MUNDIAL 2023 / Notas RWC 2023
A la suerte hay que ayudarla
15/12/2020(A Pleno Rugby)
Entre tantos posibles escenarios complicados por la baja posición que marcaba el ranking, el sorteo de la Copa del Mundo 2023 dejó un panorama exigente, pero con buenas sensaciones para unos Pumas que ahora deberán hacer su parte. Mirá también >> El camino al más allá. Las zonas

Cuando World Rugby decidió hace unos meses tomar el ranking tal como quedó luego de Japón 2019 para armar los grupos de Francia 2023, el horizonte parecía difícil para el seleccionado argentino, ubicado en el 10° lugar y en la Banda Tres para el sorteo.



Es que nuevamente había altas probabilidades de ver a los argentinos en una zona con dos potencias, tal como pasó en la RWC 2019 con Inglaterra y Francia, los dos que finalmente clasificaron a los cuartos de final.

En la próxima aventura mundialista volverá a aparecer la Rosa como cabeza de serie, pero esta vez el otro rival fuerte será Japón. Peligroso, sí, pero con menor jerarquía que Francia, Irlanda o Australia, las otras posibilidades que ofrecía la Banda Dos.

Estos tres fuertes contendientes quedaron reservados para Italia, Escocia y Fiji, los otros que integraban la Banda Tres, con All Blacks, Springboks y Gales encabezando. Durísimo.

La historia marca que el de Los Pumas es un equipo con mayor "pedigree" que el de los Brave Blossoms, pero los japoneses han sabido sorprender en los últimos mundiales con triunfos sobre los Springboks (2015), Irlanda y Escocia (2019), mostrando un juego dinámico y agresivo y un buen funcionamiento colectivo.

Es ahí hacia donde Mario Ledesma debe apuntar. El coach tiene a disposición jugadores de una enorme categoría que en el Tri Nations se lucieron en defensa y demostraron lo que son capaces de hacer con la pelota en las manos cuando encuentran espacios para largarse a jugar.

Muy poco de eso se vio el año pasado en tierras japonesas.

Ahora Ledesma, que asumió en agosto de 2018, tiene por delante dos años y unos meses más para pulir a fondo su plantel y llegar de la mejor manera posible a la cita en Francia, donde en 2007, como jugador, fue protagonista del histórico Bronce argentino.

Más allá del poderío de Inglaterra, Los Pumas están en condiciones de ganar el grupo, pero para eso deberán también superar la exigencia que suponen los equipos isleños: Samoa o Tonga llegarán como Oceanía 1 y ambos son una caja de sorpresas. Luego habrá un rival del continente (América 2) que -en los papeles- no debería significar una amenaza.

Lo cierto es que los argentinos deben preocuparse por sí mismos porque tienen todos los recursos para hacer un buen papel en Francia.

A pesar del derrumbe del proyecto Jaguares en el Súper Rugby, al menos a corto o mediano plazo, la mayoría ya ha asegurado un futuro en clubes o franquicias de primera categoría, lo que ayudará a mantener a los jugadores en un alto nivel de competencia.

Quizá producto del destino, otra vez Los Pumas llegarán a un Mundial con casi todo su plantel compitiendo en el exterior. No era el plan, es cierto. Pero al menos el bolillero en París no ha sido todo lo cruel que hubiese podido ser con los argentinos.

Ahora, a la suerte hay que ayudarla.
Por: Christian Gómez Csher (@chrisgcsher)
Foto: World Rugby
Otras Noticias