ESPECIALES / Las columnas de Búsico
La mitad del vaso lleno
2/2/2021(A Pleno Rugby)
En el complicado contexto de pandemia, las actuaciones de los Pumas que están en Europa entregan señales positivas, a la espera de que se inicie la actividad en Australia y, fundamentalmente, en la Argentina. ¡La mirada de Jorge Búsico! Mirá también >> Especiales: Las columnas de Búsico

Siempre es saludable ver la parte llena del vaso. En cualquier orden de la vida. El rugby argentino tendrá que hacer ese ejercicio ante un panorama global adverso y desigual. Este fin de semana comenzará el 6 Naciones con un hecho histórico, ya que Inglaterra y Escocia celebrarán los 150 años del primer test-match de este deporte, celebrado por ambos, mientras que el resto de los torneos en los países siguen su curso. En tres semanas arrancarán los Super Rugby de Nueva Zelanda y Australia y el sábado concluyó la Currie Cup sudafricana. Mientras, en la Argentina sigue siendo hoy imposible pronosticar cuándo se jugará un partido de rugby. La SLAR, con un grupo de jugadores designados para Jaguares XV, es el único horizonte, pero fuera del país e, incluso, pendiendo de un hilo por las cuestiones sanitarias que afectan a la región.



¿Cuál es entonces la parte llena del vaso? A nivel internacional, en la alta competencia, que los argentinos estén en acción y, en varios casos, con actuaciones destacadas en distintos equipos europeos. Llegan buenas noticias de Francia e Inglaterra, adonde fue a parar la mayoría de los integrantes de los Pumas. Y en pocos días será el turno del lote que emigró a Australia, también para participar en un torneo de categoría, con exigencia acorde a lo que necesita el seleccionado. Está claro que este escenario no es el deseado, que lo óptimo era que la UAR dispusiera de los jugadores como ocurrió entre 2016 y comienzos de 2020, pero ante los destrozos que sigue generando la pandemia, es reparador saber que Montoya tuvo un gran debut en Leicester, que Matera hizo un try en Stade Francais o que Imhoff y Delguy siguen vulnerando ingoals en Racing y Bordeaux.

Hace unos días, Carlos Leonelli Uribe, hombre del CURNE de Resistencia, Chaco, publicó en su Facebook un dato revelador. Argentina puede formar un equipo en Francia y otro en el Reino Unido. A saber:

Inglaterra: 1. Nahuel Tetaz Chaparro (Bristol Bears), 2. Julián Montoya (Leicester Tigers), 3. Enrique Pieretto (Glasgow Warriors); 4. Matías Alemanno (Gloucester), 5. Tomás Lavanini (Leicester Tigers); 6. Santiago Grondona (Newcastle Falcons), 7. Guido Volpi (Doncaster Knights), 8. Agustín Creevy (London Irish); 9. Martín Landajo (Harlequins), 10. Joaquín Díaz Bonilla (Leicester Tigers); 11. Mateo Carreras (Newcastle Falcons), 12. Matías Orlando (Newcastle Falcons), 13. Matías Moroni (Leicester Tigers), 14. Facundo Cordero (Exeter Chiefs); 15. Santiago Carreras (Gloucester).

Francia: 1. Ignacio Calles (Pau), 2. Facundo Bosch (La Rochelle), 3. Franciso Gómez Kodela (Lyon); 4. Guido Petti (Bordeaux), 5. Lucas Paulos (Brive); 6. Pablo Matera (Stade Français), 7. Marcos Kremer (Stade Français), 8. Facundo Isa (Toulon); 9. Bernard Reggiardo (Aurillac), 10. Nicolás Sánchez (Stade Français); 11. Juan Imhoff (Racing 92), 12. Jerónimo de la Fuente (Perpignan), 13. Juan Cruz Mallía (Toulouse), 14. Bautista Delguy (Bordeaux); 15. Emiliano Boffelli (Racing 92).

Desde la camada que después logró el Bronce en 2007 que el rugby argentino no tenía este despliegue de jugadores en Europa. Pero sólo ese detalle es comparativo. Son otras épocas, otras situaciones, otras formaciones, otras experiencias. De todos modos, es una base muy importante en este momento con vistas a la meta principal: Francia 2023. En este escenario de Pumas por Europa en distintas épocas, que se repita la sede de la Copa del Mundo también es un detalle. O no. Habrá que esperar en ese caso.

La parte del vaso lleno en el rugby de clubes es más difícil de observar, pero está. El año pasado el parate absoluto sirvió en muchos casos para la reflexión, para mirarse un poco adentro y para revalorar lo que se tiene. Habrá que seguir apelando a todo eso, porque 2021 no asoma distinto. Los clubes con menos recursos, que son la mayoría, no están exentos de la catástrofe económica que sigue dejando la pandemia, y nadie sabe con cuántos jugadores contarán cuando retorne la actividad. La UAR tiene un plan para recuperar jugadores y ayudar a los clubes, pero todavía no se puso en marcha ni se sabe de qué manera.

Valorar la parte llena del vaso será saludable. E indispensable.
Por: Jorge Búsico
Foto: Newcastle Falcons / Stade Francais
Otras Noticias