ESPECIALES / Historia
Una historia que toca el alma
26/12/2018(A Pleno Rugby)
Convirtiéndose en un emblema de superación y tomando como espejo a su ídolo Agustín Creevy, Bruno Vivas expuso el verdadero espíritu navideño y le dejó al hooker un mensaje que demuestra su fuerza de voluntad e integración para salir adelante. ¡Conocé la historia de un gigante del rugby! 
Su historia cautivó a todos en las redes sociales y tuvo en el rugby un canal para superar todas las adversidades. ¿Qué ocurrió? Bruno Vivas iba a dejar el deporte ya que en una escuelita de fútbol le habían dicho que, por su contextura física, no era apto para practicar ese deporte.


Sin embargo, encontró en el rugby un motor para llevar adelante un cambio radical sumándose a las infantiles de CRAI. “Nunca olvidaré la manera en la que Bruno volvió de su primera práctica. Llegó pleno de felicidad, hablando de sus nuevos compañeros de la M8 de CRAI, quienes lo habían recibido como si se tratase de alguien que, como ellos, vienen jugando juntos desde la Escuelita del club”, contó su padre, Alberto.

Pero la verdadera transformación la dio cuando a través de Ricky Altube, un amigo y socio de Club San Luis que hizo de nexo para que Agustín Creevy se enterará su caso y lo adoptara como propio apoyándolo en su etapa formativa, haciéndole llegar una camiseta de Los Pumas firmada por él y abriendo su corazón para que pueda cumplir su sueño.

El agradecimiento no se hizo esperar y Bruno aprovechó la fiestas para mandarle un mensaje a su ídolo: “Quería desearte una feliz Navidad para vos y toda tu familia. Quiero decirte que sigo haciendo un esfuerzo para estar bien y quiero darte muchas gracias por todo. Te quiero mucho”. Sin dudas, un verdadero caballero del rugby.
Por: A Pleno Rugby
Foto: Instagram
Otras Noticias