INTERNACIONALES / Notas
World Rugby discute el futuro
14/3/2019(A Pleno Rugby)
En Dublín, la entidad se reúne con dirigentes y CEOs de las principales uniones para tratar de diagramar cómo será la competencia internacional. Los países del Seis Naciones, uno de los mayores obstáculos y la influencia que pretenden tener los jugadores en la mesa de discusión. Sección especial >> Rugby Internacional.
Hace un mes, el escándalo estalló. El Herald neozelandés publicó como anticipo un supuesto formato de competencia que tenía preparado World Rugby en el que los países emergentes verían limitadas sus oportunidades de medirse con las potencias.


De inmediato, Bill Beaumont (Presidente de WR), Agustín Pichot (Vice) y Brett Gosper (CEO) se encargaron de desmentir el informe y llamaron a una reunión en la capital irlandesa para tratar de llegar a un acuerdo entre todas las partes.

EL organismo internacional emitió hace unos días un comunicado en el que fijó ante el público cuál era su postura, tratando de evitar nuevos problemas y exponiendo, por qué no, a quienes no quieren abrir el juego para los seleccionados que quieren insertarse en el máximo nivel.

En el ideal de World Rugby, la máxima categoría contará con los países de Seis Naciones (Conferencia europea) y Rugby Championship (Resto del Mundo) más dos seleccionados que clasificarán en base a su Ranking Mundial y que hoy serían Fiji y Japón.

Además de los partidos entre los equipos de una misma zona, habría cruces con los del otro grupo y una tabla que clasificaría a semifinales y final. Los dos primeros de uno contra los dos del otro. También encuentros por mantener la categoría con una segunda división de otros 12 seleccionados más una tercera, con la posibilidad de progresar.

Por su parte, trascendió que el Seis Naciones negocia con CVC Capital Partners, ex socio mayoritario de la Formula 1 que incursionó en el rugby con la Premiership, un nuevo contrato televisivo que aumentaría las ganancias para los seleccionados y que, claro, no propone ascensos y descensos. Una preocupación para los planes de World Rugby.

Por su parte, referentes de distintos seleccionados pidieron representación en la mesa de discusión y creen que la voz de los jugadores debe ser escuchada antes de cualquier definición.

"Queremos asegurarnos que no se repita la situación en la que nadie nos consulta", dijo el galés Alun Wyn Jones. "Queremos ser parte de las decisiones clave en el juego. De todas formas, al momento no tenemos un lugar en la mesa para tener alguna influencia", agregó el australiano Michael Hooper.

Por lo pronto, la reunión en Dublín parece ser determinante para poder encaminar el futuro de un calendario con distintas necesidades, pero algo que todos tienen en común: el juego y el negocio.
Por: A Pleno Rugby
Foto: World Rugby
Otras Noticias