URBA / Ping Pong
“Mi diente quedó enterrado en Twickenham”
Santiago Gómez Cora, capitán de los Pumas Seven, accedió a un divertido Ping Pong propuesto por A Pleno Rugby, y habló de todas las anécdotas, vivencias e intimidades de Los Pumas Seven. Imperdible.

-¿Qué significa el rugby para vos?
-Significa estar con amigos, pasar un buen momento, jugar y compartir la vida con ellos.

-Santi, contá alguna anécdota divertida de algún viaje con el seleccionado de Seven.
-Muchas anécdotas pierden valor por el contexto cuando uno las cuenta en frío, pero voy a contar una. Ha pasado varias veces que, obviamente sin dar nombres, jugadores que están muy metidos antes de un partido y cuando hacemos el círculo para entrar a la cancha en el túnel, los ves descalzos. Terminando la arenga los ves en medias y sin los botines, y cuando le preguntamos, dijo uhhh!!! Me los olvidé y fue corriendo a buscarlos. Nosotros ya estábamos en la cancha y tuvo que entrar un suplente porque ahí no te esperan y hasta que fue al vestuario a ponerse los botines ya había empezado el partido. Esta es una anécdota entre otras, como el olvido de las camisetas en el hotel.

-Ahora, decí alguna anécdota que te haya sucedido en un partido del Seven World Series.
-Estábamos jugando contra Nueva Zelanda en Twickenham (Inglaterra) y yo estaba en un ruck, cuando me pegaron una trompada en la boca y me bajaron una paleta. La empecé a buscar por el pasto, faltaba un minuto para que termine el partido y perdíamos por tres puntos. Teníamos un scrum a favor y era la última pelota del partido, yo no me formé porque estaba buscando mi diente y el árbitro no paraba el partido.

Yo seguía buscando y Nicolás Fernández Lobbe, que era el capitán, me preguntó que hacía y le respondí que buscaba mi diente. Me dijo que me parara que era la última jugada del partido, me paré con mucho dolor en la boca y fui a la punta. Terminó el partido, perdimos y nunca pude encontrar mi diente porque después arrancó el siguiente partido. La cosa es que perdí mi paleta enterrada en Twickenham.

 

-¿Cuál de todos los lugares que conociste con el Seven te impactó más?
-Lo que más me sorprendió culturalmente fue Shangai porque, sin dudas, es un lugar totalmente distinto. La gente, la forma de pensar, lo ves en la arquitectura también. Y por otro lado, en Dubai ves lo que es el dinero, lo que se puede armar con plata.

-¿En qué sede del Circuito de Seven se ve más colorido en las tribunas?
-Donde hay más colorido es en Wellington (Nueva Zelanda), que es un lugar donde son muy fanáticos del rugby y es muy emocionante jugar ahí.

-¿Quién es el más bagallero del seleccionado argentino de seven?
-El Burro Bruzzone, sin dudas, creo que es un alto bagallero. (Risas)

Por Gustavo Severo
Fotos: A Pleno Rugby
aplenorugby@gmail.com

Relacionados:

Otras Noticias