URBA / Notas
Hindú, a lo campeón
Hindú, a lo campeón
4/11/2007(A Pleno Rugby)
Le costó, sufrió más de la cuenta, pero con oficio y autoridad, se sacó de encima al duro CUBA por 22-10 y se metió en la final del próximo sábado en busca del bicampeonato. Su rival será Alumni, reeditando el duelo del año pasado.

Listo, ya está. Lo que se imaginaba a principio de temporada es ya una realidad: Hindú es el gran candidato. De todos. De siempre. Con gran autoridad, y la dosis de experiencia necesaria para afrontar este tipo de partidos, el conjunto de Don Torcuato despachó al ilusionado CUBA y se metió de lleno, una vez más, en la final del torneo porteño en busca del bicampeonato. Su rival será, nuevamente, Alumni, reeditando el duelo por el título del año pasado. Fue finalmente por marcador de 22-10 que, a pesar de lo exiguo, no pone en duda la justicia del mismo.

Claro que no la tuvo fácil Hindú. Y parte de la culpa de que los picantes backs de Torcuato no hayan podido desplegar su ataque y hacer la diferencia, la tuvieron los muchachos de CUBA: con actitud, iniciativa y un planteo inteligente, sobre todo en el primer tiempo, complicaron y apuraron más de una vez el juego de Hindú. De hecho, antes del minuto uno, Benja Urdapilleta abrió la cuenta con un lindo drop de zurda. Pero duró poco la ilusión cubana: un maul bien armadito tras un line ganado por Grille depositó a Lucas Toro de cabeza en el ingoal. Hindú pasaba al frente y la tendencia ya no se daría vuelta. Con un Manasa manejando los hilos ya sea con las manos o con los pies y un pack de forwards sometedor, CUBA fue decayendo lentamente en su rendimiento. Y para colmo de males, sobre el cierre de la primera mitad, Horacio Agulla, con toda la astucia y velocidad de un Puma, se cortó en velocidad por el centro de la cancha para cederle la pelota a Santi Fernández, que no tuvo más que correr y apoyar. Hindú estiraba ventajas; CUBA se quedaba con uno menos por la amarilla a Acuña. Manasa acertó un penal de frente a los palos para sellar las cifras 15-3 con las que se fueron al vestuario.

Siguió con esa iniciativa Universitario en el arranque del segundo tiempo. Tanta que de un scrum a cinco yardas, el pack forzó el try penal que achicó el resultado. Pero Hindú es Hindú. El campeón es el campeón y tan solo necesitó de ese golpe de efecto para encasillar rápidamente las cosas. Si bien CUBA, envalentonado, siguió intentando, no pudo contra la sólida defensa de Hindú, que tackleó a destajo y se mostró sin fisuras. Y cuando promediaba la segunda etapa, una buena jugada de fases continuadas encontró a Manasa con la pelota en su poder, que con un gran pase largo y abierto, asistió a Liberato. El octavo apoyó y festejó de cara a su tribuna. El marcador se elevó a un 22-10 que ya no sufrió alteraciones. Las imprecisiones de CUBA y el oportunismo de Hindú fueron la clave y el bastión en el cual se consolidaron el triunfo y el pase a la final para los de Torcuato.

No la tuvo fácil Hindú. CUBA fue un duro escollo, que dejó la vida en la cancha y demostró que llegó a la semifinal por mérito propio. Pero pagó caro su inexperiencia. En eso sacó pecho Hindú, asumió su papel de campeón y ahora buscará repetir el próximo sábado, otra vez frente a Alumni, para conseguir el cuarto título de su historia.
 
Hindú: Horacio Agulla; Belisario Agulla, Hernán Senillosa, Santiago Fernández y Francisco Díaz Bonilla; Juan Fernández Miranda (c) y Francisco Fernández Miranda; Diego Liberato, Esteban Durand y Nicolás Grille; Alejandro Castelli y Patricio Solano; Lucas Toro, Andrés Lo Bianco y Mariano De La Fuente.
Suplentes: Martín Cayupi, Leonardo Pesente, Iván Perok, Gonzalo Delguy, Lucas Camacho, Santiago Senillosa y Gonzalo Feijoó
Entrenadores: Jorge Pulido, Gonzalo Pulido y Maximiliano Martínez.
Cambio: ST 13’, Augusto Faraone por Lo Bianco.
 
CUBA: Felipe Gutiérrez O’Farrell; Martín Urdapilleta, Agustín Martínez Mosquera, Benjamín Urdapilleta y Agustín Dorado; Agustín Ezcurra y Marcos Beresiartu; Pablo Acuña, Santiago Chiappe y Tomás De Pablos; Felipe Aranguren y Santiago Acevedo; Alejandro Mato, Juan Cortelezzi y Gonzalo Begino (c).
Suplentes: Alejandro Quadri, Martín Lanusse, Lucas Recondo, Sebastián Médica, Manuel Mare, Martín Benítez Cruz y Federico Bosch.
Entrenadores: Fernando Díaz Alberdi y Carlos Benítez Cruz.
Cambio: ST 17’, Santiago Tsin por Cortelezzi.
 
Tantos en el Primer Tiempo: 1’, Drop de B. Urdapilleta (C); 4’, gol de J. Fernández Miranda por try de Toro (H); 35’, try de S. Fernández (H), y 41’, penal de J. Fernández Miranda (H).
Amonestado: 38’ Acuña (C).
 
Tantos en el Segundo Tiempo: 8’, gol de B. Urdapilleta por try penal (C), y 19’, gol de J. Fernández Miranda por try de Liberato (H).
Amonestado: 37’ Solano (H).


La Figura: Juan Fernández Miranda. La experiencia para manejar los hilos en un partido de estas características y el criterio a la hora de armar y distribuir juego. Manasa fue la voz de mando de su equipo y el estratega dentro de la cancha para conducir a Hindú a una nueva final en busca del bicampeonato.


El Rival: Gonzalo Begino. Símbolo de la entrega y la lucha, el capitán de CUBA fue siempre para adelante dejando todo en cada jugada. Sus lágrimas sobre el final se erigieron como la imagen del esfuerzo y las ganas de que la historia hubiera sido otra.


 
Cancha: Ferro Carril Oeste.
Arbitro: Leonardo Borghi.
Jueces de Touch: Hernán Filomena y Ariel Guillén.
 
Por Ignacio Mango
aplenorugby@gmail.com
 

Otras Noticias