LOS PUMAS / Notas
“El objetivo es cuartos de final”
14/5/2019(A Pleno Rugby)
A meses del Mundial, Mario Ledesma aseguró que el principal desafío para Los Pumas en Japón será salir de la zona de la muerte. El head coach habló del armado del plantel con los jugadores que están en Europa y dejó en claro: "el que nos agrega un valor va a jugar". Mirá también >> Ledesma hace escuela.
Salir vivo de la zona de la muerte. Inglaterra y Francia representan la principal dificultad para un seleccionado argentino que también peleará con las exigencias de Tonga y Estados Unidos y, para Mario Ledesma, la meta hoy no puede ir mucho más allá de superar la primera ronda.


El entrenador de Los Pumas, en diálogo con Juan Pablo Varsky, trazó una línea con lo que fue la RWC 2015 y la proyectó hacia Japón 2019: "no es la misma zona que la que tocó en ese momento, que el único difícil era Nueva Zelanda. Hoy el objetivo es llegar a cuartos de final, después veremos. Inglaterra está entre los dos o tres primeros del mundo y Francia que acaba de cambiar parte del staff y es una caja de sorpresas, te pueden sacar un conejo de la galera en cualquier momento".

En tanto, Ledesma analizó la realidad de un rugby argentino que en los últimos años se debate entre los jugadores que están en el país y los que eligieron seguir sus carreras en Europa, en meses donde ya se confirmaron varias salidas y, se sabe, todavía puede haber más bajas.

"Va en la decisión individual. En esta sociedad que vivimos nos queremos sacar la decisión de encima. Los chicos que se fueron están en todo su derecho y nosotros desde ningún punto de vista hacemos una evaluación ética o moral. En otro momento era así, no se podía jugar y los chicos se iban con conocimiento de causa y algunos decían que era injusto. Eso no quiere decir que no pueda hacer una lectura en función de las decisiones que toman, en función de una foto más grande que es el rugby argentino", contó Bocha.

Sobre la política de convocatorias, explicó: "hoy es bastante más flexible, pero no deja de tener una cuota de subjetividad. A niveles similares vamos a elegir al tipo que eligió quedarse, el que nos agrega un valor va a jugar. Sigue siendo una decisión del cuerpo técnico. En la gran mayoría de los casos todo el mundo va a estar de acuerdo, pero siempre va a quedar algo dando vueltas".

"Me parece lo mejor para desarrollar el juego acá. Tenemos que tener una estructura, un esqueleto de jugadores acá que nos permita desarrollar la próxima generación", agregó el coach.

"Los tipos que están allá (en Europa) lo tienen re contra claro, en boca de todos está 'tenemos que hacer lo mejor para Los Pumas'. No hay discusión sobre ese tema más que todo el mar de fondo. No hay despelote, tipos que ya están hace rato allá te dicen 'yo me fui sabiendo que las reglas eran estas'. No saben quién, pero saben que hay tipos de afuera que van a ir al Mundial".


Ledesma anticipó la dificultad que representará para él tener que definir la lista para la RWC 2019 y comunicar quiénes se quedarán afuera: "me puede llegar a quitar varias noches de sueño. Va a ser difícil. Ya te pasa en menor medida cuando vas a las giras, pero el Mundial es otra cosa. Tengo una charla pendiente con Marcelo Loffreda para reflexionar sobre eso".

Por otra parte, el ex hooker profundizó en el momento que tomó la decisión de volver al país para dirigir a Jaguares mientras integaba el cuerpo técnico de Michael Cheika en los Wallabies.

"Sentí que estaba preparado. Ya había tenido acercamientos y no entraba ni en la esfera de volver porque no me sentía preparado para volver. Ya me venía planteando con Michael Cheika que me sentía medio apretadito en el rol que tenía, que quería crecer. Era el momento de volver, pero tenía que tener un propósito grande. Para mí, el propósito era un cambio cultural en la Argentina desde mi metro cuadrado. Si no tenés un propósito grande, se te acaba la nafta", contó.

"Nosotros somos un bebé en el profesionalismo cuando comparás con veintipico de años de profesionalismo (en el rugby). Si lo único que hacés es basarte en el resultado, vas muerto. Lo mismo ahora con el scrum. Si buscamos matar todos los scrums el fin de semana que viene nos va a ir mal".

En una de sus primeras decisiones, Ledesma le sacó la capitanía de la franquicia a Agustín Creevy y se la dio a Pablo Matera, algo que replicó meses más tarde en Los Pumas.

"Creevy era uno de los puntales del equipo, nunca hubo dudas sobre eso. Es uno de los mejores en su puesto. En su momento, él también ingresó cuando Corcho Fernández Lobbe era capitán y lo acompañó muchísimo. Ahora le tocó a él. Tiene que haber una conexión en cuanto a cómo representa la impronta del equipo el capitán que está en ese lugar. Nos parecía que Pablo lo representaba más plenamente. Nos fuimos dando cuenta que la figura de Pablo crecía todos los partidos hasta ser lo que es hoy, que contagia un montón. Lo sentía en la panza. Fue un momento durísimo, sobre todo para Agustín y para Pablo también porque son muy cercanos", recordó.
Por: A Pleno Rugby
Foto: Daniel Salvatori - A Pleno Rugby
Otras Noticias