ESPECIALES / Las columnas de Socino
Pasó una semana con varias emociones
9/5/2019(A Pleno Rugby)
El Pro14 entra en su etapa de definiciones, con los 4 equipos ya clasificados a las semifinales y Juan Pablo Socino nos entrega su mirada, en su habitual columna especial en A Pleno Rugby. Mirá también >> Los especiales de Socino.
Pasó el fin de semana con los cuartos de final del Guinness PRO14 y no hubo sorpresas con respecto a los resultados ya que ganaron los favoritos.



Eso sí, hubo muchísima emoción por sobre todo en el partido de Munster v Benetton; el equipo italiano lo iba ganando a falta de cuatro minutos y enmudecían a un repleto estadio de irlandeses y su marea roja. Concedieron un penal sobre la mitad de la cancha que el equipo local iba a transformar en tres puntos para tomar la delantera.

Se vivieron unos últimos minutos de esos que te hacen comer las uñas. Treviso tuvo dos posibilidades de darlo vuelta con situaciones de drop, pero no iba a poder ser.

El avance de Munster y Ulster garantiza un equipo irlandés en la final, gran logro para la IRFU que puso a tres equipos, junto a Leinster, en esa instancia.

También hubo otro evento importante, aunque este fue fuera de la cancha.

La cena de gala de la liga donde se entregan varios premios, entre ellos a mejor jugador, pateador con más eficacia, mejor jugador joven, mejor entrenador, jugador con más tries, etc.

Esta sí fue una noche bastante exitosa para Edimburgo como club, una manera más de cerrar un gran año, con irregularidades, pero altamente positivo.

Bill Mata fue elegido el mejor jugador de la liga elegido por sus pares. El fijiano tuvo un gran año tanto en la liga como en Europa, donde también se encuentra nominado. Esperemos que pueda seguir con su rendimiento y esto llevarlo a Japón para jugar contra los mejores.

El segundo premio que recibió el club fue para Jacko Van Der Walt, llamado Golden Boot. A diferencia de lo que normalmente se ve en otros deportes, este premio no es entregado al que más puntos marcó, sino para el pateador con mayor efectividad, o sea, mayor porcentaje. Jacko fue autor de varios puntos claves a lo largo de todo el año y si no fuera por escasos márgenes hubiese terminado con un promedio aún más alto.

El último premio es entregado por todos el Chairman de la liga, un premio a la trayectoria, reconocimiento que abarca dentro y fuera de la cancha, pasado y presente. Fue entregado a Ross Ford, un sirviente ejemplar de nuestro club y también del rugby escocés. Tiene el récord de más partidos jugados para su selección y 199 para Edimburgo. Me tocó compartir con él una sola temporada, más que suficiente para ver qué tipo de persona es, un profesional increíble, un atleta sin igual y un gran ser humano.

Un premio que reflejó el gran torneo del equipo italiano, fue el de entrenador del año que se lo llevó Kieran Crowley, quien logró llevar a Benetton Treviso a un playoff, algo histórico para el rugby de ese país.

Adam Hastings, de Glasgow, se llevó el premio a jugador joven de la temporada, un 10 que promete y que está luchando por su lugar en el equipo titular de Escocia con vistas a Rugby World Cup 2019.
Por: Juan Pablo Socino
Foto: Edinburgh
Otras Noticias