LOS PUMAS / Notas
Los Pumas rescataron un empate valioso
21/11/2020(A Pleno Rugby)
En un partido adverso, muy luchado y donde Argentina estuvo abajo durante casi todos los minutos, los penales de Nicolás Sánchez le permitieron equilibrar el marcador y conseguir un empate por 15 a 15. El apertura del seleccionado volvió a marcar todos los puntos del equipo. Mirá también  >> Imhoff se fue temprano. Además >> Ledesma.

En un partido casi ajedrecístico, Los Pumas y Australia empataron en 15 en un partido que tuvo mucho desorden, poca claridad y mucha estrategia buscando el error ajeno. Como ambos se equivocaron parejo, no se pudieron sacar ventaja. Otra vez todos los puntos, de Nico Sánchez.



Todo lo dicho en la semana, todo lo analizado, todo lo previsto, se cumplió casi de manual en los primeros cuarenta minutos de partido. Dave Rennie y su estrategia por un lado, clara y concreta, de intentar abrir lo más posible la defensa de Los Pumas hasta pasar y por otro lado, los de Ledesma, con una comodidad importante y confianza en su labor defensiva, pero muy en su campo y con más penales que ante All Blacks.

Siempre estuvieron más cerca de anotar los Wallabies. Un try que no fue por muy poco de una de las figuras indiscutidas de los locales -Jordan Petaia- pelotas dentro y detrás de la defensa, offloads y patadas que complicaron el fondo. Todo ese combo anunciado por Rennie en la semana y puesto en cancha casi al pie de la letra, tuvo su correlato con una versión y gestión defensiva acorde, sólida y firme -insistimos en que más penalera- de Los Pumas. Demasiados riesgos tomados.

Así como flojos estuvieron los pases de los australianos para las últimas puntadas, así de inseguras estuvieron también las formaciones fijas para los argentinos, con un scrum poco sólido y un line más errático que de costumbre. En la faz ofensiva a los dos les costó ser fiables para progresar. A Los Pumas, mucho más.



Dentro de ese panorama de errores no forzados en ataque y defensas ajustadas, con infracciones innecesarias y otras provocados por la presión, el intercambio de penales como última receta -Australia intentó en reiteradas veces con line y maul, pero por diversos motivos -penales argentinos y malas decisiones aussies- fueron los envíos a los postes lo que movió el tanteador en la primera mitad, que se desdibujó en el final, producto de los roces.

Así pasaron esos primeros cuarenta minutos, cada uno a lo suyo, a la espera de de su chance, y a la búsqueda del resquicio, del error del otro, más parecido a una partida de ajedrez. Un Gambito de Dama con pelota ovalada.

Una situación táctica se modificó en el inicio de la segunda mitad: Rennie decidió patearle la pelota al fondo a Los Pumas en luar de intentar pasar con pases y fases. Que sean ellos los que se tengan que defender con la pelota, no sin ella, habrá dicho el neozelandés entrenador de Wallabies.

Si a eso se le suma la lluvia, el cambio de estrategia le dio resultado,

Además la tarjeta amarilla a Montoya en el inicio del segundo tiempo complicó ciertamente las cosas, porque además de uno menos, dejó a Los Pumas abajo por seis, con otro penal de Hodge, muy sobrio como apertura, una vez más. El jugador de Rebels era uno sobre el que había puestas muchas luces. En ese lapso acertó dos penales y estiró la ventaja a nueve puntos.

Les dio muchísimo trabajo a los argentinos progresar en la cancha cuando tuvieron oportunidad y la gestión ofensiva fue, en todos los aspectos, más pobre de la esperada.

Sin embargo, una vez más, la presión de la defensa -en el intercambio de patadas, los defensores argentinos subieron más rápido y contuvieron a Australia- esa presión, decíamos, provocó penales que Nico Sánchez facturó uno tras otro para igualar el partido en 15 a falta de siete minutos, ya con Facundo Isa en cancha que, a la hora de los carries, generó todo lo que se esperaba.

Los últimos diez minutos fueron el show de las bombas arriba para Los Pumas y Emiliano Boffelli respondió siempre con sobriedad. Ninguno de los dos equipos estuvo fino para definirlo, por eso el empate le calzó como anillo al dedo. Terminó en tablas, 15 a 15.

Los Pumas trabajaron el partido con la defensa y lo trabajaron bien. Hubo más errores, más penales y menos vocación ofensiva. Nadie se fue contento, pero los australianos menos, porque fueron los que más buscaron. Para Los Pumas, queda el trabajo del partido con la defensa y ahí, podemos decir que hubo una buena gestión. También, que hubo más errores, más penales y menos vocación ofensiva.

Hay que irse a dormir con la tranquilidad de haber conservado el invicto. Hoy, poco más que eso. Pero hoy con eso, está bien.

Argentina (15): Santiago Carreras; Bautista Delguy, Matías Orlando, Santiago Chocobares y Juan Imhoff; Nicolás Sánchez y Gonzalo Bertranou; Rodrigo Bruni, Marcos Kremer y Pablo Matera (cap); Matías Alemanno y Guido Petti; Franciso Gómez Kodela, Julián Montoya y Nahuel Tetaz.
Entrenador: Mario Ledesma.
Ingresaron: Santiago Socino, Mayco Vivas, Santiago Medrano, Santiago Grondona, Facundo Isa, Emiliano Boffelli y Santiago Cordero.
Suplentes: Felipe Ezcurra.

Australia (15): Tom Banks; Tom Wright, Jordan Petaia, Hunter Paisami y Marika Koroibete; Reece Hodge y Nic White; Harry Wilson, Michael Hooper (cap) y Ned Hanigan; Matt Philip y Rob Simmons; Taniela Tupou, Brandon Paenga-Amosa y Scott Sio.
Entrenador: Dave Rennie.
Ingresaron: Folau Fainga’a, Angus Bell, Allan Alaalatoa, Rob Valetini, Liam Wright, Jake Gordon, Noah Lolesio y Filipo Daugunu.

Tantos en el Priemr Tiempo: 4, 35 y 44', Penales de Hodge (AUS); 6 y 32', Penales de Sánchez (ARG).
Resultado Parcial: Argentina 6 – Australia 9.

Tantos en el Segundo Tiempo: 4 y 16', Penales de Hodge (AUS); 23, 27 y 31', Penales de Sánchez (ARG).
Amonestado: 4', Montoya (ARG). 

Estadio: McDonald Jones Stadium, Newcastle.
Árbitro: Paul Williams (Nueva Zelanda).

Por: Eugenio Astesiano
Foto: Villarpress
Otras Noticias