ESPECIALES / Las columnas de Frankie
A corazón abierto
14/11/2020(A Pleno Rugby)
Una victoria única de Los Pumas, un día histórico para el rugby argentino. En Sydney y sobreponiéndose a todas las adversidades, la Argentina logró el triunfo más esperado ante los All Blacks. El más gritado por todos. El análisis de Frankie Deges, a corazón abierto. Además >> PUMAS HISTÓRICOS. Videos >> El Try de Nico Sánchez. La fiesta Puma en Sydney. El compacto del triunfo histórico

Los Pumas le ganaron a los All Blacks. Pará…vamos de nuevo.

Los Pumas le ganaron a los All Blacks.

Lo repito una vez más para que se grabe a fuego en la memoria colectiva del rugby argentino.

Los Pumas le ganaron a los All Blacks.


Le tocó a Pablo Matera, a Nico Sánchez, a Juan Imhoff, a Julián Montoya, a Guido Petti, al debutante Santiago Chocobares. Estuvo Mario Ledesma, con Nico y Manasa Fernández Miranda, el Tano Loffreda, Corcho Fernández Lobbe y Michael Cheika. Estuvieron muchísimos más que le ganaron primero al COVID-19 y al freno que se impuso en el rugby en nuestro país y el mundo. Que le ganaron a un año de mierda -a esta hora, no encuentro otra palabra, sepan disculpar-. Que superaron barreras increíbles
Los Pumas le ganaron a los All Blacks – no me quiero olvidar.

No fue fácil. No el ganarle a los All Blacks (más lo escribo y más me gusta). No fue fácil poder salir por el túnel del Bankwest Stadium, en el oeste de Sydney, para jugar este partido.

Los Pumas le ganaron a los All Blacks

Llegar a ese vestuario requirió de un esfuerzo personal, institucional, de amigos en la región y en Australia que le dio sentido al esfuerzo.

Poco antes del comienzo del partido, un video de la UAR en las redes sociales marcaba lo duro que había sido poder poner a este grupo en situación de enfrentar al Haka. Sin siquiera pensar en el ganar, solo salir a jugar un test era un éxito.

Y le ganaron… ¡a los All Blacks!

En el cierre del partido, el Negro Coccia, que viene empujando desde hace muchísimos años nuestro deporte con nobleza y profesionalismo decía que este triunfo era el de muchas generaciones de Pumas que habían tratado antes sin poder dar el batacazo.
Matera, líder que quedará en la historia grande por este triunfo y por cada uno de los miles de tackles que lleva puestos con la celeste y blanca, siguió con la misma línea. Casi como si lo hubiera escuchado al Negro.

Dijo algo como que cada uno de lo que estuvo antes, los acercó al momento que estaban viviendo. Disculpen, no tomé nota caligráfica, pero si entendí las emociones.

Los Pumas, que hace un rato le ganaron a los All Blacks, jugaron contra Nueva Zelanda por primera vez en 1976. Y en el 79, el 85, el 87, el 89 y 91, el 97, el 2001, también el 2004, el 2006 y 2011. Y gracias al Rugby Championship dos veces por año desde 2012. Hubo que esperar 35 partidos para ganar.

Entonces hay que pensar de Hugo Porta, y Tomi Petersen, Tati Milano, Diego Cash, Lisandro Arbizu, el Yankee Martin, Diego Albanese, Agustín Pichot, Felipe Contepomi, los hermanos Fernández Lobbe, Juan Martín Hernández, Agustín Creevy. Y cada uno de los que entraron a la cancha y todos los que empujaron de afuera en ese entonces y hoy. Nombramos algunos referentes, pero todos pusieron su grano de arena.



Los Pumas le ganaron a los All Blacks

Después de una historia negativa con los All Blacks, hoy festejan todos ellos con Ledesma, el Tano, Nico y Manasa, y Corcho Fernández Lobbe que estuvieron en Sydney en un cuerpo técnico con gente anónima que merece la misma medalla que ellos, que los 23 que estuvieron en el plantel y los veinte que empujaron en cada entrenamiento para que pasara lo que pasó hoy.

Muchos no ven a sus familias hace mucho más de dos meses y que recién van a volver a verlas en cuatro semanas. Las victorias justifican los esfuerzos, pero el éxito es otra cosa.

Lo de hoy, lo de hace un rato, esto que le ganaron a los All Blacks por primera vez es la combinación perfecta de victoria y éxito.

Tuve el privilegio de ver y 23 de los 35 partidos que jugaron ambos países; todos los que jugaron en Argentina (todavía me acuerdo del Haka con mis ocho años en Ferro en el 76, y el empate en el 85 a días de recibirme del secundario) y otros seis en Nueva Zelanda, incluyendo el 93 a 8 que cambió la historia del rugby argentino. Me perdí el primer triunfo.

Pero aquel de Wellington en el 97 fue el fiel reflejo de como algo malo resultó en algo bueno.

Los Pumas le van a ganar a los All Blacks

Ayer, en un IG Live premonitorio con Gonza Quesada – si se copa lo hacemos cábala… - contaba de aquella gira que padeció con el 10 en la espalda y como al regresar había comenzado un nuevo camino. Hablando de lo que sería el partido que Los Pumas le ganaron a los All Blacks, este crack dejó claro que veía bien al equipo, que le tenía mucha fe. Que tanta adversidad era buena. Y que los All Blacks no estaban en su mejor momento.

Siempre quedará en la historia lo que hizo en dos años en el país.

Un rato antes, en una charla informal con el Huevo Hourcade me decía lo mismo. Que el equipo estaba bien. Que les iba a ir muy bien. Dicho por un semifinalista de RWC 2015.

Dos tipos que saben mucho.

Siempre se le tiene fe a Los Pumas, pero la adversidad había sido mucha. Vean ese video de la UAR lo que tuvieron que hacer estos chicos que se representan a sí mismos, a sus familias, a sus clubes, a sus pueblos y ciudades, a sus amigos. A mí, a mis hijos, a ustedes.

Ante esa adversidad, la lógica indicaba que Los Pumas dejarían todo hasta que se quedaran sin nafta. Evidentemente, anduvieron con motor a diésel porque aguantaron hasta el final. Después, encima saltaban en el festejo.

Los Pumas le ganaron a los All Blacks

El análisis del partido está muy escrito en otra nota de A Pleno Rugby. Podremos analizar que tenemos unos animales como Marcos Kremer, Matera, Petti y Alemano que tacklearon todo lo negro que daba vuelta, que Nico Sánchez volvió con todo, que Montoya cumplió lo que siempre prometió, que Chocobares parecía tener 75 caps. Y así uno por uno.

Disculpen que escriba desde otro lugar. Hoy, Los Pumas le ganaron a los All Blacks.

Me decía un amigo, de esos anónimos que empujaron para poner a estos chicos en posición de conseguir lo que acaban de conseguir, que “no hay secreto. Se trata siempre, siempre, siempre, de dar. Generosidad sin límites ni condiciones. Todos se vaciaron enteros antes del partido. Se entregaron antes.”

“No hay secreto. Cuando uno da y da, las cosas llegan.”

No hubo ni emoción ni grandilocuencia. El cambio de este grupo es inmenso. Ni siquiera Mario Ledesma se permitió en el vivo de ESPN, una lágrima, algo habitual en alguien tan emocional como él.

Las cosas llegaron. Finalmente. Le tocó a este grupo. Le podría haber tocado a los del ’85 y el empate. A los del 2001 y esa última pelota que quedó adentro, o a los del 2006 que se comieron el amague de Dan Carter para el try del triunfo, o el line que se jugó mal el año pasado.

Los Pumas le ganaron a los All Blacks

A diferencia de entonces, hoy se jugó con la tranquilidad de un resultado que daba justamente eso…tranquilidad.

Sabiendo que eran ellos los que manejaban el partido. Que ni Aaron Smith ni Dan Coles los iban a desenfocar.

“Estoy jugando por mi país, me está faltando el respeto,” se escuchó decir al gran capitán sobre una actitud del hooker neozelandés
Fue el triunfo de una idea, de un país. De gente que supo cambiar. Que supo escuchar y seguir dando. Que se dio una nueva oportunidad.

Fue, ojalá, ojalá, ojalá, el comienzo de algo. Fue un poco de esperanza en un país que se cae a pedazos. Fue mucho más que un triunfo.

Quedan tres partidos y el arranque fue un shock anímico para el equipo, para la comunidad del rugby argentino, y para los que les interesa el deporte.

El país sigue con la lucha desigual del COVID, se sigue desgranando. Hay cosas más importantes pero este triunfo genera una paz que hacía tiempo no sentíamos. Un objetivo que es el sábado contra los Wallabies. Hizo que sonriéramos después de tanta mala onda.
Los Pumas le ganaron a los All Blacks. 25 a 15. Fue paliza.

Gracias… ¡totales!

Por: Frankie Deges
Foto: UAR y La Nación
Otras Noticias