TORNEOS / Nacional de Clubes
Con todas las letras
30/6/2018(A Pleno Rugby)
Solvencia, decisión, mística, con H de historia. Gracias a una altísima producción en conjunto, Hindú jugó un partido perfecto, desarmó a Newman y se abrazó a un nuevo título del Nacional de Clubes. El análisis, jugador por jugador, de un equipo al que le sobran las palabras. Crónica. ¡Los festejos! Todo el color.

1 – Isaías Quiroga: vio la amarilla de tinte anaranjado por un pisotón a un rival en el scrum (accidental a criterio del árbitro). Joven, maduró de golpe y se la bancó al formar.

2 – Agustín Capurro: durísima fricción con el Chelo Brandi, un avezado en la materia. Se afirmó y logro sostenerse en un fijo que resultó y acabó siendo una garantía.

3 – Mariano Viano: el más ducho de los tres de adelante llevó con solvencia a sus compañeros y fue uno de los más plantados. Acompañó en el suelto y no paró de tacklear.



4 – Nicolás Guisasola: obrero silencioso, capturó lines propios y peleó todos los ajenos, obligando al rival a repensar su estrategia por no encontrar respuestas. Rendidor.

5 – Carlos Repetto: formó un tándem que se aceitó desde el minuto uno. No se complicó y liberó rápido la pelota. Atenazado a cada contrario a la hora de tacklear.

6 – Augusto Bavaro: un leoncito cuando afiló las garras y se puso a frenar adversarios a puros tackles. Importante para el traslado del balón y para ganar metros.

7 – Lautaro Bavaro: puntal del éxito, por entrega, arenga y regularidad. Lideró a los forwards y cada vez que fue para adelante hizo añicos la resistencia de Newman.

8 – Gonzalo Delguy (cap): controló con solvencia la base del scrum, sin presión y con polenta para empujar. También se tackleó todo y mandó para atrás a cualquiera de bordó.

9 – Felipe Ezcurra: el partido pasó por su cabeza y por sus buenas decisiones, acoplado a la perfección con su apertura. Dinámica, movilidad y buen
sprint para lanzar juego. 



10 – Santiago Fernández: sobrio partido, por su lectura, panorama y visión, y también por contagio. Certero a los palos y un kick antológico para el try de Mateu. Volvió a esto.

11 – Federico Graglia: no se achicó el
chiquitín. Encaró, buscó, insistió y se mostró siempre punzante. Contenido por momentos, logró desanudarse y fabricarse espacios.

12 – Hernán Senillosa: experiencia, vigencia, sapiencia. Manejó los tiempos y entonó con su aura ganadora. Se fajó a diestra y siniestra con pibes quince años menores. Leyenda.

13 – Belisario Agulla: se complementó con altura con el
Chori y entre los dos edificaron una muralla defensiva por la que no pasó nadie. Otro que regresó para seguir de festejos.

14 – Martín Cancelliere: oportuno, honró el apellido y, como su hermano Sebastián, olfateó try y cumplió. Intimidante por su punta contra un grosso en la materia como el Canario Gosio.

15 – Francisco Mateu:
elástico para saltar y hacerse de una pelota para llegar repiqueteando a un try clave. Garantía en el fondo, no sufrió demasiados sobresaltos. 


16 – Augusto Faraone: saltó a la cancha a tirar toda su chapa y a regular los tiempos del partido ante la tibia reacción rival. Otra vuelta para otro histórico.

17 – Juan Ignacio Martínez Sosa: formó con autoridad y renovó los bríos de una primera línea que se exigió a fondo. Sin miramientos ni complicaciones. 

18 – Nicolás Leiva: interceptó una pelota y le faltó apoyo para llegar al try. Vive un año de ensueño (entrenó con Jaguares) al que ahora le sumó una coronación. Iluminado.

19 – Luca Iachetti: apareció fulgurante por una punta y con la melena al viento para bajarle el telón al
match con su try. No dudó, apuntó, enfiló y definió.

20 – Tomás Resnick: la opción de recambio más fiable para una tercera línea que se tackleó todo. No quiso ser menos y llevó a cabo su cometido sin fisuras.

21 – Lucas Camacho: mantuvo el ritmo y no desentonó. Armó la acción que finalizó de una punta a la otra con la conquista de Iachetti. Versátil y siempre predispuesto.

22 – Joaquín de la Vega Mendía: unos minutos de gloria para el Pumita, al que no le pesó el partido ni tampoco se intimidó. Con presencia y actitud.

23 – Horacio Agulla:
se unió a los festejos donde mejor se siente y le corresponde, en la cancha. Ingresó a bancar la parada y a demostrar que sigue siendo fuente de confiabilidad.

Por: Ignacio Mango (@nachomango)
Foto: Martín Farcuh & Daniel Salvatori
Otras Noticias