LOS PUMAS / Notas
La concentración de argentinos en Europa, entre los que estaban y los que se acaban de ir, podría ser una oportunidad para enriquecer al seleccionado. Jugadores en los equipos más competitivos del Viejo Continente sería beneficioso pensando en 2021 y en la incertidumbre que hay en cuanto a la competencia.

La pandemia causó estragos para el rugby argentino pero dentro de todo ese marco adverso aparece un aspecto positivo que podría beneficiar a Los Pumas y es que con tantos jugadores en distintos equipos competitivos de Europa se podría enriquecer el nivel. 



Los jugadores argentinos siempre estuvieron en la consideración de los equipos europeos, principalmente de Francia e Inglaterra que cuentan con ligas poderosas y que le dan un salto de calidad al nivel individual de cada uno. Y a causa del Covid-19 el éxodo que se daba hace años atrás, hoy volvió a suceder.

Clubes franceses e ingleses vinieron a buscar a varios integrantes de Jaguares que se habían quedado sin competencia a principio de marzo. Incluso, varios ya se entrenan como es el caso de Marcos Kremer en Stade Francais y Guido Petti en Bordeaux. otros se irán próximamente: Matías Moroni a Leicester, Jeroónimo de la Fuente a Perpignan, Matías Orlando a Newcastle y Matías Alemanno a Gloucester. 

Esto al principio sonó como algo que podría atentar contra los intereses del seleccionado pero una vez que se calmaron las aguas, se lo puede ver como una oportunidad.

La oportunidad de tener a la base del seleccionado jugando todo el año al máximo nivel, en el Hemisferio Norte, y con una presión distinta a la que tenían cunado jugaban el Súper Rugby. En Europa hay ascensos y descensos y todos los fines de semana se ponen muchas cosas en juego, eso podría darle al jugador argentino una herramienta más.

La Unión Argentina todavía no dio un panorama claro sobre qué va a pasar con Jaguares y emigrar al Viejo Continente es una opción viable para no quedarse atrás y el puente para que Argentina pueda tener a sus principales jugadores en plena actividad.

Los Pumas no tienen una fecha para poder juntarse. Se habla del 1 de agosto, que sería a dónde apunta el staff pero no hay certezas. Se espera la autorización del Gobierno pero hasta tanto no les den vía libre, también es un misterio cuándo y dónde iniciarán los trabajos.

Por eso, esta partida masiva de jugadores a Europa le puede dar al rugby argentino el condimento que le falta. Hoy la legión argentina tiene más integrantes y mientras sigan con su desarrollo todo será beneficioso para Los Pumas. Lejos de ser una catástrofe, esta nueva etapa puede ser un bálsamo en medio de tantas dudas.       
Por: A Pleno Rugby
Foto: Daniel Salvatori
Otras Noticias