INTERNACIONALES / Francia
Ante la salida de Christophe Urios al cierre de la temporada que está a punto de dar inicio, Benjamín Urdapilleta dejó claro que evaluará su panorama para determinar si seguirá en el vigente campeón francés. "No voy a decir que ganamos todo, pero nos hemos reforzado muy bien”, dijo la figura argentina.
En el centro de la escena luego de coronarse como el mejor equipo en el último campeonato, Benjamín Urdapilleta cobró una notoriedad y reconocimiento en uno de los torneos más prestigiosos del mundo ovalado.



El ex CUBA le concedió una entrevista a Midi Olympique y dejó sus sensaciones una vez que se confirmó el alejamiento de su entrenador, Christophe Urios al concluir la temporada. “Me llamó para contármelo antes de que fuera oficial. Es muy bueno que haya tomado su decisión. Al menos, está decidido. Para todos nosotros, los jugadores, es mucho mejor que sea así. Los jugadores y los entrenadores estamos de paso y ¡Christophe no se convierte en el peor entrenador porque se va!”.

Y luego se refirió a su futuro al no contar con un entrenador que también tuvo en su paso por Oyonnax: “No sé si Castres quiere conservarme, o incluso si el futuro gerente me querrá... Me apegué a Castres. Lo ideal hubiera sido que Christophe prolongue su vínculo porque me habría quedado y terminaría mi carrera acá. Hubiera sido más fácil”, comentó el 10.

Por último, dejó fluir sus emociones y habló de la fuerza externa que recibe para seguir adelante ante la adversidad: “Antes de pisar la cancha, pienso mucho en mi hermano, a quien perdí hace unos veinte años. Yo tenía diez y él tenía dieciocho. Una noche, mientras caminaba de regreso a su casa en Argentina, fue atropellado por un automóvil. Éramos lo mismo. Siempre estaba conmigo, constantemente hacíamos bromas, nos reíamos mucho. Antes de cada partido le pido que me dé fuerzas. Pensé mucho en él en la final en el Stade France. Él medio la agresividad que necesitaba para ganar. Fue mi ídolo”.
Por: A Pleno Rugby
Foto: Icons Sports
Otras Noticias