ESPECIALES / Las columnas de Socino
Se viene una definición imperdible
15/3/2019(A Pleno Rugby)
En una nueva entrega de sus habituales columnas semanales, el jugador de Edinburgh, Juan Pablo Socino, pone el foco en lo que será una definición apasionante del Torneo de las Seis Naciones. 
Tras un fin de semana del Seis Naciones con resultados que probablemente podemos llamar predecibles, se acerca una semana de definición para la competencia europea más importante de todas. Son tres los equipos con posibilidades de consagrarse campeones: Gales, Inglaterra e Irlanda.



El primero, probablemente, llega con más chances que los otros. El equipo del dragón viene con gran forma en los últimos 14 partidos, ya que trae un invicto que es una fuerza que todo equipo siente. El poder obtener el Grand Slam es un poderoso envión anímico.

Se enfrenta ante un poderoso equipo de Irlanda que quiere mantener sus esperanzas de salir campeón, aunque saben que no dependerá solo de ellos. La derrota ante Inglaterra en el comienzo del torneo, dañó sus objetivos, máxime que llegaba de una ventana de noviembre en que habían derrotado por segunda vez a los All Blacks.

Por otro lado, Inglaterra enfrenta a Escocia en un partido importante en su propio contexto. Existe una rivalidad eterna y tangible entre escoceses e ingleses que van más allá del rugby; además, la disputa de la tradicional Calcutta Cup y las ganas de los escoceses de arruinarles la posibilidad a sus vecinos del sur de coronarse hace que sea un partido para no perderse.

Escocia viene mal herido; luego de un prometedor arranque de torneo, no supo mantener su rendimiento y no volvió a ganar. Golpeado, con muchas lesiones, buscaran redimir su imagen este fin de semana.

Inglaterra también depende del resultado entre Gales e Irlanda, pero no querrán dejar nada al azar. Necesitan ganar y ganar bien, no solo para darse la mejor oportunidad de ser campeones, pero también para dejar su mejor imagen de cara a Rugby World Cup, en Japón 2019. El Mundial se acerca cada vez más rápido.

Por último, el partido entre Francia e Italia tiene también su condimento. Ambos jugarán por su dignidad y por terminar el torneo de la mejor manera con una victoria.

Los galos mostraron destellos de su mejor rugby durante este torneo, pero también jugaron en sus niveles más bajos. Hay mucha polémica alrededor del plantel; ex jugadores criticando tácticas y métodos de trabajo; algunos hasta al mismo entrenador.

Por otro lado, el equipo Tano que no pudo conseguir una victoria hasta ahora; aún ganando, no logrará salir del fondo de la tabla, lo cual significa otro año con la cuchara de madera. Probablemente en todos los partidos tuvieron momentos de gran rugby, donde lograron preocupar a todos los rivales pero sin poder mantener el suficiente el control del partido, de poco sirve.

Por encima a esto, se suman las declaraciones de Eddie Jones, diciendo que si se quiere elevar el nivel del 6 naciones, se debe garantizar que el torneo lo jueguen los mejores 6 de Europa (lease incorporación de ascenso y descenso). Guiño para Georgia y llamado de atención para los Italianos.

Mirá los partidos de Europa, en vivo, en FloRugby
Por: Juan Pablo Socino
Foto: Archivo
Otras Noticias