió el balón sino que Inglaterra anotó del contraataque para ganar 21 a 7.

La final fue igual de intensa, con el capitán inglés Andrew Harriman usando toda su velocidad en la primer jugada para evadir a David Campese para el primer try. Campese y Michael Lynagh apoyaron tries para Australia, pero fue Inglaterra quien alzó la Melrose Cup por primera vez al ganar 21 a 12 con un equipo armado a las apuradas.

Las otras naciones en celebrar en un frío y mojado Murrayfield fueron Argentina y Japón. Los primeros derrotaron a España 19 a 12 para quedarse con el Plato mientras que los segundos vencieron al local Escocia 33 a 19 para ganar el Tazón.

1997: Serevi mantiene su promesa.

El torneo tuvo lugar en Hong Kong. Fiji fue el mejor de los ocho ganadores de cada grupo, sin conceder un punto en su camino a cuartos de final y anotando 205 propios. Clave en este funcionamiento fue el capitán Waisale Serevi, que terminaría el torneo con 117 puntos - 26 de ellos en la victoria en cuartos de final ante Corea.

Samoa fue el siguiente rival, luego de que estos vencieran 21-5 al defensor del título, Inglaterra. Fiji los superó 38-14 mientras que en la otra semifinal, Sudáfrica, con el liderazgo de Joost van der Westhuizen fue muy fuerte para Nueva Zelanda, cortando su chance de ganar aquí por cuarta temporada consecutiva.

La final fue uno de los mejores partidos de seven de la historia, disfrutada por 40 mil espectadores. Fiji emergió ganador por 24 a 21 y Serevi cumplió su promesa de llevar la Melrose Cup a casa.

Tonga superó a Hong Kong 40-19 en la final de Plata mientras que Estados Unidos derrotó a Japón 40-28 para quedarse con el Tazón.

2001: La salida de Rush alimentó a los neozelandeses.

En enero de 2001, la ciudad balnearia de Mar del Plata, en Argentina, recibió la tercer Rugby World Cup Sevens con cuatro debutantes en Kenia, Chile, Rusia y Georgia.

Fiji, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia terminaron primeros en sus grupos, a los que se sumaron en cuartos de final Argentina, Canadá, Inglaterra y Samoa.

Australia tuvo una gran actuación, mientras que en Fiji apareció Rupeni Caucau en el escenario internacional con siete tries en dos partidos mientras que Nueva Zelanda sufrió un enorme golpe cuando en el cierre de la segunda jornada ante Inglaterra, su capitán y líder Eric Rush se quebró la pierna. Sin Rush, un tal Jonah Lomu tomó control y Nueva Zelanda llegó a las semifinales junto a Australia, Fiji y Argentina.

A pesar del apoyo de su gente, Argentina no pudo repetir el triunfo obtenido en cuartos ante Sudáfrica y cayeron con los neozelandeses 31 a 7. En la otra semifinal, Australia se recuperó después de ir en desventaja 14 a 0 para derrotar a los fijianos por primera vez en dos años.

Con un seguro nuevo campeón, fue Nueva Zelanda quien se quedó con el título en una gran actuación de Lomu que apoyó tres tries en la victoria 31 a 12.

Rusia derrotó a su vecino Georgia 24-12 para ganar el Plato, mientras que Chile se quedó con el Tazón al superar a Portugal 21-19.

2005: Fiji repite en Hong Kong.

Hong Kong se convirtió en la primera sede en recibir dos Rugby World Cup Sevens y Fiji el primer bi-campeón tras derrotar a Nueva Zelanda ante un estadio repleto.

Los dos finalistas terminaron invictos la fase de grupos, aunque los All Blacks tuvieron un susto ante Tonga. Sudáfrica, que cayó en el primer día ante Túnez, se recuperó y mantuvo sus chances mientras que Inglaterra ganó su difícil grupo por diferencia de puntos con Francia y Samoa.

Si bien Nueva Zelanda e Inglaterra tuvieron claros triunfos ante Francia y Escocia en cuartos, Fiji tuvo que sacar lo mejor de si para derrotar 22 a 14 a Argentina. Australia superó 15 a 15 a Sudáfrica.

Dos fantásticas semifinales se vieron, con Nueva Zelanda derrotando a Australia 24 a 20 mientras que Fiji necesito un try de Waisale Serevi en muerte súbita para frenar el sueño inglés de tener la Webb Ellis y la Melrose Cup al mismo tiempo.

Dando muestras de potencia y fortaleza, Fiji derrotó a Nueva Zelanda 29 a 19, cerrando un gran torneo para el capitán Serevi, que levantó la Melrose Cup por segunda vez en el mismo torneo.

Samoa superó a Portugal 29-7 en la final del Plato mientras que Italia se quedó con el Tazón al derrotar a Canadá 7 a 5.

2009: Gales contra todos los pronósticos.

Dubái fue la sede de la quinta edición de RWC Sevens, siendo esta la primera vez que se jugaba en varones y mujeres. En el torneo femenino, Estados Unidos y Nueva Zelanda pasaron sin fallas, pero Sudáfrica sorprendió a España y luego Australia venció a las candidatas de Inglaterra.

Nueva Zelanda sólo superó a Estados Unidos por una conversión y cuando Australia superó a Sudáfrica por un try, la final fue entre los tradicionales rivales del Mar de Tasman. Un try de Shelly Matcham a los 36 segundos de muerte súbita para que las australianas se queden con el primer título mundial.

En varones, nada se dio acorde a los pergaminos; Gales derrotó a Nueva Zelanda 15 a 14, Inglaterra cayó con Samoa en tiempo extra, Sudáfrica no pudo con Inglaterra y el defensor Fiji perdió con Kenia.

El equipo de Paul John derrotó a Samoa en semifinal mientras que Los Pumas 7’s vencieron a Kenia 12 a 0. La final inesperada fue muy cerrada y solo se definió a un minuto del cierre cuando iban empatados 12 a 12. Aled Thomas se escapó al try decisivo y Gales fue el campeón.

2013: Doble alegría negra.

Jugado en el histórico Estadio Luzhniki de Moscú, RWC Sevens 2013 mostró su alcance global y mostró gran rugby en ambos géneros.

Las locales de Rusia marcaron el camino en la zona de grupos en la sección femenina, ya que a la victoria ante Japón y el empate con Francia le siguió una sorpresiva victoria ante Inglaterra 17 a 15 para liderar su grupo. Caerían ante un equipo de Canadá que llegaría a la final, tras vencer a España en semifinales.

En definitiva, nadie podría con Nueva Zelanda que llegó a Moscú como campeonas de la primer Women’s Sevens Series y ganaron la final por 29-12 con Portia Woodman y Kayla McAlister como jugadoras destacadas.

Hubo pocas sorpresas en la sección de varones, tan solo la victoria de Gales ante Fiji en la primera etapa; su defensa del título se cortó a manos de Nueva Zelanda en cuartos de final. Por ese lado del fixture, Fiji derrotó a Sudáfrica mientras que por el otro, Inglaterra derrotó a Australia por poca diferencia y Kenia necesitó de tiempo extra para vencer a Francia.

Las etapas finales fueron interrumpidas por una fuerte tormenta eléctrica que dio lugar a que cuando ganaba Nueva Zelanda ante Fiji 17-0 tuvieran que dejar el campo de juego. Al regresar, no hubo inconvenientes para que no cambie el liderazgo.

En la otra semifinal, Inglaterra derrotó a Kenia 12 a 5 y en la final no fue rival para unos neozelandeses que se quedaron con el título por 33 a 0.
Por: A Pleno Rugby (Fuente: World Rugby)
Foto: World Rugby
Otras Noticias