INTERNACIONALES / Notas
Siya Kolisi ha admitido que luchó para adaptarse a la exposición que le trajo el hacerse cargo de la capitanía de Sudáfrica durante el 2018. “Cuando era niño, no había manera de soñar con ser el capitán de los Springboks”, contó el tercera línea y agregó: “Creo que tenemos una posibilidad de ganar la Copa del Mundo”. Sección Especial >> Rugby Internacional.
En un movimiento histórico, Kolisi se convirtió en el primer capitán de color al frente de los Springboks y los llevó a una serie de victorias contra Inglaterra, así como el resonante triunfo contra los All Blacks en Wellington.


Sin embargo, en una entrevista con CNN, Kolisi admitió que su primer año como capitán resultó ser un desafío, especialmente con las responsabilidades fuera del campo que viene con el papel.

“No me gusta ser el centro de atención. Soy muy tímido”, admitió Kolisi que luego agregó: “La gente tenía obviamente altas expectativas y todo, y creo que verme en los periódicos todos los días, es algo a lo que es difícil acostumbrarse”.

Posteriormente, el jugador de 27 años contó: “Mi juego se fue un poco abajo, y fue difícil. Se puede ver con las estadísticas y esas cosas. Incluso el entrenador te diría que mi juego no estaba a la altura”.

Kolisi agregó que después de una educación menos que modesta en el municipio de Zwide, fue un sueño hecho realidad para él liderar al equipo el año pasado: “Para mí, las cosas con las que soñábamos eran ser taxistas o hacer cosas que se supone que no debo hacer. Cuando era niño, no había manera de soñar con ser el capitán de los Springboks”.

“Hemos roto algunas barreras que pensé que no podíamos hacer”, manifestó Kolisi cuando se le pidió que haga un balance del año pasado y continuó: “El respeto está de vuelta en la camiseta de Springboks. Creo que tenemos una posibilidad de ganar la Copa del Mundo”.
Por: A Pleno Rugby (Fuente: CNN)
Foto: SA Rugby Mag
Otras Noticias