SUPER RUGBY / Notas - Super Rugby
Inmerso en la realidad que vive el rugby de Nueva Zelanda y apelando a la buena voluntad de los jugadores por el bien común del deporte, Dane Coles opinó que sus colegas deben prepararse para un posible recorte salarial. "Es inevitable y eso es totalmente comprensible teniendo en cuenta lo que está sucediendo”, sostuvo el hooker de Hurricanes.

Ante la situación que está viviendo Nueva Zelanda y la imposibilidad de poder desarrollar sus actividades con normalidad, el rugby podría tener consecuencias económicas y las franquicias podrían aplicar un recorte salarial. 



Conociendo lo que puede pasar, Dane Coles se refirió a esto y opinó a sus colegas deberían empezar a hacerse la idea de que esa podría ser una medida que en cualquier momento los equipos pueden tomar. "Es inevitable y eso es totalmente comprensible teniendo en cuenta lo que está sucediendo en el país", dijo.

Además, el hooker de Hurricanes agregó que "los jugadores de rugby en Nueva Zelanda podrían tener que prepararse para eso si no quieres que el rugby de neozelandés se hunda. Así que espero que los jugadores puedan hacer su parte".

Por otra parte, Coles contó cómo son los entrenamientos en Hurricanes y las precauciones que toman por el coronavirus. "Ha habido muchos ejercicios de peso corporal en este momento. En nuestro chat de equipo tuvimos mini-equipos y todos tuvieron que publicar flexiones máximas y cosas así en tres minutos. Estamos haciendo lo que podemos".

En lo personal, el hooker contó cómo lo vive en su casa y brmeó para sacarle un poco de dramatismo a la situación. "Tengo tres hijos, así que voy a ser maestra de escuela durante la próxima semana. Es difícil, pero es algo que tenemos que hacer para detener la propagación. El aburrimiento es un pequeño precio a pagar”.
Por: A Pleno Rugby
Foto: Stuff
Otras Noticias