URBA / El Lado B
"En la cancha como en la vida"
30/1/2014(A Pleno Rugby)
La vida de Santiago Oliva Pereyra está muy ligada al rugby ya que, además de jugar en Liceo Militar, tiene una empresa encargada de hacer indumentaria para giras y proveedor de la UAR. “El boca a boca de amigos de otros clubes a los que vestí para sus giras fueron claves para comenzar con esto”, aseguró el Negro.

Santiago Oliva Pereyra, junto a su hermano Ignacio y su tío Pitty Moreno, tienen una empresa llamada Exim Plus que se encargan de hacer indumentaria y uniformidad para giras de rugby. Además son licenciatarios oficiales del merchandising de los equipos del  Rugby Championship y proveedores de la UAR.

“La imagen de Diego Albanese ayudó mucho a abrir puertas que parecían difíciles de abrir”, comentó Santiago. Al día de hoy Exim Plus lleva hechas colecciones en San Luis, Los Tilos, Liceo Militar, San Andrés, Brandsen, La Plata, también hicimos El Retiro y corbatas puntualmente para más de 20 clubes y uniones. “Llegar a jugar a otro club o ver a los chicos de otros clubes llegando con ropa que les hicimos para su gira es súper gratificante”, aseguró. Y además bromeó respecto a que recibió el llamado de Santiago Phelan: “Lo bueno es que gracias a mi trabajo pude recibir el anhelado llamado de Tati Phelan… pero no para la lista de 2015 sino para hacer algunas cosas textiles”.

- ¿Qué es de la vida de Santiago Oliva Pereyra además de jugar al rugby en Liceo Militar?
- Ahora en plan de pretemporada para tratar de volver a jugar en el mejor nivel posible, curando viejos dolores, entrenando juveniles del club con varios amigos de Liceo y por suerte con mucho trabajo con un emprendimiento que por suerte pudimos llevar a cabo con mi hermano dedicado a la producción e importación de indumentaria.

- ¿En qué consiste tu trabajo?
- Venimos de familia textil y hace aproximadamente 9 años trabajo relacionado a la moda, producción e importación de indumentaria y accesorios. Hoy por cuestiones de política del país mucho más abocados a la producción nacional estamos haciendo indumentaria y uniformidad para giras y empresas además de ser los licenciatarios oficiales de merchandising de los cuatro países miembros del Rugby Championship y proveedores de la UAR. La empresa se llama Exim Plus y es un desprendimiento interno de Exim Services, empresa de mi tío donde importamos colecciones para grandes marcas argentinas además de tener una licencia de distribución de Cardon.

- ¿Cómo combinás tu trabajo con el deporte?
- Desde el punto de vista organizativo y de disponibilidad horario cuento con las libertades que se pueden brindar en una empresa familiar pero también con sus compromisos. Somos bastante flexibles entre nosotros en la medida que los objetivos estén cumplidos y el trabajo bien hecho. Desde lo social. Esta 100 por ciento combinado. El boca a boca de amigos de otros clubes a los que vestí para sus giras fueron claves para comenzar con esto.  Así llegó también el contacto en UAR para ser proveedor y a partir de ahí lo que comenzó como un hobbie terminó siendo durante el 2012 un trabajo que hice de manera independiente y para 2013 ante la combinación de necesidades y la apuesta a crecer montamos una oficina con mucha más gente y apostamos con la licencia de Wallabies y Springboks además de pautar en algunos medios y contar con la mano de amigos bien relacionados para que nos recomienden.

- ¿Cuáles son las diferencias y similitudes que hay entre ambas?
- La verdad es que suena bastante hecho el discurso pero en el club muchos usamos la frase "en la cancha como en la vida" (sobre todo para marcar defectos....) pero en este caso aplica de manera positiva ya que laburamos entre amigos, familia, le ponemos el compromiso y planificamos cada gira, aniversario o colección por separado sin repetir diseños pensando en lo que necesita cada  uno de los clubes (no los llamamos clientes en ningún caso) en cada ocasión.... Como si fuera un partido donde querés y tener que dejar lo mejor. Hay solo una chance de dar una buena primera impresión. Y así trabajamos.

- ¿Tu trabajo te permite estar ligado con gente del ambiente del rugby?
- Absolutamente! Lo mejor es que al principio nos llamaban amigos del rugby para que presentemos propuestas y los ayudemos con los diseños o seamos proveedores de empresas. Hoy se da al revés, nos llaman de clubes donde no tenemos un conocido directo pero tiene referencias y terminamos haciendo buenos amigos. La imagen de Diego Albanese ayudó mucho a abrir puertas que parecían difíciles de abrir. Al día de hoy llevamos hechas colecciones en San Luis, Los Tilos, Liceo Militar, San Andrés, Colegio St Lukes, en conjunto a Waikato Hicimos Brandsen, La Plata, también hicimos El Retiro y corbatas puntualmente para más de 20 clubes y uniones.

- ¿Qué fue la mayor satisfacción que te dio el trabajo respecto al rugby?
- Llegar a jugar a otro club o ver a los chicos de otros clubes llegando con ropa que les hicimos para su gira es súper gratificante! Así como ver a los Pumas con las corbatas. Por suerte por ahora siempre que nos cruzamos con alguien de aquellos clubes a los que vestimos las palabras son de felicitaciones y eso es lo mejor que te puede pasar.

- ¿Qué dicen tus compañeros de Liceo Militar sobre tu trabajo?
- En Liceo me manguean! Nadie se volvió a comprar una corbata, un paraguas, una camisa o una campera de softshell en los últimos años! Desde que soy proveedor de la UAR me tratan de "oficialista". Lo bueno es que gracias a mi trabajo pude recibir el anhelado llamado de Tati Phelan… pero no para la lista de 2015 sino para hacer algunas cosas textiles. Pero bueno, nadie es profeta en su tierra.

Por Cintia Ricca Bramajo
Fotos: Gentileza Santiago Oliva Pereyra
www.aplenorugby.com.ar 

Otras Noticias