MUNDIAL 2011 / Noticias
Déjà vu hacia la reconquista de la corona
Sin sobresaltos, Nueva Zelanda venció 20 a 6 a Australia y se metió en la final de su Mundial, en la que irá por el ansiado título que se le niega hace 24 años. Como en 1987, su rival será Francia, a quien ya supo golear en la presente edición. Ma'a Nonu, el único try de un pobre partido.

Misión cumplida. Listo, ya está. De mayor a menor, pero en la gran cita, una vez más, de local, como en 1987 y ante el mismo rival, Francia, a quien ya pasó por arriba en la presente edición por la fase de grupos (37-17). Ahora, sin brillar, aunque oportuno y decidido, sacó del camino a su gran enemigo, Australia, y tiene todo servidito en bandeja para volver a celebrar.

Sí, el anhelado título, ese que se le niega precisamente hace veinticuatro años, está ahí nomás. La lógica indica que nada ni nadie se lo quitará, pero los partidos, dicen, hay que jugarlos  y es una final. Dentro de siete días, en el mismo escenario, los de negro irán por el ansiado grito de campeón.

Desde el primer minuto que los All Blacks presionaron y ahogaron a su clásico rival, ese que siempre lo complica y sabe cómo disputarle la pelota, y que tan bien lo hiciera hace dos meses nomás, cuando los Wallabies le arrebataron de cuajo el título del Tres Naciones, lanzando una advertencia para el cercano Mundial.

Bien, nada de nada. Australia fue una sombra y poco pudo hacer. Cansado, errático e improvisado, aguantó media hora con algunos chispazos de Cooper, la picardía de O’Connor y un duelo, en el arranque, más favorable a Pocock que a un disminuido McCaw a la hora de recuperar posesión.

Tan convencido de su potencial, Nueva Zelanda, a diferencia del match con Los Pumas, llegó al try (el único del encuentro, por cierto), a los cinco minutos: dinámico movimiento entre los backs, pases rápidos y precisos para la embestida de Dagg, que quebró tackles, soportó la marca pegado al touch y asistió con lo justo a Nonu.

Luego, y también a diferencia del juego con la Argentina, en esta oportunidad Piri Weepu no anduvo tan preciso a los palos (7/8 en dicho compromiso de cuartos de final), aunque sí metió algunas (4/8) que le sirvieron a los dirigidos por Graham Henry para estirar ventajas y manejar siempre las acciones.

En cambio, los players de Robbie Deans, si bien se mantuvieron cercanos al tanteador con patadas (penal de O’Connor y drop de Cooper), se cayeron anímicamente y sólo se abocaron a defender el 14-6 en contra parcial. Tarde o temprano, la resistencia iba a ceder…

Y así fue en un opaco segundo tiempo, que sufrió apenas dos alteraciones en el marcador y ambas por la misma incidencia: dos envíos a los palos de Weepu para quedar bien a resguardo de algún atisbo de reacción australiana y asunto sellado.

Sobre el cierre, Sonny Bill Williams se pensó que estaba arriba del cuadrilátero (es tan rugbier como boxeador profesional) y un topetazo desleal lo mandó al sin bin apenas ciento veinte segundos de haber ingresado. En la última, un fulbazo al fondo lo tomó Cooper y tres hombres de negro se lo comieron crudo para sacarlo fuera de la cancha.

Final y final para los All Blacks, que sin demasiado esfuerzo en esta instancia, pasaron a su principal adversario, con quien esperaba encontrarse en otro momento. Al igual que en 1987, se repiten los protagonistas de la esperada gala definitoria, en la cual, justamente los galos, intentarán teñir de otro color el festejo. Difícil.

Nueva Zelanda (20): Israel Dagg; Cory Jane, Conrad Smith, Ma'a Nonu y Richard Kahui; Aaron Cruden y Piri Weepu; Kieran Read, Richie McCaw (cap) y Jerome Kaino; Brad Thorn y Sam Whitelock; Owen Franks, Keven Mealamu y Tony Woodcock.
Entrenador: Graham Henry.
Cambios: ST 16’, Ali Williams por Whitelock y Andy Ellis por Weepu: 23’, Andrew Hore por Mealamu; 28’, Piri Weepu por Ellis; 32’, Sonny Bill Williams por Nonu, y 39’, Ben Franks por O. Franks y Victor Vito por Kaino.
Suplente: Stephen Donald.

Australia (6): Adam Ashley-Cooper; James O'Connor, Anthony Faingaa, Pat McCabe y Digby Ioane; Quade Cooper y Will Genia; Radike Samo, David Pocock y Rocky Elsom; James Horwill (cap) y Vickerman; Ben Alexander, Stephen Moore y Sekope Kepu.
Entrenador: Robbie Deans.
Cambios: PT 20’, James Slipper por Kepu; 22-26’, Rob Simmons por Vickerman (temporario), y 34-40’, Berrick Barnes por McCabe (temporario). ST 7’, Berrick Barnes por McCabe; 20’, Ben McCalman por Samo y Rob Simmons por Vickerman; 22’, Rob Horne por Faingaa, y 25’, Tatafu Polota Nau por More.
Suplente: Luke Burgess.

Tantos en el Primer Tiempo: 5’, Try de Nonu (NZ); 12 y 36’, Penales de Weepu (NZ); 15’, Penal de O’Connor (A); 21’, Drop de Cruden (NZ), y 31’, Drop de Cooper (A).
Resultado Parcial: Nueva Zelanda 14 – Australia 6.

Tantos en el Segundo Tiempo: 2 y 32’, Penales de Weepu (NZ).
Amonestado: 35’ SB. Williams (NZ).

Cancha: Eden Park, Auckland.
Árbitro: Craig Joubert (Sudáfrica).
Jueces de Touch: Nigel Owens (Gales) y Romain Poite (Francia).
TMO: Shaun Veldsman (Sudáfrica).
Man of the Match: Cory Jane (Nueva Zelanda).

Mundial de Nueva Zelanda 2011

Semifinales

15-oct

05:00 hrs

Gales

8

9

Francia

16-oct

05:00 hrs

Nueva Zelanda

20

6

Australia

¡Mirá las fotos del partido!


 

Por Ignacio Mango (@nachomango)
Fotos: Daylife
Para
www.aplenorugby.com.ar 

Relacionado:

Otras Noticias