R CHAMPIONSHIP / Notas RCH
Una máquina de facturar
9/10/2018(A Pleno Rugby)
Rieko Ioane, que hace semanas firmó un nuevo contrato con la unión, fue uno de los trymans que tuvo el Rugby Championship y elevó su ya impresionante marca con los All Blacks: el wing ahora tiene más tries que partidos jugados y, con rodaje para rato, es sin dudas una de las cartas más peligrosas de los campeones del mundo. Con la guardia alta.
Pocos podían entender cómo Steve Hansen amagaba con descartar a un Julian Savea que jugaría en 2017 sus últimos dos tests, sumando un total de 54 partidos y 46 conquistas. Porque nadie pudo imaginar la meteórica explosión de un joven que llegó para quedarse.


La llegada de Ioane a los All Blacks terminó por eclipsar y empujar a Savea afuera del seleccionado y le dio a su vez la premisa de que, para mantenerse en el mejor equipo del planeta, hay que rendir siempre al 100%. Y vaya que viene cumpliendo.

Ioane, que apareció con fuerza en el Circuito de Seven a los 17 años, hizo su debut en la ventana de noviembre de 2016, ingresando como suplente ante Italia y Francia, el único encuentro en el que compartió la convocatoria con Savea.

Y desde su debut respondió. Ioane apoyó por primera vez ante la Azzurra en Roma y nunca más paró: tiene más tries (21) que partidos jugados (20) y sólo en siete oportunidades no pudo apoyar. Aportó cinco en los últimos tres choques del Rugby Championship (dos en Vélez ante Los Pumas) y terminó como tryman junto a Beauden Barrett y Aphiwe Dyantyi.

El crack neozelandés, que disfruta jugando con su hermano Akira en la franquicia y el seleccionado, llegará a la RWC 2019 con 22 años, en un momento brillante y con todo el respaldo de la unión: el mes pasado firmó contrato hasta 2022 y se convirtió en uno de los jugadores con mejor salario del plantel. Una estrella en pleno crecimiento que, dentro y fuera de la cancha, es una máquina de facturar.
Por: A Pleno Rugby
Foto: Leo García Porzio - A Pleno Rugby
Otras Noticias