URBA / Notas
La defensa de Olivos fue clave en Burzaco
El conjunto de Munro se impuso sobre Pucará por 16 a 12. Fue un partido con poco brillo, donde Olivos sacó la diferencia en el primer tiempo y después aguantó el resultado para llevarse el triunfo.

Lo intentó Pucará. Fue por la heroica, pero no le fue suficiente. O mejor dicho, se acordó tarde, porque la historia ya estaba escrita. Errores, desconcentraciones en defensa e imprecisiones en el manejo de la pelota formaron un cúmulo que nubló por completo al Rojo y le propinó su segunda derrota en esta parte del torneo. Olivos, sin hacer mucho, pero siendo preciso en su juego y golpeando en los momentos justos, se lo llevó 16-12 en Burzaco.

Pucará llegaba al encuentro luego de empatarle en 10 al SIC en su cancha, lo que hacía pensar, a priori, que el conjunto de Munro podría ser un rival accesible. Tal vez la ansiedad o la posibilidad de ganar y acercarse a la punta traicionaron los nervios del Rojo que, cuando reaccionó, perdía 16-0 y quedaban apenas trece minutos por jugar.
Olivos aprovechó la buena tarde de su medio scrum Patricio Denevi, quien abrió juego para “Súper” Bagattín, que se la entregó en bandeja a Diego Lapenna para anotar el único try visitante. Pucará no encontraba el rumbo, y si bien sus gordos cumplían en la obtención de la pelota, ésta no llegaba limpia a destino, lo que hizo que se cometieran muchas infracciones que Olivos se encargó de facturar para cerrar 13-0 el primer tiempo.

En la segunda etapa nada cambió y la tendencia continuó. Denevi estiró la diferencia y prácticamente sentenció el pleito. Sólo cuando el conjunto de Munro se quedó con uno menos por la amarilla a Triulzi, Pucará lo fue a buscar. Urriza apoyó tras desprenderse de un maul. Y al toque Solernó encontró un hueco y se fue debajo de los palos.
El local intentó la heroica para quedarse con el triunfo, pero ya era tarde. La gran defensa de Olivos, que se mostró muy sólida en todo el partido, aguantó bien plantada los desordenados embates del Rojo y se alzó con un triunfo, en resumidas cuentas, merecido.
 
Pucará: Juan Manuel Algañaraz; Gustavo Jorge, Francisco Molinari, Gastón Borges y Juan Pablo Solernó (c); Lucas González e Ignacio Ulloa; Leandro Urriza, Lucas Rosetti y Adolfo Gambetta; Santiago Zugasti y Matías Figueiredo; Martín Santángelo, Agustín Figueiredo y Conrado González Bravo.
Entrenadores: Leonardo Carbone, Mauro Bai y Patricio De la Sota.
Cambios: ST 10’, Federico Astoreca por Molinari, y 15’, Santiago Valdez Moffat por L. González.
 
Olivos: Alejandro Bagattín; Maximiliano Gadda, Víctor Baguette, Eric Maroni y Tomás Aso; Juan Pablo Passini y Patricio Denevi; Gonzalo Santos, Giorgio Triulzi y Fernando Ihler; Alejandro Broggi y Diego Lapenna; Luciano Dios, Emiliano Illescas y Matías Boscacci.
Entrenadores: Guillermo Holmgren, Horacio Solveyra y Horacio Ghiorsi.
Cambios: No hubo.
 
Tantos en el Primer Tiempo: 6’, gol de Denevi por try de Lapenna (O), y 15’ y  42’, penales de Denevi (O).
Amonestado: 27’, Boscacci (O).
 
Tantos en el Segundo Tiempo: 14’, penal de Denevi (O); 27’, try de Urriza (P), y 30’, gol de Valdez Moffat por try de Solernó (P).
Amonestado: 25’, Triulzi (O).


La Figura: Patricio Denevi. Una conversión, tres penales y ciento por ciento de efectividad a los palos, el medio scrum de Olivos aportó 11 de los 16 puntos de su equipo. Pero no sólo se hizo valer con los pies, sino que también de sus manos salieron las jugadas más claras de Olivos en ataque. Jugó e hizo jugar, por eso INSIDE le entregó el premio al mejor dentro de la cancha.


 
Cancha: Pucará.
Arbitro: Francisco Lamolla.
Intermedia: Pucará 15 – Olivos 7.
Preintermedia: Pucará 34 – Olivos 19.

Por IEM
aplenorugby@gmail.com

Otras Noticias