ESPECIALES / Las columnas de Socino
“Se nos acabó el sueño”
2/4/2019(A Pleno Rugby)
En su columna semanal, Juan Pablo Socino se refirió a la eliminación de su equipo, Edinburgh, a manos de un grande como Munster en cuartos de final de Champions Cup. "Una importante oportunidad perdida aunque con la tranquilidad de que se dejó todo en la cancha", agregó. Sección especial >> Las columnas de Socino
No pudo ser.

La preparación para el cuarto de final de la Copa Europea tuvo una semana de entrenamiento muy intensa y con el equipo súper concentrado.


Desde lo personal, viví muchísimas sensaciones; el equipo se anunció el martes y supe que lamentablemente no iba a ser parte de los 23 jugadores que iban a disputar el partido.

Lo negativo de enterarse tan temprano en la semana es la incapacidad de afectar la decisión; sin importar el esfuerzo el equipo ya está seleccionado. A favor, si es que hay, es la capacidad de saber el lugar que uno tiene y el importante rol que cada pequeño componente tiene dentro de la semana para que se logre el objetivo del fin de semana.

Muchos jugadores encuentran difícil la sensación de ser parte de la preparación cuando son excluidos de la convocatoria; por lo tanto, su esfuerzo (no siempre conscientemente) disminuye sin poder entender el efecto dominó que esto genera.

Para que una semana de entrenamiento salga bien, se necesita de todos y cada uno de los jugadores del plantel. Obviamente los que van a jugar, pero también los que no ya que se encargaran de analizar al rival para poder recrear sus movimientos y estrategias contra el equipo titular, exigiendo y preparándolos de la mejor manera.

No es fácil pero es primordial entender que hoy es uno el que esta de este lado; cuando los roles se inviertan, vas a necesitar que tus compañeros excluidos también puedan hacer su trabajo correctamente.

Habiendo explicado esto, la semana fue perfecta – si es que el término realmente existe. Cada componente del plantel = técnicos, médicos y jugadores – estuvieron al 100 por ciento de sus capacidades.

La ciudad estaba preparada para una fiesta, hubo casi cuarenta mil hinchas incluyendo a unos 10 mil que cruzaron el mar y tiñeron de rojo parte de un estadio de Murrayfield que tuvo un partido disputado, con mucho nervio.

Lamentablemente el partido no se nos dio; fueron dos equipos que plantearon el partido de una manera muy similar, sin arriesgar en su propio campo, tomándose su tiempo para armar los rucks, salir con el pie y esperar a que el otro cometiese el error primero, a ver quien se aburría primero. Fue un partido muy físico, donde cada golpe hacia levantar a la gente.

El primer tiempo fue tan parejo que terminó 10 a 10. Nosotros dejamos pasar dos oportunidades claves dentro de las 5 yardas rivales que luego nos iban a pasar factura.

Debido a la importancia del partido, el staff técnico había decidido por primera vez utilizar el vestuario del equipo nacional. Ahí nos encontramos luego de 40minutos, sintiéndonos bien ya que el plan táctico funcionaba y habíamos podido limitar a Munster en su juego.

El segundo tiempo fue claramente igual, ambos equipos pateando la pelota mucho a los wings rivales y luchando cada ruck como el último. Logramos separarnos en el marcador con un penal acercándonos a los últimos 10 minutos de juego.

Luego de un ataque nuestro en las 40 yardas rivales, conseguimos un penal en frente a los postes, muy celebrado por nuestra gente, ya que estiraríamos la diferencia a seis puntos.

Lamentablemente, en una decisión controvertida, el referee del partido decidió dar vuelta el penal por un "empujón". Penal que ellos patearon al touch para ponerse en situación de ataque en nuestros 22 metros.

Desde esa plataforma, se lanzaron al ataque y a ocho minutos del cierre nos quebraron con el try que fue definitorio. Si bien el equipo luchó esos últimos minutos con más garra y energía que táctica, no alcanzó.

Se nos acabó el sueño de la Champions Cup. Una importante oportunidad perdida aunque con la tranquilidad de que se dejó todo en la cancha.

Mirá los partidos de Europa, en vivo, en FloRugby
Por: Juan Pablo Socino
Foto: Munster Rugby
Otras Noticias