INTERNACIONALES / Francia
La victoria en el clásico parisino ante Racing 92 le dio al Stade Francais un envión anímico vital para encarar el tramo final del Top 14 francés. “Fuimos eficientes en los momentos clave del partido”, destacó Quesada, en una entrevista con Midi Olympique. Además >> El Stade se dio un gustazo Videos >> El golpe que sacó a Matera del derby. Matera y un tackle brutal

En La Defense Arena, el Stade sacó pecho. Y se quedó con un triunfazo, vital desde lo anímico para encarar el Sprint final del campeonato. Si bien es cierto que en la tabla de posiciones la victoria no alteró la posición del equipo, la victoria en el clásico resultó una muestra de carácter de un equipo que está en plena reconstrucción.



Y fue ese aspecto el que destacó Quesada al término del encuentro, en una entrevista con Midi Olympique. “Nos habíamos preparado bien para este partido y para toda esta serie de partidos. Intentamos trabajar mucho internamente en todo lo que pasaba en el campo, en nuestro juego, en nuestra defensa, pero sobre todo en construir nuestra identidad, nuestro carácter”, explicó el DT.

Y siguió: “Nos habíamos marcado algunos objetivos, así que hablamos un poco del orgullo, pero no del orgullo de ganar el derbi y seguir con vida. Hablamos sobre todo del contenido, de lo que pudimos hacer en el campo. Antes del partido, hicimos algo un poco diferente en la preparación. Fue un poco arriesgado, pero los jugadores siguieron el juego. Visualizamos lo que podíamos experimentar, cómo iba a ir el juego. Fue bueno volver a mencionarlo”.

La confianza fue un aspecto que volvió a resaltar Quesada durante la entrevista: “Me gusta mucho la psicología, el trabajo mental de un equipo. Para que un equipo gane confianza, se necesita tiempo. Jugamos muchos partidos buenos sin ganar. Estoy pensando en los partidos con Lyon, con Pau, contra Racing en casa. Hoy fue una gran prueba en ese aspecto”.

Aunque también fue crítico, y sabe que hay que corregir ciertos aspectos: “Todavía nos perdimos algunas oportunidades, e intentaremos entender por qué”, sostuvo Gonzalo, que puso de ejemplo también a quienes ingresaron desde el banco y fueron claves para el final del partido y la victoria: “Llamamos a Da Silva, que juega de hooker, para que entre de tercera, y fue quien terminó recuperando esa pelota en el final. Me quito el sombrero ante él porque fue él quien ganó la última pelota del partido”.
Por: A Pleno Rugby
Foto: Stade Francais
Otras Noticias