URBA / Notas
De la mano de Santi Álvarez y Nacho Almela, el CASI pasó un durísimo examen en cancha del SIC, festejó uno de los triunfos más lindos del año y se mantiene arriba. La producción de sus jugadores, al detalle.

1 – Martín Brousson: experiencia y chapa para tirársela al pibe Bello del otro lado e inclinar levemente la balanza del scrum a partir del complemento. Salió extenuado y ovacionado cuando aún no estaba nada definido.

2 – Mathias Pérez Güimil: manejo el line con algunas buenas y otras no tanto ya que el SIC la peleó mucho en la hilera. Activo y participativo, volvió a la titularidad para este partido se sabe por qué.


3 – Martín Sabatté: el mejorcito de los tres de adelante. Lucho palmo a palmo con uno de los dos Piccinini en el fijo, y se lo vio involucrado en varias situaciones de juego suelto como en una acción que recibió un off-load de Nacho Almela.

4 – Ignacio Larrague: una tromba para ganar metros, poner a los suyos adelante y voltear muñecos a mansalva con su poder de tracción. Buscado siempre en la hilera, se ofreció como garantía. Uno de los puntos altos.

5 – Pablo Collarini:
gladiador de la pelea y del fragor de la lucha. Laburo a destajo y en silencio para hacerse su nombre. El Turco dejó el alma y el corazón en cada pelota. Correcto en cada situación de juego.

6 – Felipe Muslera:
la voz de mando que ayuda a los jóvenes tanto en la segunda como tercera línea. Jugó calmado, sereno y con las pulsaciones a mil como acostumbra. Fue el hombre tackle.

7 – Manuel Cagliani: al podio de los mejores del partido. Humildad y sacrificio, los valores del Coreano para bancar la parada. El primero siempre en llegar a cada reagrupamiento y propiciar la salida limpia de la pelota o su recuperación.

8 – Benito Paolucci: le costó comandar el scrum al principio y, al momento de hacerlo, un golpazo en el hombro lo dejó tambaleante. Intentó seguir unos minutos más, aunque el dolor se volvió insoportable y no llegó a terminar el primer tiempo.

9 – Tomás Descalzo: bicho, vivo, escurridizo y atrevido. Enfrente tuvo a dos emblemas en la materia medio-scrum como Santi Méndez y el Negro Alcácer y dio cátedra sin ponerse nervioso. Conducción, definición y un try como mandan los libros.


10 – Ignacio Almela Udry: jugó como lo que es, un hincha. Empilchado con sus colores del alma desde que llegó a la cancha, se puso el equipo al hombro en el segundo tiempo. Pensó, decidió y ejecutó con maestría.

11 – Nicolás Cotella:
un tanto contenido y sin poder aprovechar su velocidad. Le costó asociarse y entrar en acción. Sin embargo, se mostró voluntarioso y fue un puntal a la hora de defender.

12 – Bruno Devoto (cap): buscó perforar por el centro de la cancha gracias a su potencia y determinación. No se dio en algunas oportunidades, pero en el juego de manos fue uno de los más criteriosos.

13 – Jerónimo Pandelo:
chiquito con mucha polenta. Uno de los que más percutió y quebró marcas rivales. Realizó un buen tándem con su compañero de zaga. Un golpe lo dejó sin poder finalizar el partido.

14 – Franco Fasano: eterno, lúcido. Un par de corridas por su punta encendieron la ilusión. Merodeó varias veces el in-goal del SIC, pero se quedó con las ganas. Aceptable nivel hasta que, lastimado, le dejó su lugar al héroe de la jornada.

15 – Tobías Casaurang: inquieto y activo en los primeros minutos con el uso del pie y la búsqueda de los kicks al fondo. Se apagó con el correr de los minutos, pero siempre fue una amenaza latente.

16 – Pedro Gómez Carrillo: oxígeno para la cansada primera línea. Buena opción de cambio siempre. Muchas ganas y firme en el scrum.

17 – Rufino Jurado: el pibe sigue haciendo sus primeras armas y, luego de un par de partidos como titular, le cedió el lugar a Pérez Güimil para aprender mirando. Entró en un momento caliente y se la bancó como un duque.

18 – Juan Ignacio Nieto Sánchez: otro de los jóvenes que, si bien lleva más rodaje, viene asomando. En la Inter hizo un gran partido y un gran desgaste. En Primera, entró faltando poco para aguantar lo que se venga.

19 – Facundo Arocena: el primero en ingresar por el lastimado Paolucci. Una fiera para tacklear y acoplarse. Fue suplente fresco y demostró entereza. Su enrulada cabellera no pasó desapercibida.

20 – Mariano Repetto: la rueda de auxilio necesaria para una tercera línea que dejó todo y no daba más. Tackleó, mostró presencia y no se achicó. 



21 – Santiago Álvarez Fourcade: qué decir del
Man of the Match. En media hora hizo un desparpajo y le desacomodó las ideas al SIC. Try a pura astucia primero, y definición por una punta después.

22 – Tomás Thomann: zurdito con pasta de crack, en el partido de la Inter, más allá del resultado adverso sobre el final, manejó los hilos y embocó todo a los palos. Su hermano Fede confía siempre en él. A la cancha sobre el cierre para aportar chispazos. 



Por Ignacio Mango (@nachomango)
Fotos: Daniel Salvatori
Para www.aplenorugby.com.ar
Otras Noticias