ESPECIALES / Las columnas de Socino
La Copa de Europa le tenía guardado un partido muy especial a Juan Pablo Socino ya que este viernes se enfrenta ante Newcastle, su ex equipo y donde juega su hermano Santiago. Por eso, el centro de Edinburgh se refirió a lo que va a significar para él este duelo. 
El viaje a Irlanda fue muy duro. La noche del viernes va a ser difícil de olvidar por la forma en que caímos contra Munster, por la décima ronda del Pro 14.

Después de la derrota contra Newport Dragons viajamos a Irlanda con un plantel con muchos jugadores jóvenes, que habían sumado experiencia en estas semanas debido a la ausencia de los jugadores internacionales escoces durante la ventana de noviembre. Fue una experiencia que servirá, indudablemente, para el futuro.



Enfrente, tuvimos a un equipo de Munster que puso en cancha a muchos jugadores internacionales, incluyendo jugadores de los British and Irish Lions, repleto de clase y experiencia.

Como si fuera necesario, encima el partido no se jugó en el Thomond Park que es uno de los dos estadios de la ciudad. Jugamos en el Irish Independent Park, que a diferencia de Thomond Park, tiene césped sintético, dándole a Munster una ventaja extra contra nosotros que estamos acostumbrados al césped natural.

Sabíamos que iba a ser un partido muy difícil y que tendríamos que mostrar lo mejor de nosotros para poder competir.

Durante primeros 40 minutos alternamos momentos de buen rugby, más en defensa que en ataque, con imprecisiones, las cuales ante un equipo como Munster no te podés dar el lujo de hacer.

Ellos aprovecharon y capitalizaron cada error nuestro para marcar puntos, y nos fuimos al descanso 34 a 7 abajo.

No era, obviamente, lo que habíamos planificado, ni mucho menos todo lo que se había trabajado en la semana. Había que cambiar la actitud para poder dejar otra imagen en el segundo tiempo.

Ahí, tuvimos muchísima más posesión de pelota, pero lamentablemente, volvimos a ser imprecisos. Logramos marcar un segundo try, luego de una serie de muy buenas faces en ataque. Ellos también hicieron lo suyo y cerraron el marcador 44 a 14.

Una dura derrota, marcada por muchos errores de nuestra parte y una gran calidad de ellos para controlar el partido por los ochenta minutos. Ojalá sea un punto de quiebre.

Esta semana se vuelve a Europa y vamos a jugar nada menos que contra mi ex club, el Newcastle Falcons, donde pasé las últimas cuatro temporadas, donde tengo amigos dentro y fuera de la cancha, pero más importante, donde juega mi hermano Santiago.

Ellos vienen de derrotar a Toulon en Francia y a Montpellier en Newcastle. En cambio, nosotros perdimos en calidad de visitante contra Montpellier (sumando punto bonus) y logramos una gran victoria de local contra Toulon (marcando cuatro tries).

El grupo se encuentra más que abierto, con todo por jugarse. Estos próximos dos partidos pueden llegar a marcar el destino de ambos en la copa.

Jugar contra Santiago va a ser interesante y hasta divertido. Soy el mayor de cuatro hermanos – dos hermanas y Santiago, de quien soy cuatro años más grande. Jugamos juntos en Los Matreros y también en los Falcons. Está jugando en gran nivel y espero crusármelo en la cancha en algún momento.

¡Supongo respetará a su hermano mayor!

El
Pro 14 volverá el 21 de diciembre cuando en nuestra casa de Murrayfield jugaremos contra nuestro gran rival, los Glasgow Warriors. Ya iremos contando lo que significa ese partido. 

Seguí este partido, En Vivo, a través de la Señal de Flo Rugby
Por: Juan Pablo Socino
Foto: Edinburgh
Otras Noticias