URBA / El Lado B
“Tuve que hacer de abogado de chicos del club”
Juan Campodónico se reparte entre el deporte y la abogacía. Su profesión y su hobby no tienen mucho que ver, sólo el compromiso y la seriedad con la que trata de hacerlos. El hombre de San Luis le contó a A Pleno Rugby cómo relaciona ambas cosas en su vida y sus experiencias.

“Hoy en día el rugby es muy demandante y te hace adecuar tu ritmo de vida diario en base a él”, dijo Juan Campodónico. Gran verdad. El rugby cada vez consume más tiempo en la vida de los jugadores y, sumado a sus trabajos, queda poco tiempo libre.

El apertura del club San Luis trata de organizarse entre trabajo, club, familia, amigos y novia… y hasta tiene tiempo para defender a sus compañeros. “Muchos por accidentes de tránsito, y otros por cuestiones laborales. Siempre es lindo dar una mano a un conocido”, aseguró en una charla con A Pleno Rugby.

-¿Qué es de la vida de Juan Campodónico además de jugar al rugby en San Luis?
-
Además de jugar al rugby soy abogado egresado de la UCA. Actualmente trabajo en el estudio jurídico de mi familia y también trabajo como Secretario del Asesor Ejecutivo en la Asesoría General de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Durante la semana trato de juntarme a cenar con mi grupo de amigos del colegio que muchos ya no juegan más al rugby y es por eso que nos juntamos a cenar entre semana. También salgo mucho con mi novia Florencia los días que no entrenamos... pero mucho de mi vida semanal es en base al trabajo y al deporte, no hay mucho más. Se pueden hacer muchas otras cosas una vez que termina el torneo.

-¿Cómo combina sus actividades de abogado y rugbier?
-
Es complicado. Trato de organizarme lo mejor posible. Generalmente trato de salir cuanto antes del trabajo para poder ir al gimnasio antes de ir a entrenar. Los días en que no entreno trato de dejarlos libres de toda actividad física para poder llegar el fin de semana lo más descansado que se pueda. Pero teniendo una buena organización, creo se pueden hacer bien las dos cosas. Es cuestión de tener ganas. Hoy en día el rugby es muy demandante y te hace adecuar tu ritmo de vida diario en base a él.

-¿Cuáles son las diferencias y similitudes que hay entre ambas?
-
Creo que como similitud en la profesión y el rugby es el compromiso y seriedad con el que trato de hacer ambas cosas. Las cosas salen bien cuando le dedicás tiempo y esfuerzo. Y las diferencias es que por jugar al rugby no me pagan lamentablemente!

-Tu trabajo no tiene nada que ver con el rugby.
-
No. Lo único que lo puedo relacionar con el rugby que hay muchos chicos del club que ejercen como abogados y que te los cruzas constantemente en Tribunales, o que trabajan en Tribunales. Pero no hay mucha relación entre ambos.

-¿Tuviste que ejercer tu rol de abogado con algunos de los chicos del club?
-
Sí, tuve un par de casos en que tuve que hacer de abogado de alguno de los chicos del club. Muchos por accidentes de tránsito, y otros por cuestiones laborales. Siempre es lindo dar una mano a un conocido. Pero por suerte muchos no tuve.

-¿Qué dicen tus compañeros sobre tu profesión?
-
Siempre está el chiste de que ser abogado es fácil, que está lleno. Pero creo que no es así. Es una carrera larga y que no es para cualquiera. Hay que dedicarle mucho tiempo. La Plata es una ciudad muy judicial y es por eso que puede que haya bastantes abogados, pero no se habla mucho del trabajo en el club. Nadie quiere hablar de trabajo el fin de semana!


Por Cintia Ricca Bramajo
Fotos: A Pleno Rugby
Para
www.aplenorugby.com.ar
 

Otras Noticias