INTERNACIONALES / 3 Naciones
Sudáfrica está vivo
Sudáfrica está vivo
20/8/2011(A Pleno Rugby)
Con una gran actuación defensiva y oportunismo en campo contrario, los Springboks vencieron a los All Blacks por 18-5 y se despidió del Tri-Nations con una victoria. Morné Steyn anotó todos los puntos con el pie. Nueva Zelanda y Australia definirán el título, el sábado.

Sudáfrica hizo lo que tenía que hacer: ganar. No importaba cómo ni por cuánto. Con la defensa como estandarte y un implacable Morné Steyn, se despidió del Tri-Nations con una victoria por 18-5 ante Nueva Zelanda, en Port Elizabeth, y podrá encarar la defensa de la Copa del Mundo con otro ánimo.

Luego de tres duras derrotas, los Springboks y, principalmente, su entrenador Peter de Villiers habían quedado en observación. A 20 días del inicio del Mundial, conseguir un buen resultado en el último Test Match preparatorio era una necesidad imperiosa.

Nueva Zelanda, en cambio, llegaba invicto, a un paso del título, con la moral por las nubes y con un juego arrasador. Para este partido, no obstante, Graham Henry, en concordancia con su política de recambios, descansó algunas piezas importantes como Dan Carter y Richie McCaw.

En el vértigo que proponen las últimas modificaciones reglamentarias, Sudáfrica ha quedado algo rezagado de otras potencias como los propios All Blacks, Australia y hasta Inglaterra. Por eso, para lograr su objetivo apeló a otras armas.

La defensa fue su principal virtud. No sólo desactivaron el constante peligro que proponían los de negro sino que también recuperaron incontables pelotas en los rucks y obligaron a infracciones del rival.

Allí estuvo el otro gran mérito. Cuando pisó campo contrario, se fue con puntos, gracias en buena medida a la eficacia de Morné Steyn, autor de todos los 18 puntos del ganador (cinco penales, un drop).

Nueva Zelanda intentó una y otra vez por todos los medios, demostrando incluso una mayor agresividad y verticalidad en el juego, pero la reposición defensiva de los Springboks fue impecable y nunca se daba por vencido. Era común ver ataques de los All Blacks frustrados a metros del in-goal contrario.

Así, Sudáfrica se despidió con una victoria valiosísima. Demostró que está vivo y vuelve a ser candidato a quedarse con la Copa del Mundo. Nueva Zelanda ahora deberá definir el título del Tri-Nations ante Australia, el sábado. Por primera vez en varios años, aparecieron las dudas. Justo en el peor momento.


Sudáfrica (18): Pat Lambie; JP Pietersen Jaque Fourie, Jean de Villiers y Bryan Habana; Morné Steyn y Fourie du Preez; Pierre Spies, Willem Alberts y Heinrich Brüssow; Victor Matfield y Bakkies Botha; Jannie du Plessis, Bismarck du Plessis y Gurthrö Steenkamp.
Ingresaron: John Smit, Tendai Mtawarira, CJ van der Linde, Danie Rossouw, Ashley Johnson y Francois Hougaard.
Suplente: Butch James.
Entrenador: Peter de Villiers.

Nueva Zelanda (5): Israel Dagg; Isaia Toeava, Richard Kahui, Sonny Bill Williams y Hosea Gear; Colin Slade y Jimmy Cowan; Liam Messam, Adam Thomson y Jerome Kaino; Ali Williams y Samuel Whitelock; John Afoa, Keven Mealamu (cap) y Tony Woodcock.
Ingresaron: Andrew Hore, Ben Franks, Jarrad Hoeata, Victor Vito, Andy Ellis, Piri Weepu y Cory Jane.
Entrenador: Graham Henry.

Tantos en el Primer Tiempo: 7, 9, 17 y 26’, Penales de Steyn (S); 32’, Drop de Steyn (S); 35’, Try de Kahui (NZ).

Tantos en el Segundo Tiempo: 19’, Penal de Steyn (S).

Estadio: Nelson Mandela Bay, Port Elizabeth
Árbitro: Nigel Owens (Gales).

A Pleno Rugby
Fotos: Daylife
www.aplenorugby.com.ar 

Otras Noticias